jueves, 19 de mayo de 2016

LA VENGANZA DE JANE (JANE GOT A GUN) -2016-

LAS MANIOBRAS DE CONFUSIÓN DEL PODER EN CLAVE DE WESTERN MINIMALISTA


CALIFICACIÓN: 3/5

La cinta nos acerca a un presente que no podemos interpretar en su totalidad hasta que conozcamos la información que nos es revelada en los sucesivos flashbacks que arrojan luz sobre el pasado del cuarteto protagonista. Lo mismo le pasa al personaje al que da vida un Joel Edgerton cada vez más interesante. Este australiano ha conseguido que superemos las pesadillas que nos causó su encarnación de un faraón metrosexual y bastante cani en 'Exodus', gracias a sus posteriores trabajos tanto como actor, como guionista y director en la recomendable 'The gift'.




 El nuevo film del siempre interesante Gavin O'Connor (uno de los pocos directores que se atreve a construir una carrera completa a través de guiones originales, algo totalmente suicida en una industria que esencialmente recicla productos anteriores de otras disciplinas aprovechando su marketing gratuito previo) es un western pequeño y minimalista en producción y formas, pero francamente incisivo en su subtexto, narrativa y potencia dramática.

La cinta nos acerca a un presente que no podemos interpretar en su totalidad hasta que conozcamos la información que nos es revelada en los sucesivos flashbacks que arrojan luz sobre el pasado del cuarteto protagonista. Lo mismo le pasa al personaje al que da vida un Joel Edgerton cada vez más interesante. Este australiano ha conseguido que superemos las pesadillas que nos causó su encarnación de un faraón metrosexual y bastante cani en 'Exodus', gracias a sus posteriores trabajos tanto como actor, como guionista y director en la recomendable 'The gift'.

Aquí también colabora en un guión que reflexiona sobre un tema universal, atemporal y cada vez menos abordado en la adocenada y complaciente creación artística actual: las maniobras de confusión del poder para conseguir que los miserables se enfrenten entre ellos y no se unan para luchar contra su verdadero enemigo: el que está por encima de ellos explotándolos y jugando al ajedrez con sus vidas.

Hablando en términos estrictamente cinematográficos, es cierto que a la peli le cuesta arrancar y sólo es a mitad de la proyección cuando se pone realmente interesante. Pero la segunda mitad es notable, no pierde el tiempo en enfrentamientos físicos eternos y deja bien clara su tesis sin hacerlo de manera evidente.

La producción es humilde pero adecuada a lo que se está contando (recordando a westerns crepusculares como el que dirigió Peter Fonda en 1971, 'Hombres sin fronteras') y las interpretaciones son notables.

En definitiva, los amantes del western moderno pueden disfrutarla y los coleccionistas de miniaturas cinematográficas pueden añadirla a su colección. El gran público puede darle una oportunidad, ya que es mejor opción que otras “cosas” que hay en cartelera.

FICHA ARTÍSTICA Y SINOPSIS 

Jane got a gun.- Estados Unidos, 2016.- 98 minutos.- Director: Gavin O'Connor.- Intérpretes: Natalie Portman, Joel Edgerton, Ewan McGregor, Rodrigo Santoro, Noah Emmerich, Boyd Holbrook- WESTERN. La joven Jane está casada con uno de los tipos más peligrosos del Oeste. Un día su marido regresa a casa con 8 heridas de bala. La banda del cruel Bishop lo ha acribillado. Sobrevive, pero sabe que es cuestión de tiempo que Bishop y sus chicos vengan a rematar la faena. Jane decidirá no esperar a que venga e ir directamente a por ellos. Con la ayuda de un enemigo acérrimo de su marido, un hombre enamorado de ella, Jane irá a enfrentarse la banda de delincuentes.

2 comentarios:

Yago Paris dijo...

Muy buenas, camarotero,

Estoy completamente de acuerdo con lo que comentas acerca de la solvencia de la película (dentro de los márgenes del cine artesanal sin pretensiones). Me interesa la austeridad del presente, la aridez de las situaciones y los claroscuros de todos sus personajes.

Sin embargo, creo que el conjunto hubiera crecido si no estuviera tan pendiente de atar todos los cabos y dejarle todo absolutamente claro al público. ¿No crees que en realidad todos los flashbacks sobran? ¡Ay, el poder de la insinuación...! Además, el epílogo no me cuadra con todo lo propuesto anteriormente.

En líneas generales es una película decente, por encima de la media de lo que se estrena pero sin tampoco llegar a ser una imprescindible del año.

¡Gracias por tu aporte!

Yago Paris

Harold y Maude, seudonimo de Luis López Belda. dijo...

gracias Yago por tu reflexión. Y de acuerdo con lo de lo flashbacks, crean redundancia.

Un abrazo