domingo, 15 de febrero de 2015

NUESTRAS RECOMENDACIONES ALTERNATIVAS A "CINCUENTA SOMBRAS DE GREY"

Si acudis a vuestra multicine de cabecera este fin de semana, igual encontrais alguna donde NO PONGAN Cincuenta sombras de Grey. Por eso vuestros preceptores cinematográficos, José Antonio Pérez y Luis López vamos a intentar guiaros un poco en vuestras elecciones. Si no os gusta lo que os recomendamos, no os vamos a devolver el dinero, pero podéis escribirnos a imajovenalicante@gmail.com y contarnos vuestra experiencia. Si os ha gustado peli, también nos gustaría conocer vuestra opinión. Muchas gracias por seguirnos.



 PROGRAMA DOBLE PARA LOS MAS CINEFILOS: 

“BIRDMAN” (4/5) 

Un verdadero tour de forcé y una lección de narrativa cinematográfica, tanto en referencia a sus límites como a sus posibilidades expansivas. El mejicano Iñarritu plantea el reto de rodar (casi) todo su nuevo film en un falso plano secuencia que dinamita las reglas sagradas de este recurso. Usando la tecnología digital que permite disimular los cortes, el mejicano no intenta crear continuidad sino unir diferentes momentos temporales para dar una coherencia interna a la narración Después de hacerse famoso interpretando a un célebre superhéroe, un actor trata de darle un nuevo rumbo a su vida, recuperando a su familia y preparándose para el estreno de una obra teatral en Broadway basada en los relatos de Raymond Carver. 

“FOXCATCHER” (3/5)


Una cinta evasiva, huidiza que se resiste a una interpretación inequívoca. Lúcida reflexión sobre la naturaleza de la verdad, el éxito y el deseo de reconocimiento dista de ser un film perfecto. Pero, desde luego, se aleja totalmente del standard repetitivo del cine estadounidense actual, tanto en planificación como en puesta en escena: planos largos, descomunal profundidad de campo, eliminación de todos los elementos superfluos utilizados por los directores mediocres que creen que el público es igual que ellos (abuso de la música y las canciones, montaje desquiciado, cámara en mano mareante, efectismos sonoros y visuales) para centrarse en los personajes, la atmósfera y la creación de un tempo interno en cada escena y secuencia que va enrareciendo el ambiente que respiran estos personajes, metáfora de la hipocresía y el autoengaño que domina un país de gente autohipnotizada. Y lo malo es que, como sugerían los Coen en el final de Quemar después de leer, todo ello se extiende como una plaga por todo el mundo, al confundirse globalización con colonización cultural.
Dirigida por un autor de películas demasiado innecesariamente lentas (Truman Capote, Moneyball) ha sido nominada a 5 oscars, que incluyen director, guion, actor principal para Carell, secundario para Ruffalo y, obviamente viendo la transformación de los rostros de los protagonistas, maquillaje. Cuando Mark Schultz, medallista de oro olímpico, es invitado por el rico heredero John du Pont a su magnífica mansión para ayudarle a crear un campo de entrenamiento de alto nivel, en el que preparar a un equipo para los Juegos Olímpicos de Seúl de 1988, Schultz dice que sí inmediatamente. La razón es que allí espera poder concentrarse en los entrenamientos y evitar así que su hermano Dave lo adelante siempre.


 DOS CITAS IMPRESCINDIBLES PARA LOS QUE BUSQUEN CINE ESTIMULANTE: 

“WHIPLASH” (3,5/5) 

Adaptando su propio corto de igual título y también protagonizado por J.K. Simmons, Chazelle consigue un primer difícil objetivo: que el film no parezca un cortometraje alargado. Pero, obviamente, los méritos de este film nominado a 5 Oscars no se quedan ahí. Huyendo del buenrollismo que se ha cargado la producción indie (y el mundo general, diría yo) en el film aparecen dolorosas verdades. El objetivo de Andrew Neiman, un joven y ambicioso baterista de jazz, es triunfar en el elitista Conservatorio de Música de la Costa Este en el que estudia. Marcado por el fracaso de la carrera literaria de su padre, Andrew alberga sueños de grandeza. Terence Fletcher, un profesor conocido tanto por su talento como por sus rigurosos métodos de enseñanza, dirige el mejor conjunto de jazz del Conservatorio. Cuando Fletcher elige a Andrew para formar parte del conjunto musical que dirige, cambia para siempre la vida del joven. 

 “NIGHTCRAWLER” (3,5/5) 

Nightcrawler nos presenta a Lou Bloom, un joven que se dedica a trapichear con cobre robado pero que en el fondo desea llegar a ser algo más. Su ambición le lleva a buscar cualquier opción de trabajo, incluso de montar su propia empresa, convencido como está de que su tesón y sus cualidades innatas harán que triunfe en la vida. La casualidad hace que se encuentre con un equipo de televisión que cubre un accidente de tráfico y allí encuentra su verdadera vocación. Más allá de la acerada reflexión sobre lo que se han convertido las noticias (y, como consecuencia, el espectador) hoy en día, una suerte de pornografía del fango en la que todo vale con tal de aumentar los índices de audiencia, el film de Gilroy nos narra la historia de un personaje que busca hacerse un hueco en la sociedad. Con la salvedad de que este personaje es un sociópata sin el más mínimo rastro de empatía hacia el ser humano. Un implacable e insaciable depredador de imágenes truculentas, con un ego y una seguridad desproporcionadas, capaz de llegar hasta donde haga falta con tal de conseguir su objetivo. 


PARA LOS AMANTES DE LA CIENCIA-FICCIÓN Y EL FANTÁSTICO: 

 “EL DESTINO DE JUPITER” (2,5/5) 


Vuelven los Wachowski (Matrix, Lazos ardientes o El atlas de las nubes) con una nueva fantasía de ciencia-ficción y un reparto de lujo formado por Mila Kunis, Channing Tatum, Sean Bean y el Eddie Redmayne de La teoría del todo. Sus películas siempre son estimulantes aunque raramente redondas y ésta es una prueba más. Cine de programa doble de los 80 pero hecho con mucho dinero, estrellas taquilleras pero con la misma falta del sentido del ridículo, atreviéndose a tomar senderos arriesgados que te pueden llevar al desastre y un sentido de la diversión innato. Para disfrutar en pantalla lo más grande posible, estamos ante una película gozosa y desastrosa a partes iguales. Jupiter Jones nació bajo el cielo de la noche, y las señales apuntaban a que estaba llamada a grandes cosas. Aunque sigue soñando con las estrellas, su vida se reduce a la dura realidad de su trabajo como limpiadora de casas y a un sinfín de rupturas problemáticas. Y no es consciente del destino que la está aguardando hasta que Caine, un ex militar genéticamente modificado, llega a la Tierra para encontrarla; la razón es que Júpiter forma parte de una cadena genética extraordinaria que podría alterar el equilibrio de todo el Universo.



LA SEÑAL (Pendiente de valoración)


Aún no hemos podido verla pero su aspecto visual y su punto de partida es muy atractivo. Otra cosa será si el desarrollo está a la altura. Esta pequeña peli fue la ganadora de los mejores efectos especiales en Sitges y ha despertado opiniones encontradas entre público y crítica. En su reparto, sólo Fishburne es conocido entre el público español. Tres estudiantes desaparecen sin dejar rastro cuando estaban investigando la pista de un hacker de ordenadores. Todo comienza cuando Nic, su novia Haley y su mejor amigo Jonah, de viaje por carretera a través del Suroeste, acaban dando un rodeo para localizar a un genio informático que ya ha conseguido colarse en los sistemas del MIT y sacar a la luz fallos de seguridad. Los jóvenes han despertado la curiosidad del misterioso hacker, y viceversa. Cae la noche, establecen contacto y de repente todo se oscurece. Cuando Nic recobra el conocimiento, se encuentra viviendo una pesadilla; sus amigos no aparecen y lo está interrogando el Dr. Wallace Damon. Mientras se libra una batalla de ingenios entre ambos, Nic busca un modo de liberarse.








No hay comentarios: