jueves, 18 de diciembre de 2014

PELICULAS PARA RECUPERAR EN EL SOFA (6)

Como las cadenas de televisión han hecho dejación de funciones como difusoras del buen cine y alentadoras de nuevos cinéfilos, todas las Navidades intento recuperar en mi casa aquellas programaciones llenas de buen cine que nos ofrecía RTVE que con sólo dos canales inundaba nuestras salas de estar de “peliculones” (que no son necesariamente las mejores películas) que nos acompañaban las largas tardes y noches de vacaciones. Esta semana he elegido estos dos famosos films de los 80.

 "EL NOMBRE DE LA ROSA" -1986- 


Su fuerza narrativa, visual y moral sigue intacta. Los que me conocen saben que una película ambientada en un frío monasterio en el siglo XIV no es, a priori, mi idea de diversión cinematográfica. Pero la trama policiaca es absorbente, la ambientación insuperable, la dirección de Annaud portentosa, las interpretaciones soberbias (excepto la de Chistian Slater que vista hoy en día, deja bastante que desear y explica su irregular carrera posterior, teniéndolo todo a favor) y el subtexto de crítica al fanatismo religioso que se enfrenta al saber y las pasiones humanas, igual o más vigente que hace 30 años. Una gran película.

 "LOS INTOCABLES DE ELIOT NESS" -1987- 


Los modernos de hoy en día (que detestan todo lo que tiene de “romántico” el cine, entendiendo el término en sentido amplio, es decir, una recreación idealizada de la realidad) la detestarán. Es muy peliculera, con banda sonora musical casi constante de fondo, movimientos de grúa cada dos por tres, localizaciones idealizadas y una dirección de De Palma nada invisible que, a veces, de tan preciosista y elaborada casi hace que nos salgamos de la trama para admirar su maestría técnica. A mí me encanta este tipo de cine coreográfico aunque reconozco que, por ejemplo, el homenaje a El acorazado Potemkin roza lo ridículo en algún momento.

No hay comentarios: