martes, 1 de diciembre de 2015

MISTRESS AMERICA (2015)

El nuevo guión escrito a cuatro manos por la pareja sentimental Baumbach-Gerwig (tras la recomendable ‘Frances Ha’) forma un díptico de nuestro tiempo junto a la obra anterior del director, ‘Mientras seamos jóvenes’, recientemente estrenada y que era el reverso del film que nos ocupa. El epílogo cierra adecuadamente sus tesis con la modestia que caracteriza el cine de Baumbach, un director que vuela por debajo del radar del mainstream, consciente de que es la única manera de mantenerse fiel a su estilo. 


LA HIERBA DE ENFRENTE SIEMPRE PARECE MAS VERDE

CALIFICACION: 3/5


Asistiendo a la primera mitad de este interesante film, uno tiene la sensación de estar viendo una de aquellas vitalistas y excéntricas comedias de los 80, con claras referencias a ‘Buscando a Susan desesperadamente’ en lo que tiene de amistad entre una chica convencional y una mujer pintoresca y de tono ligero a la hora de reflejar la fascinación de la primera por la segunda. Y este feeling narrativo no es un capricho nostalgico o “a la mode”, sino que es totalmente coherente con lo que se nos está contando.

Se nos presenta una mujer, magníficamente interpretada por la adorable (en el sentido menos naif del término) Greta Gerwig, idealista y poco consciente de su propia realidad que, en consecuencia, “vive” en una película de los 80, aquéllas en las que alguien llegaba a Nueva York y hacía realidad sus sueños.

La nueva cinta del cada vez más interesante Baumbach presenta una loable capacidad de síntesis que da lugar a que en sus, muy de agradecer, 80 minutos se nos cuenten muchas más cosas y más interesantes que en la mayoría de los cansinos blockbusters. De hecho, nos narra, en un par de minutos acompañados del inolvidable tema “Souvenir” de la banda OMD, el proceso de enamoramiento y desengaño amoroso del personaje protagonizado por la jovencísima y prometedora Lola Kirke. Otras películas dedican todo su metraje a contarlo de una manera mucho más aburrida y falsa. Aquí la emoción se palpa, se siente y recuerdas cuando te pasó a ti.

El nuevo guión escrito a cuatro manos por la pareja sentimental Baumbach-Gerwig (tras la recomendable ‘Frances Ha’) forma un díptico de nuestro tiempo junto a la obra anterior del director, ‘Mientras seamos jóvenes’, recientemente estrenada y que era el reverso del film que nos ocupa. Si en aquélla eran unos cuarentones los que quedaban fascinados con una joven pareja, aquí es la jovencita que acaba de llegar a la Universidad la que encuentra la inspiración en una treinteañera llena de sueños y vitalidad. La película reflexiona con lucidez sobre varios aspectos de nuestro tiempo y de la naturaleza humana en general. Por un lado, siempre parece que la hierba del jardín de al lado es más verde. El personaje de Kirke se deslumbra por las luces de Gerwig. Pero, muy pronto, en un innovador giro de guión, ve la realidad de sus sombras. Es entonces cuando aparece otra de las grandes cuestiones del film: Gerwig es lúcida a la hora de analizar el mundo y a los otros, pero tiene una imagen de sí misma absolutamente distorsionada. Y donde más se equivoca es a la hora de dilucidar quien cree que quiere llegar a ser. Tiene los sueños de otros porque no quiere aceptar que los suyos son mucho más pequeños. Ya es tarde para ella, pero la observación entomológica que hace Kirke de esa rara especie de idealista inconsciente que representa Gerwig le sirve para afrontar su incipiente vida adulta con tanta ilusión como autoconsciencia.

Todas estas ideas colisonan en una larguísima, arriesgada y elaborada secuencia coral que recuerda al mejor Robert Altman. En ella, amigos, conocidos y desconocidos de Gerwig le ayudan, a su pesar, a ver con claridad la realidad. El epílogo cierra adecuadamente las tesis del film con la modestia que caracteriza el cine de Baumbach, un director que vuela por debajo del radar del mainstream, consciente de que es la única manera de mantenerse fiel a su estilo.

 Sinopsis y ficha técnica 

La vida de Tracy, una joven solitaria y muy poco popular estudiante de primer año, sufre un completo cambio cuando aparece en escena la impetuosa y aventurera Brooke, una treintañera que se va a convertir en su hermanastra, pues la madre de Tracy está a punto de casarse con el padre de Brooke. 

Estados Unidos, 2015.- 84 minutos.- Director: Noah Baumbach.- Intérpretes: Greta Gerwig, Lola Kirke, Matthew Shear, Jasmine Cephas-Jones, Heather Lind, Michael Chernus, Cindy Cheung, Kathryn Erbe, Dean Wareham.- COMEDIA DRAMATICA.

No hay comentarios: