jueves, 23 de octubre de 2014

EL PROTECTOR (THE EQUALIZER) -2014-

MIL VECES…NO, DIEZ MIL VECES VISTA 

CALIFICACION: 1,5/5 



Estados Unidos, 2014.- 134 minutos.- Director: Antoine Fuqua.- Intérpretes: Denzel WashingtonChloë Grace MoretzMelissa LeoHaley BennettMarton CsokasDan Bilzerian.- THRILLER DE ACCION.- Si no fuera por la presencia de una megaestrella y por el alto presupuesto que permite un empaque visual y formal casi insuperable, estaríamos ante el típico thriller de vengadores…y no de los mejores. Me quedo con la fundacional El justiciero de la ciudad con el inmenso Charles Bronson que sólo necesitaba 105 minutos para contar una historia un poco más compleja que este inacabable coñazo (por momentos) de 134 minutos.

 Y eso que la cosa empieza bien. Hasta que comienza la venganza, Fuqua nos cuenta de manera elegante como se va forjando la relación de mutuo respeto entre Washington y Moretz y la implicación emocional entre ambos. Las relaciones con otros personajes también están bien narradas. Incluso la furia desatada está justificada y también las consecuencias de la misma. Sin embargo, cuando aparece el sicario ruso empieza un estiradísimo y rutinario juego del gato y el ratón que aburre por lo rutinario y previsible de la historia y de la dirección de un Fuqua mucho menos inspirado que en Training Day o The shooter. Para colmo de males, hay una eterna secuencia final de lucha final en un gran espacio vacío (en este caso, una especie de Leroy Merlin americano) con la que terminaban TODAS las pelis de acción de los 80 y parte de los 90 y que la película resucita sin que nadie lo pida. Cuando tenemos un personaje invencible que puede ganar una pelea de 50 contra 1 no puedes tener al espectador 20 minutos viendo como se carga a uno detrás de otro e intentando crear un baldío suspense centrado en si nuestro héroe ganará la batalla cuando todos sabemos la respuesta. Últimamente he visto pelis que resuelven conflictos de previsible final en un minuto para pasar a otra cosa. Volver a lo peor del pasado del cine no tiene ningún sentido.

Es cierto que el film recupera algo de pulso antes de esa nefasta secuencia final cuando se nos descubre una parte del pasado del protagonista. Igualmente el epílogo es digno pero no lo suficiente para salvar del olvido inmediato a esta previsible cinta.

No hay comentarios: