lunes, 27 de julio de 2015

TERMINATOR GENESIS (TERMINATOR GENISYS) -2015-

Durante tramos de la película, el espectador veterano tendrá la sensación de que la película fluye sin dificultad como lo hacían en los años 80, edad de oro del cine de acción, persecuciones, peleas y explosiones. La cinta recupera el espíritu de aquella época en la que el componente fantástico se desarrollaba con naturalidad en entornos cotidianos. Las secuencias paradigmáticas al respecto (y mejor conseguidas) son las de la llegada a 1984 y la del Golden Gate de San Francisco en 2017. 


DIGNO PASARATOS VERANIEGO 

Calificación: 2/5



 Estados Unidos, 2015.- 116 minutos.- Director: Alan Taylor.- Intérpretes: Emilia Clarke, Arnold Schwarzenegger, Jason Clarke, Jai Courtney, J.K. Simmons,.- CIENCIA-FICCION.- Partiendo de la premisa de que esta secuela es absolutamente innecesaria a nivel cinematográfico y narrativo (y está por ver que lo haya sido en el plano económico ya que en Estados Unidos ha sido un relativo fracaso), es cierto que no se cumplen los peores presagios que augura el tráiler y el menú de acción, viajes en el tiempo, autoreferencias y la mezcla de nuevos y viejos rostros no se indigesta pero tampoco llega a fascinar.

Durante tramos de la película, el espectador veterano tendrá la sensación de que la película fluye sin dificultad como lo hacían en los años 80, edad de oro del cine de acción, persecuciones, peleas y explosiones. La cinta de Alan Taylor, que debutó hace casi 20 años con la interesante cinta indie Palookaville y que luego se centró en el medio televisivo con paradas en ilustres ejemplos como Mad men o Juego de tronos, recupera el espíritu de aquella época en la que el componente fantástico se desarrollaba con naturalidad en entornos cotidianos. Las secuencias paradigmáticas al respecto (y mejor conseguidas) son las de la llegada a 1984 y la del Golden Gate de San Francisco en 2017.

Ni me planteo si el guión tiene agujeros. Seguro que sí. De hecho, hay un diálogo autocosciente que se ríe de los argumentos retorcidos que incluyen la paradoja del viaje temporal. Además, como para bien o para mal no retengo, al cabo de unos pocos meses, los argumentos de las pelis, desconozco el grado de refrito de esta cinta con respecto a las precedentes. Sólo puedo decir que no me aburrí salvo en la larguísima secuencia final (típica de finales de los 80 y principios de los 90) y que me sorprendí interesado por las aventuras de un Schwarzenegger por partida doble, la chica de Juego de tronos y un J.K. Simmons en un papel en las antípodas del que le valió el Oscar por, ésta sí, imprescindible Whiplash.

Año 2032. La guerra del futuro se está librando y un grupo de rebeldes humanos tiene el sistema de inteligencia artificial Skynet contra las cuerdas. John Connor es el líder de la resistencia, y Kyle Reese es su fiel soldado, criado en las ruinas de una postapocalíptica California. Para salvaguardar el futuro, Connor envía a Reese a 1984 para salvar a su madre, Sarah de un Terminator programado para matarla con el fin de que no llegue a dar a luz a John. Pero lo que Reese encuentra en el otro lado no es como él esperaba...

lunes, 20 de julio de 2015

LO QUE HACEMOS EN LAS SOMBRAS (WHAT WE DO IN SHADOWS) -2014-


Una gran idea, muy bien escrita e interpretada pero flojamente ejecutada. Pero hay tantas ganas de que surjan nuevas pelis de culto para echarse unas risas que el target de público al que va dirigido y la crítica han sobredimensionado su calidad. Otro nuevo ejemplo de hype pero no tan exagerado como otros. 


GRANDES CHISTES NO MUY BIEN CONTADOS 

Calificación: 2,5/5 



Nueva Zelanda, 2014.- 86 minutos.- Director: Taika Waititi y Jemaine Clement.- Intérpretes: Jemaine Clement, Taika Waititi, Jonathan Brugh, Cori Gonzales-Macuer, Stu Rutherford, Ben Fransham.- COMEDIA.- A pesar de ser bastante menos valorada que el drama, la comedia siempre resulta mucho más difícil. Si lloramos y nos emocionamos con cosas semejantes, a cada uno le hacen gracia aspectos diferentes. Pero no sólo eso, en las artes audiovisuales, más importante que el texto cómico resulta la plasmación visual del gag y su visualización. ¿Cuántas veces hemos constatado que el mismo chiste hace más o menos gracia según quien lo cuente? Junto a la gracia intrínseca del ejecutante está lo que se conoce como tempo cómico. Se trata de medir con exactitud milimétrica cada uno de los componentes del gag para conseguir la mayor comicidad: inflexión de la voz, lenguaje corporal, pausas, disposición de los objetos en el plano. Esto se está perdiendo. Piensan que con un buen texto y notables interpretes la carcajada está asegurada. Y no. Si no se clava este tempo, la sensación que tenemos es que “nos quieren hacer reír” y por tanto, se pierde la naturalidad, la sensación de que “eso está pasando de verdad” y que, por ejemplo, la sorpresa que recibe el personaje objeto de la broma es real, auténtica, genuina.

Y es lo que le pasa a ésta, de todas formas, loable y divertida comedia neozelandesa, tan modesta como entrañable. Los actores son buenos y el libreto muy divertido pero la carcajada que se consigue suele ser más mental que física: no produce esa carcajada espontanea que es un gesto reflejo sino que un par de segundos después del chiste o del gag, nuestra mente nos dice: “Vaya, qué chiste más bueno, que ingenioso”.

Por supuesto que no ayuda el verla doblada (tampoco creo que sirviera en este caso la VO ya que no creo en el humor “leído”; sólo serviría un perfecto dominio del inglés) ni estar en una sala casi vacía (3 personas incluidos mi acompañante y yo) La risa se contagia y no era el caso. Tampoco, en mi opinión, ayuda el manido e innecesario recurso del mockumental que marca distancia más que otra cosa. Aún así una gran idea, muy bien escrita e interpretada pero flojamente ejecutada. Pero hay tantas ganas de que surjan nuevas pelis de culto para echarse unas risas que el target de público al que va dirigido y la crítica han sobredimensionado su calidad. Otro nuevo ejemplo de hype pero no tan exagerado como otros.



Viago, Deacon y Vladislav son tres vampiros que comparten piso en Nueva Zelanda. Hacen lo posible por adaptarse a la sociedad moderna: pagan el alquiler, se reparten las tareas domésticas e intentan que les inviten a entrar en los clubs. Una vida normal, salvo por una pequeña diferencia: son inmortales y tienen que alimentarse de sangre humana. Cuando su compañero del sótano, Petyr, convierte en vampiro a Nick, nuestros protagonistas deberán enseñarle como funciona todo en su recién estrenada vida eterna

miércoles, 15 de julio de 2015

ESPIAS (SPY) -2014-

Un pasable entretenimiento veraniego al que le hubiera venido pero que muy bien una generosa poda en la sala de montaje. La consecuencia es que el film está lleno de tiempos muertos y escenas prescindibles. Por tanto, la sonrisa (raramente la carcajada) aflora de manera intermitente y aunque no se puede decir que el tempo cómico de los gags sea un desastre tampoco estamos ante el éxito deseado.


HUMOR PRESCINDIBLE PERO NO VERGONZANTE

Calificación: 2/5



Estados Unidos, 2014.-  120 minutos.- Director: Paul Feig.- Intérpretes: Melissa McCarthy, Jason Statham, Rose Byrne, Jude Law, Morena Baccarin, Bobby Cannavale, Allison Janney, Nia Long, 50 Cent. COMEDIA.-  Un pasable entretenimiento veraniego al que le hubiera venido pero que muy bien una generosa poda en la sala de montaje. Raramente los grandes de la comedia se atrevieron a hacerlas de más de 90 minutos mientras que estos nuevos advenedizos como Feig se van a las dos horas por miedo a ofender al espectador que valora el cine al peso. La consecuencia es que el film está lleno de tiempos muertos y escenas prescindibles. Por tanto, la sonrisa (raramente la carcajada) aflora de manera intermitente y aunque no se puede decir que el tempo cómico de los gags sea un desastre tampoco estamos ante el éxito deseado.

Aunque no pertenezco al concurrido grupo de haters de McCarthy (y hasta me parece bonica… ya lo he dicho) hay que reconocer que le falta un hervor para llevar el peso protagonico, si bien es cierto que gran parte de su humor es de tipo verbal  y éste se pierde con el doblaje. Sin duda, el personaje más jugoso es el de Staham que se autoparodia de forma sangrante sin ningún pudor.

En definitiva, un pasaratos aceptable que conoce bien los resortes del cine de espías pero que no alcanza su objetivo de hacernos partir de risa. Vi esta peli como se debe ver, en una sesión concurrida del día del espectador, para intentar contagiarme del ambiente receptivo porque no soy de risa tan fácil como me gustaría…y me sorprendí al descubrir que yo era el que más se estaba riendo. Algo no funciona en este Espías si eso pasa.


Susan Cooper es una modesta y sedentaria analista de la CIA y la heroína olvidada de las misiones más peligrosas de la agencia. Pero cuando su compañero desaparece de la faz de la Tierra y otro agente se ve envuelto en problemas, Susan se presenta voluntaria como agente secreto para emprender una misión encubierta en la que se tendrá que infiltrar en el mundo de un sanguinario traficante de armas para evitar un desastre mundial.


martes, 7 de julio de 2015

TOMORROWLAND (2015)

El guión y el mensaje de este film lo hubiera petado hace 30 años pero, hoy en día, tras décadas de alimentar al lobo malo en la cultura popular (los que han visto la cinta saben a lo que me refiero y más adelante profundizaré en este aspecto), el público mayoritario prefiere ver cintas más oscuras al estilo Nolan o, directamente, basuras asépticas como Jurassic World.




UN FRACASO ECONÓMICO COHERENTE CON SU TESIS 

CALIFICACIÓN: 3/5 


Estados Unidos, 2015 - 130 minutos. - Director: Brad Bird.– Intérpretes: Britt Robertson, George Clooney, Raffey Cassidy, Hugh Laurie, Thomas Robinson, Tim McGraw.- CIENCIA FICCION.- Desbordante de imaginación visual, naif en el buen sentido de la palabra a la par que conscientemente a contracorriente de los gustos y modas actuales, el nuevo film de Bird ha pagado caro, a partes iguales, decirle al público lo que no quiere oír y no está de moda pero, también, un imposible compromiso entre mensaje crítico a nuestra cosmovisión, universo Disney y acción de cara a la galería.

El guión y el mensaje de este film lo hubiera petado hace 30 años pero, hoy en día, tras décadas de alimentar al lobo malo en la cultura popular (los que han visto la cinta saben a lo que me refiero y más adelante profundizaré en este aspecto), el público mayoritario prefiere ver cintas más oscuras al estilo Nolan o, directamente, basuras asépticas como Jurassic World.

Pero asistir a la proyección de esta maravilla visual es retrotraerse a los tiempos en los que uno se adentraba en el templo oscuro que, para el aficionado al séptimo arte, es la sala de cine y se dejaba llevar por una peripecia en la que todo era posible y nos sentíamos en la piel del protagonista en una lucha humanista contra las fuerzas de la sinrazón y la maldad. Las de verdad, no las de las sagas fantásticas de hombres con espadas y pieles. Las que controlan nuestro mundo, no los recreados sobre pantallas verdes. Efectivamente, Tomorrowland me entrega el cine fantástico y de ciencia-ficción que yo quiero ver sobre el lienzo cinematográfico: fantasía desbordante en un contexto absolutamente cotidiano. Prefiero una cinta fallida de este tipo que una mejor resuelta en universos que no me dicen nada. Por eso soy de los pocos que defienden a ultranza el Superman de Donner filmado en 1978.

 Es cierto que en el tercio final con los misterios ya desvelados decae bastante el interés, hecho al que colaboran unas escenas de acción rudimentarias y cobardes ya que pretenden enganchar a un perfil de público que llegado ese momento ya ha mandado la película a tomar viento hace tiempo. Sin embargo, la verbalización de la tesis del film en boca, como no de Hugh (Doctor House) Laurie, vuelve a elevar el termómetro de la emoción y del interés a la par que constata lo inevitable. Tras 25 años, desde El silencio de los corderos como referente más visible, de alimentar al lobo malo (una visión descreída y cínica del mundo), Hollywood, al servicio de un sistema capitalista perfeccionado que ha conseguido inocular el veneno de que otro mundo no es posible, no puede pretender que una cinta optimista a la par que crítica con ese postureo fatalista vaya a calar entre las nuevas generaciones. O simplemente, ha sido producida con el objetivo de confirmar lo que dan por hecho: este tipo de cine ya no interesa y su monumental fracaso económico así lo confirma.

 Unidos por el mismo destino, una adolescente inteligente y optimista llena de curiosidad científica y un antiguo niño prodigio inventor hastiado por las desilusiones se embarcan en una peligrosa misión para desenterrar los secretos de un enigmático lugar localizado en algún lugar del tiempo y el espacio conocido en la memoria colectiva como “Tomorrowland”, y así salvar a la Humanidad.

viernes, 3 de julio de 2015

PELICULAS OLVIDADAS (19): EL PRESTAMISTA -THE PAWNBROKER-

Disfrutar del gran secundario Rod Steiger (La ley del silencio, En el calor de la noche) en un portentoso papel principal. Admirar la artesanía de Sydney Lumet en un film de la era del jazz en Hollywood. Viajar por el tumultuoso Harlem de los años 60. Aplaudir la valentía de un guión con base literaria que se atreve a equiparar los abusos en los campos de concentración nazi con los que se realizan sobre los débiles (mujeres, inmigrantes, ancianos, niños) en la sociedad capitalista. Todas ellas son razones más que suficientes para verla.



Información sobre The Pawnbroker

 Año: 1964

 Director: Sydney Lumet

 Reparto: Rod SteigerGeraldine Fitzgerald Brock PetersJaime Sánchez 

Sinopsis: Un superviviente del exterminio judío regenta una tienda de préstamos en el neoyorquino barrio de Harlem. Los espeluznantes y dolorosos recuerdos del campo de exterminio dominan completamente su vida.

Premios: Berlín: Oso de Plata para la interpretación de Rod Steiger, también nominado al Oscar y al Globo de Oro.

Veredicto: Injustamente olvidada. Aunque no es un trago fácil de digerir (ni narrativa ni temáticamente) el esfuerzo vale la pena.





jueves, 2 de julio de 2015

PELICULAS OLVIDADAS (18): LIBERTAD CONDICIONAL -STRAIGHT TIME- (1978)

El magnífico guión de Alvin Sargent, uno de los grandes de los 70 que firmó también el excelente libreto de Spiderman 2. Las grandiosas interpretaciones de todo el reparto en el que podemos encontrarnos con unos jovencísimos Gary Busey, Theresa Rusell, Kathy Bates y el veterano y siempre bienvenido Harry Dean Stanton. La emoción y auntenticidad que desprende todo el film. Ver a uno de mis actores favoritos con pelazo, patillas y bigotazo. La crudeza de algunas escenas como aquella en la que a Dustin se le hinchan los cojones y abandona desnudo en la autopista a su agente de la condicional. Muchos motivos para recuperar esta joyita que empezó a dirigir Hoffman pero le vino grande.





 Informacion sobre "Libertad Condicional"

 Año: 1978

Director: Ulu Grosbard.

Reparto: Dustin HoffmanTheresa RussellGary BuseyHarry Dean StantonRita Taggart,M. Emmet Walsh

Sinopsis: Tras pasar seis años en la cárcel, un joven que sale en libertad condicional se propone cambiar de vida, pero el policía que lo vigila sabotea sus buenas intenciones.

Premios: Ninguno

Veredicto: Injustamente olvidada. Buen cine social hollywoodiense. Lo que se pierde de autenticidad se gana en emoción y disfrute visual.