jueves, 29 de enero de 2015

AUTOMATA (2014)

Aunque el film tiene un inicio más que decente, apoyado por un diseño de producción bastante acertado a pesar de lo ajustado de su presupuesto, y un desarrollo de la acción medianamente interesante, la historia que se nos plantea en Autómata se va a pique poco antes de iniciarse la segunda mitad de la cinta.


¿SUEÑAN LOS ANDROIDES CON…? 

 CALIFICACIÓN: 1’5/5 




Por José Antonio Pérez.

España, 2014 - 110 minutos. - Director: Gabe Ibáñez – Intérpretes: Antonio Banderas, Brigitte Hjort Sørensen, Melanie Griffith, Dylan McDermott, Robert Foster, Tim McInnerny, David Ryal.
CIENCIA FICCIÓN.- Teniendo en cuenta que el cine español pocas veces se adentra en los terrenos de la ciencia ficción, siempre es de agradecer que una producción autóctona se atreva con el género, por mucho que las inevitables comparaciones del film con un clásico como es Blade Runner jueguen en su contra desde el principio. Y es que la sombra del film de Ridley Scott es demasiado alargada para Autómata, si bien su director y guionista Gabe Ibáñez introduce algunos cambios relativamente sustanciales con el fin de separarse del clásico de los ochenta y así concretar un universo propio.

De esta forma nos encontramos con un futuro no muy lejano, en el que nuestro planeta sufre una creciente desertización. Los humanos se ayudan de robots para combatirla, a pesar de lo cual la población acaba disminuyendo de forma alarmante. Una aseguradora es la encargada de controlar a estos robots y Jacq Vaucan (Antonio Banderas) es uno de sus agentes. En una inspección rutinaria se encuentra con un robot que todo apunta a que ha sido modificado, lo que hace que empiece a adquirir consciencia propia.

Aunque el film tiene un inicio más que decente, apoyado por un diseño de producción bastante acertado a pesar de lo ajustado de su presupuesto, y un desarrollo de la acción medianamente interesante, la historia que se nos plantea en Autómata se va a pique poco antes de iniciarse la segunda mitad de la cinta. Una vez presentados sus planteamientos y los personajes principales, la acción se aleja de esta ciudad repleta de anuncios continuos y con una persistente lluvia radioactiva (más comparaciones con Blade Runner). Llegados a ese punto el ritmo del film se atasca y la narración comienza una huida hacia delante, con algunas tramas (como la de la esposa) que no aportan nada, otras que terminan antes de empezar (como las protagonizadas por Griffith y McDermott) y soluciones argumentales poco acertadas, que llega hasta un final poco imaginativo y con escenas de acción mal rodadas.


Es encomiable el esfuerzo de sus responsables por hacer un film de ciencia ficción con ciertos matices de reflexión y crítica social, pero Autómata merecía un guión mejor trabajado que evitara los lugares comunes (esos malos de opereta…) y que supiera sacar partido a esta historia post-apocalíptica. Podría haberse quedado en un homenaje bastante decente, en una producción pequeña y consciente de sus limitaciones, pero que aportara una visión distinta de un mismo tema. Y lo intenta, pero no lo consigue.

No hay comentarios: