martes, 15 de diciembre de 2015

EL PUENTE DE LOS ESPÍAS (BRIDGE OF SPIES) -2015-

Cuando la acción se traslada a Europa, la cinta se vuelve farragosa, da vueltas sobre sí misma y acaba siendo redundante. Sin caer en el desastre, ni mucho menos, pues la magnifica producción sostiene el andamiaje, Spielberg intenta hacer su Zodiac del espionaje, es decir, mostrar lo que cuestan las cosas en la vida real. Objetivo harto difícil que le salió bien a Fincher y a pocos más.


DE LA LUCIDEZ A LO FARRAGOSO

CALIFICACION: 3/5




Tenía muchas ganas de ver este film y quizá por eso me ha supuesto una cierta decepción. Spielberg, Hanks, los Coen como guionistas, la Guerra Fría, los espías, los años 60, el muro de Berlín…Todo ello eran atractivos más que suficientes pero la película me ha dejado frío y me parece demasiado alargada.

Es curioso que la sinopsis suministrada por la distribuidora hace referencia a la segunda mitad de la cinta, en mi opinión la más repetitiva y aburrida de las dos partes en las que se divide el film. A priori, era la más llamativa sin duda pero, sin embargo, es en su primera hora cuando el film acumula sus principales virtudes. Aparte de que la narración fluye a la perfección y todos los aspectos cinemáticos rayan a gran altura, se plantea con brillantez como, incluso dentro de un sistema democrático, muchas veces no existe la presunción de inocencia y defender la igualdad de derechos incluso para seres deleznables puede acarrearte muchos problemas. Un asunto de plena actualidad, por cierto. Además, encontramos dos magníficos personajes interpretados a la perfección por Rylance y Hanks. El segundo no se plantea cuestiones políticas…simplemente quiere bien hacer su trabajo. El primero asume con flema británica los riesgos del suyo.

Sin embargo, y cómo le pasa constantemente al cine de Hollywood cuando se traslada a Europa, la segunda mitad es farragosa, da vueltas sobre sí misma y acaba siendo redundante. Sin caer en el desastre, ni mucho menos, pues la magnifica producción sostiene el andamiaje, Spielberg intenta hacer su Zodiac del espionaje, es decir, mostrar lo que cuestan las cosas en la vida real. Objetivo harto difícil que le salió bien a Fincher y a pocos más.

En conclusión, si quieren ver la obra maestra de Spielberg sobre agentes secretos póngase Munich. Este film es interesante pero queda lejos de aquella maravilla.


 FICHA ARTISTICA Y SINOPSIS
Estados Unidos, 2015.-    135 minutos.- Director: Steven Spielberg.- Intérpretes Tom Hanks, Mark Rylance, Amy Ryan, Scott Shepherd, Sebastian Koch, Billy Magnussen, Alan Alda.- DRAMA DE ESPIONAJE.-  James Donovan (Tom Hanks), un abogado de Brooklyn (Nueva York) se ve inesperadamente involucrado en la Guerra Fría entre su país y la URSS cuando la mismísima CIA le encarga una difícil misión: negociar la liberación de un piloto estadounidense (Austin Stowell) capturado por la Unión Soviética

No hay comentarios: