martes, 31 de mayo de 2016

ESPIAS DESDE EL CIELO (EYE IN THE SKY) -2015-

Quizá estemos ante la película que mejor ha reflejado hasta ahora la guerra moderna con drones, un tipo de contienda que podría parecer más aséptica e impersonal pero el film que nos ocupa demuestra que no es así. 


LOS AMERICANOS IMPASIBLES Y LA FALACIA DE LOS DATOS 


Calificación: 3`5/5 


Graham Greene, el gran escritor británico lo ilustró de manera insuperable en su novela de 1955, El americano impasible, que contó con dos adaptaciones cinematográficas: la primera, dirigida por Joseph L. Mankiewicz en 1958, y la segunda, en 2002, dirigida por Phillip Noyce y protagonizada por Michael Caine y Brendan Fraser. En ella, reflexionaba, entre diversos temas, sobre la cosmovisión estadounidense respecto al bien y el mal. Los anglosajones, al menos como estereotipo, creen tener más clara la diferencia entre ambos conceptos y les cuesta horrores aceptar que ellos o su gobierno puedan representar el mal. Una parte importante de su narrativa artística gira alrededor de la elección entre ambos conceptos…basta con recordar la literatura fantástica o el universo de los comics. Sin embargo, en la descreída Europa, antes de la globalización ética que sufrimos, siempre nos interesó bastante más la lucha entre las diferentes ideas que existen sobre lo que es el bien. Por ello, necesitamos menos coartadas morales o intelectuales cuando practicamos el mal. Por su parte, los estadounidenses tienen tan claro lo que es el mal y que es horrible practicarlo que necesitan creer que todo lo que hacen es, en sentido absoluto, positivo. Es decir, que cuando hacen algo malo, siempre es por un bien más absoluto o para evitar un mal mayor. Por ello, cuando invaden un país nunca pueden decir a los votantes que es para tener materias primas más baratas o mantener su posición geopolítica. Siempre es por la LIBERTAD ¿La libertad de quién? Desde luego no la del pueblo invadido. Obviamente, no es cosa sólo de los gobiernos, sino de los ciudadanos también. Para ahondar más en ello, recomiendo la lectura del libro “La sonrisa americana” de Xavier Mas de Xaxas, corresponsal de La Vanguardia en Estados Unidos en el fascinante periodo 1996-2002.

 Y este tema fundamental para entender la idiosincrasia del país más poderoso del mundo, vuelve a ser uno de los asuntos principales de este film absorbente que consigue mantener el interés, casi sin desmayos narrativos, de un relato contado en tiempo (prácticamente) real y con un único conflicto dramático que va mutando a lo largo del relato. Solo la diversidad de lugares rompe, la triple unidad de tiempo-espacio-conflicto por el que abogan los autores clásicos.

Quizá estemos ante la película que mejor ha reflejado hasta ahora la guerra moderna con drones, un tipo de contienda que podría parecer más aséptica e impersonal pero el film que nos ocupa demuestra que no es así.

El director sudafricano Hood, ayudado por un vigoroso guión y unas notables interpretaciones, demuestra de nuevo su pulso para las historias de fuerte contenido moral (Tsotsi, Expediente Anwar) alejadas del cine alimenticio que le ha tocado hacer en otras ocasiones. Porque el conflicto presentado es tan obvio como potente y universal. De hecho, parece de esos que se plantean en una clase de secundaria. Es decir, ¿hacer algo terrible para evitar un posible mal mayor o mantenerse firme en los principios a sabiendas que puede ser peor?

Por otro lado, el film refleja excelentemente los protocolos de seguridad para evitar que un loco ordene una masacre irracional pero también muestra que, aunque estos protocolos son un avance positivo, tampoco son la panacea porque las decisiones consensuadas dependen de datos que pueden ser manipulados o se puede presionar al experto en obtenerlos para que su veredicto sea más favorable a los intereses de su superior, en este caso una excelente Helen Mirren a la que te crees perfectamente en un rol que no parecía pensado para ella.


FICHA ARTÍSTICA Y SINOPSIS 

Estados Unidos, 2015.- 102 minutos.- Director: Gavin Hood.- Intérpretes: Helen Mirren, Alan Rickman, Aaron Paul, Barkhad Abdi, Iain Glen, Phoebe Fox, Carl Beukes, Richard McCabe, Tyrone Keogh, Babou Ceesay, James Alexander, Lex King, Daniel Fox, John Heffernan, Luke Tyler, Jeremy Northam.- THRILLER BELICO DE SUSPENSE.- La coronel Katherine Powell, una oficial de la inteligencia militar británica, lidera una operación secreta para capturar a un grupo de terroristas en Nairobi, Kenia. Cuando se da cuenta que los terroristas están en una misión suicida, ella debe cambiar sus planes de 'capturar' por 'matar'. El piloto estadounidense de drones Steve Watts recibe la orden de destruir el refugio donde se hallan los terroristas, pero una niña de nueve años ingresa en la zona donde podría ser herida.

martes, 24 de mayo de 2016

LA BRUJA (THE WITCH) -2015-

NO ES UN FILM DE MIEDO SINO SOBRE EL MIEDO


Calificación: 3/5 


Es una película sobre el miedo, sobre la cerrazón fanática ante lo que no entendemos, la cobardía disfrazada de fortaleza y la autoridad no merecida. Todo eso está muy bien y lo valoro. Pero hasta el tramo final, la película me interesa medianamente y me parece que resulta forzada por momentos. Evidentemente estamos ante una opera prima por lo cual el director muestra defectos y virtudes y el tiempo nos dirá si en su carrera predominarán los primeros o los segundos. 


Los que busquen un film de terror se sentirán estafados ya que no es que sea una buena o mala muestra del género, es que directamente pertenece a otras coordenadas temáticas y genéricas. Esta cinta gustará más o menos (yo me decanto más hacia la segunda opción, al menos en un primer visionado) pero no se le puede negar personalidad propia.

 En mi caso personal, el mayor hándicap fue que me costó horrores entrar en la historia y en pocas ocasiones me atrapó la pretendida atmósfera opresiva y malsana. Pienso que las soluciones narrativas y de montaje por las que se opta en gran parte de las escenas no es la adecuada para que el tipo de espectador que yo soy se deje llevar por este viaje. Las escenas y secuencias acaban con planos muy breves que raramente me llegan a inquietar. Además, la película da la sensación (buscada, como todo en el film, porque uno está viendo que siempre hay una intención en el narrador, nada se deja al azar o la improvisación) de no avanzar, de dar vueltas sobre sí misma en perfecta correlación con la peripecia que vive la familia. Este grupo humano vive una de las grandes tragedias que le pueden acaecer a nuestra especie: ser incapaz de superar una situación de crisis porque las habilidades psicológicas, físicas y morales con las que cuentan son insuficientes. Lo desconocido actúa sobre ellos, los manipula, juega con saña…rompe su fe y esperanza hasta que consigue que cada uno busque el enemigo en lo más cercano.

La cinta en consecuencia da una visión novedosa y muy interesante de las estrategias de la brujería y, por tanto y al mismo tiempo, una perspectiva diferente sobre el tema: más cómo una liberación voluntaria y consciente de una vida opresiva y empequeñecedora tras una experiencia clarividente que como una forzada quebrazón de la voluntad. Por supuesto, las mejores cintas de género son aquellas que usan sus constantes de forma metáforica para reflexionar sobre el presente. Y el tema del miedo al y a lo diferente está tan presente en la sociedad americana desde el 11 de Septiembre de 2001 que estamos cerca de que un tipo muy peligroso llegue al despacho oval de la Casa Blanca…y no de visita precisamente.

Por eso es una película sobre el miedo, sobre la cerrazón fanática ante lo que no entendemos, la cobardía disfrazada de fortaleza y la autoridad no merecida. Todo eso está muy bien y lo valoro. Pero hasta el tramo final, la película me interesa medianamente y me parece que resulta forzada por momentos. Evidentemente estamos ante una opera prima por lo cual el director muestra defectos y virtudes y el tiempo nos dirá si en su carrera predominarán los primeros o los segundos.

He de reconocerles que cuando salí del cine sabía que estaba ante una peli polémica que despertará odios y amores…y que no tenía nada claro que decir sobre ella. Tampoco ahora, pero han pasado unos días y quería dar mi opinión sobre la misma. Véanla y juzguen por sí mismos.

 FICHA ARTÍSTICA Y SINOPSIS 

Estados Unidos, 2016.- 92 minutos.- Director: Robert Eggers.- Intérpretes: Anya Taylor-Joy, Ralph Ineson, Kate Dickie, Harvey Scrimshaw, Lucas Dawson, Ellie Grainger, Julian Richings, Bathsheba Garnett, Sarah Stephens, Jeff Smith.- DRAMA FANTASTICO PSICOLOGICO MISTICO .- Nueva Inglaterra, 1630. Un matrimonio de colonos cristianos, con cinco hijos, vive cerca de un bosque que, según las creencias populares, está dominado por el mal. Cuando el hijo recién nacido desaparece y los cultivos no crecen, los miembros de la familia se rebelan los unos contra los otros: un mal sobrenatural les acecha en el bosque cercano.

jueves, 19 de mayo de 2016

LA VENGANZA DE JANE (JANE GOT A GUN) -2016-

LAS MANIOBRAS DE CONFUSIÓN DEL PODER EN CLAVE DE WESTERN MINIMALISTA


CALIFICACIÓN: 3/5

La cinta nos acerca a un presente que no podemos interpretar en su totalidad hasta que conozcamos la información que nos es revelada en los sucesivos flashbacks que arrojan luz sobre el pasado del cuarteto protagonista. Lo mismo le pasa al personaje al que da vida un Joel Edgerton cada vez más interesante. Este australiano ha conseguido que superemos las pesadillas que nos causó su encarnación de un faraón metrosexual y bastante cani en 'Exodus', gracias a sus posteriores trabajos tanto como actor, como guionista y director en la recomendable 'The gift'.




 El nuevo film del siempre interesante Gavin O'Connor (uno de los pocos directores que se atreve a construir una carrera completa a través de guiones originales, algo totalmente suicida en una industria que esencialmente recicla productos anteriores de otras disciplinas aprovechando su marketing gratuito previo) es un western pequeño y minimalista en producción y formas, pero francamente incisivo en su subtexto, narrativa y potencia dramática.

La cinta nos acerca a un presente que no podemos interpretar en su totalidad hasta que conozcamos la información que nos es revelada en los sucesivos flashbacks que arrojan luz sobre el pasado del cuarteto protagonista. Lo mismo le pasa al personaje al que da vida un Joel Edgerton cada vez más interesante. Este australiano ha conseguido que superemos las pesadillas que nos causó su encarnación de un faraón metrosexual y bastante cani en 'Exodus', gracias a sus posteriores trabajos tanto como actor, como guionista y director en la recomendable 'The gift'.

Aquí también colabora en un guión que reflexiona sobre un tema universal, atemporal y cada vez menos abordado en la adocenada y complaciente creación artística actual: las maniobras de confusión del poder para conseguir que los miserables se enfrenten entre ellos y no se unan para luchar contra su verdadero enemigo: el que está por encima de ellos explotándolos y jugando al ajedrez con sus vidas.

Hablando en términos estrictamente cinematográficos, es cierto que a la peli le cuesta arrancar y sólo es a mitad de la proyección cuando se pone realmente interesante. Pero la segunda mitad es notable, no pierde el tiempo en enfrentamientos físicos eternos y deja bien clara su tesis sin hacerlo de manera evidente.

La producción es humilde pero adecuada a lo que se está contando (recordando a westerns crepusculares como el que dirigió Peter Fonda en 1971, 'Hombres sin fronteras') y las interpretaciones son notables.

En definitiva, los amantes del western moderno pueden disfrutarla y los coleccionistas de miniaturas cinematográficas pueden añadirla a su colección. El gran público puede darle una oportunidad, ya que es mejor opción que otras “cosas” que hay en cartelera.

FICHA ARTÍSTICA Y SINOPSIS 

Jane got a gun.- Estados Unidos, 2016.- 98 minutos.- Director: Gavin O'Connor.- Intérpretes: Natalie Portman, Joel Edgerton, Ewan McGregor, Rodrigo Santoro, Noah Emmerich, Boyd Holbrook- WESTERN. La joven Jane está casada con uno de los tipos más peligrosos del Oeste. Un día su marido regresa a casa con 8 heridas de bala. La banda del cruel Bishop lo ha acribillado. Sobrevive, pero sabe que es cuestión de tiempo que Bishop y sus chicos vengan a rematar la faena. Jane decidirá no esperar a que venga e ir directamente a por ellos. Con la ayuda de un enemigo acérrimo de su marido, un hombre enamorado de ella, Jane irá a enfrentarse la banda de delincuentes.

martes, 10 de mayo de 2016

TRUMBO: LA LISTA NEGRA DE HOLLYWOOD (2015)

La labor del director no es deleznable ni mucho menos, ni molesta ni se hace notar pero tampoco aporta una personalidad propia. Lo mismo le pasa al guión, salvo en dos líneas argumentales extra-cinematográficas. Eso sí, el reparto está excelente. 


LAS FALACIAS SOBRE LA LIBERTAD Y LAS BONDADES DEL PUEBLO LLANO


Calificación: 3/5 



Un biopic interesante, competentemente producido, con aristas inesperadas y excelentes interpretaciones pero decididamente carente de la brillantez que requería un proyecto fascinante como éste. Muchas reseñas achacan al director la responsabilidad de esta cierta insastifacción pero yo tampoco dejaría de lado un guion con episodios esquemáticos y simplones y que decae mediada la proyección.

 Resultaba sorprendente descubrir la persona que se encontraba al frente de este proyecto poco usual en el cine actual. Jay Roach había centrado su carrera en comedias comerciales de bajos vuelos y no parecía el director más adecuado para contar esta parte oscura de la historia de Estados Unidos. Si bien es cierto que había dirigido dos telefilms de corte político Recuento, sobre el polémico desenlace de las elecciones de 2000 entre Bush y Gore, y The game change, centrada en la campaña que los republicanos Palin-McCain perdieron contra Obama, no parecía el capitán más adecuado para este barco. A pesar de ello, parece haberle cogido el gusto a este tipo de cine, que ya practicó en forma de comedia en En campaña todo vale, ya que acaba de rodar, de nuevo junto a Craston la biografía de Lyndon Johnson, el presidente que sucedió al asesinado JFK.

Su trabajo no es deleznable ni mucho menos y como, los buenos árbitros, ni molesta ni se hace notar pero tampoco aporta una personalidad propia. Lo mismo le pasa al guión, salvo en dos líneas argumentales extra-cinematográficas:

1) La estancia en la cárcel de Trumbo en la que este sufre un baño de realidad y descubre que algunos oprimidos de la tierra están tan adocenados que quizá no valga la pena luchar tanto por ellos como él pensaba

2) La aplicación de métodos casi stalinistas en la organización del trabajo en su familia para luchar contra la persecución, que no casan muy bien con su defensa a ultranza de la libertad.

 Junto a estas tramas, encontramos grandes momentos como aquél en el que Trumbo le explica a su hija en que consiste el comunismo, todas las apariciones del mejor personaje de la cinta (el gran director y provocador Otto Preminger) y ,por supuesto, el enfrentamiento verbal y casi físico entre John Wayne y el protagonista, que ejemplifica muy bien las dos Américas y el uso torticero de la palabra libertad en la no tan libre América.

 En definitiva, un film atractivo, especialmente, para cinéfilos clásicos que no olvida el humor pero que no explota todas  las posibilidades de la historia.

FICHA ARTÍSTICA Y SINOPSIS 

Estados Unidos, 2015.- 124 minutos.- Director: Jay Roach.- Intérpretes: Bryan Cranston, Diane Lane, Helen Mirren, John Goodman, Elle Fanning, Louis C.K., Michael Stuhlbarg, David James Elliott, Roger Bart.- DRAMA HISTORICO.- En los años 40, Dalton Trumbo, el guionista mejor pagado de Hollywood, disfruta de sus exitos. Pero entonces comienza la caza de brujas: la Comisión de Actividades Antiamericanas inicia una campaña anticomunista. Trumbo, uno de los llamados "10 de Hollywood", entra en la lista negra por sus ideas políticas. Biopic del famoso guionista Dalton Trumbo (“Espartaco” o “Vacaciones en Roma”) que tuvo que escribir bajo pseudónimo tras ser acusado de comunista.

martes, 3 de mayo de 2016

EL HEROE DE BERLIN –RACE- (2016)

El film presenta al menos cuatro líneas argumentales más aparte de la principal sobre la lucha contra el racismo que recuperan una de las virtudes de ese cine convencional pero efectivo de los 80 al que recuerda: la trama no se centra opresivamente en un solo tema sino que deja aire para otros asuntos. 


CONVENCIONAL PERO CON CARGAS DE PROFUNDIDAD 


Calificación: 2,5/5 



Parece una película de otro tiempo y transita durante parte de su metraje por los trillados derroteros del biopic más académico, pero, afortunadamente, el guion dedica parte de sus páginas a temas colaterales a la biografía de Owens, tanto o más atractivos que la lucha del protagonista contra los prejuicios raciales a ambos lados del Atlántico. Porque, es verdad que una de las cosas que más sorprende del nuevo film del veterano y nunca brillante pero tampoco deleznable Hopkins (Volar por los aires, Los demonios de la noche, Bajo sospecha y Llamame Peter –otro biopic, en este caso de Peter Sellers) es el tono crítico con el racismo inherente a la sociedad americana, llegándose casi a equiparar el trato recibido por los no blancos durante la historia americana y en la Alemania nazi, llegando a afirmar el personaje de Owens: “En realidad, no hay tanta diferencia”. Todo ello se explica porque aunque, una parte importante del equipo es estadounidense, la producción no lo es.

Pero no es menos cierto que el film presenta al menos cuatro líneas argumentales más que recupera una de las virtudes de ese cine convencional pero efectivo de los 80 al que recuerda: la trama no se centra opresivamente en un solo tema sino que deja aire para otros asuntos. A saber:

 1) La vida sentimental de Owens que no se suele tratar en pelis sobre el racismo donde los personajes parecen asexuados.

2) La vibrante amistad que surgió entre Owens y su competidor alemán en salto de longitud que le supuso a éste ser ninguneado y enviado al frente como represalia del régimen nazi

3) Los tejemanejes de algunos miembros del comité olímpico americano al aceptar sobornos a cambio de ignorar la petición de boicot de parte del pueblo americano a los juegos nazis.

4) La lucha de la cineasta Leni Riefenstahl (magníficamente interpretada por Carice Van Houten, la inolvidable protagonista de El libro negro de Verhoeven) con el ministro de propaganda nazi, Goebbels para conseguir realizar el documental sobre los juegos (Olimpia) que ella quería.

5) Todo ello enriquece el film y demuestra que la obsesión actual por la esencialidad en los guiones no funciona para todas las historias. El primer tercio del film nos introduce a la perfección en los personajes y la historia, sin prisa pero sin pausa, fluyendo perfectamente.

Es cierto, que mediada la proyección, el bache narrativo es importante y parece casi definitivo. Afortunadamente, la peli llega a Berlin y crece ante nuestros ojos. La recreación de aquella histórica olimpiada es impecable y emocionante. Quizá le cuesta algo llegar al desenlace, pero la sensación final es la de estar en el hogar dulce hogar del cine disfrutable.

 FICHA ARTÍSTICA Y SINOPSIS 

Canadá-Francia-Alemania, 2016.- 106 minutos.- Director: Stephen Hopkins.- Intérpretes: Stephan James, Jason Sudeikis, William Hurt, Jeremy Irons, Carice van Houten, Amanda Crew.- DRAMA HISTORICO.- Narra la historia del mítico atleta Jesse Owens, el coloso de la velocidad que saltó a la fama en los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936, cuando dejó al mundo boquiabierto con sus espectaculares marcas que echaron por tierra la teoría de Hitler sobre la supremacía de la raza aria