lunes, 13 de enero de 2014

AGOSTO (AUGUST: OSAGE COUNTRY) -2013-


La película empieza tal y como esperaba:  con una presentación de personajes eficaz pero convencional. Pero entonces se produce un giro inesperado que conduce a una larga y memorable secuencia de comida familiar. Sólo por este segmento vale la pena pagar una entrada de cine.


DRAMA SUREÑO 2.0: CORREGIDO, AUMENTADO Y MEJORADO

CALIFICACION: 3/5



Estados Unidos, 2013.-  121 minutos.- Director: Joel y Ethan Coen.- Intérpretes: Meryl Streep, Julia Roberts, Ewan McGregor, Chris Cooper, Abigail Breslin, Benedict Cumberbatch, Juliette Lewis, Margo Martindale, Dermot Mulroney, Sam Shepard, Misty Upham, Julianne Nicholson- TRAGICOMEDIA FAMILIAR SUREÑA.- Carreteras polvorientas, balas de heno a los lados, calor, hastío, la enorme pero destartalada casa familiar, enfermedad, secretos de familia, conflictivas relaciones paterno-filiales, el primo tonto…Esto ya lo he visto otras veces en la gran pantalla con diferentes grados de acierto en el cine moderno (La fuerza del cariño, Gracias y favores, Alicia ya no vive aquí, Crímenes del corazón, Heredarás la tierra, Algo de que hablar…) Por no hablar del largo idilio del cine con Tennesse Williams…¿Da un poco de pereza, verdad? A mí también me la daba. Pero sale Meryl Streep y yo veo todo lo que hace mi actriz en activo favorita (¡hasta la odiosa La dama de hierro!) Además le acompaña un reparto estelar y…yo es que veo un tío con sombrero de cowboy o una pizpireta chica sureña y me derrito.

Y la peli empieza tal y como esperaba con una presentación de personajes eficaz pero convencional. Pero entonces se produce un giro inesperado que conduce a una larga y memorable secuencia de comida familiar. Sólo por este segmento vale la pena pagar una entrada de cine. Además, lo más destacado es que, una vez que la familia y allegados se encierran entre cuatro paredes, dejan a un lado la corrección política que infecta a la sociedad americana actual (y cada vez más la nuestra…siempre copiamos lo peor de los yanquis y nos olvidamos de las cosas que realmente nos pueden enseñar) y parecen una familia mediterránea más: con toda la mala leche, agresividad y brusquedad relajantes que nos caracterizan.



A partir de entonces la película mantiene el tono aunque es verdad que en algunos momentos se tiende al subrayado y a lo convencional lo que impide que el film se convierta en un logro mayor. Wells demuestra, en su segundo film tras su debut en el largo con The company men, la habilidad para escoger textos adultos y perspicaces sobre la sociedad americana actual. Quizá no sea el más brillante en su oficio, pero sí un profesional competente que suele tomar buenas decisiones. En el caso que nos ocupa lo hace casi siempre salvo en la filmación de ese giro inesperado y las reacciones al mismo que resultan carentes del necesario brío y emoción.

Los Weston viven en una gran mansión en las afueras de Pawhuska, en Oklahoma. La desaparición del padre en extrañas circunstancias hace que la familia se reúna y que todas sus miserias salgan a la luz. Adaptación al cine de la obra de teatro del mismo título, ganadora del Premio Pulitzer en 2008

No hay comentarios: