lunes, 9 de febrero de 2015

NIGHTCRAWLER (2014)

UNA HIENA EN MITAD DE LA NOCHE

 CALIFICACIÓN: 3,5/5 

El film de Gilroy nos narra la historia de un personaje que busca hacerse un hueco en la sociedad. Con la salvedad de que este personaje es un sociópata sin el más mínimo rastro de empatía hacia el ser humano. Un implacable e insaciable depredador de imágenes truculentas, con un ego y una seguridad desproporcionadas, capaz de llegar hasta donde haga falta con tal de conseguir su objetivo. 


Por José Antonio Pérez. 




Estados Unidos, 2014 - 113 minutos. - Director: Dan Gilroy – Intérpretes: Jake Gyllenhaal, Rene Russo, Riz Ahmed, Bill Paxton. THRILLER.- Si mezcláramos El gran carnaval con Network y El ojo público, y le añadiéramos unas gotas de Taxi Driver, seguramente tendríamos algo muy parecido a Nightcrawler, el film con el que, el hasta ahora guionista,  Dan Gilroy (The Fall, El legado de Bourne) debuta en la dirección. 

 Crítica feroz a la perversión que han sufrido los medios de comunicación, más empeñados en mostrar las miserias y desgracias del ser humano que en informar de forma ética y veraz, Nightcrawler nos presenta a Lou Bloom, un joven que se dedica a trapichear con cobre robado pero que en el fondo desea llegar a ser algo más. Su ambición le lleva a buscar cualquier opción de trabajo, incluso de montar su propia empresa, convencido como está de que su tesón y sus cualidades innatas harán que triunfe en la vida. La casualidad hace que se encuentre con un equipo de televisión que cubre un accidente de tráfico y allí encuentra su verdadera vocación. 

Más allá de la acerada reflexión sobre lo que se han convertido las noticias (y, como consecuencia, el espectador) hoy en día, una suerte de pornografía del fango en la que todo vale con tal de aumentar los índices de audiencia, el film de Gilroy nos narra la historia de un personaje que busca hacerse un hueco en la sociedad. Con la salvedad de que este personaje es un sociópata sin el más mínimo rastro de empatía hacia el ser humano. Un implacable e insaciable depredador de imágenes truculentas, con un ego y una seguridad desproporcionadas, capaz de llegar hasta donde haga falta con tal de conseguir su objetivo. 

 Jake Gyllenhaal compone a Lou Bloom desde el físico, con esos rasgos afilados, el pelo engominado hacia atrás y la posición del cuerpo como la de un animal agazapado a punto de saltar sobre su presa. La suya es una interpretación que se adueña de un film inquietante, de atmósfera agobiante y malsana que si alguna pega se le puede poner es que falla por la parte de la investigación policial. 

Al margen de ese detalle, destacable aunque no influya negativamente en la trama, Nightcrawler es una acertada radiografía de nuestra sociedad y nuestro tiempo. No es agradable, no es el deformado y demencial espejo en el que nos gustaría mirarnos cuando entramos en una sala de cine… pero alguien tiene que enseñárnoslo.

No hay comentarios: