lunes, 22 de julio de 2013

THE EAST (2013)

DELICADO Y LUCIDO EQUILIBRIO ENTRE LA CORRECCIÓN Y LA INCORRECCIÓN POLITICA

 CALIFICACION: 3/5 



Estados Unidos, 2013.- 116 minutos.- Director: Zal Batmanglij.- Intérpretes: Brit Marling, Alexander Skarsgård, Ellen Page, Toby Kebbell, Shiloh Fernandez, Aldis Hodge, Danielle Macdonald, Hillary Baack, Patricia Clarkson, Jason Ritter, Julia Ormond.- INTRIGA.- Era difícil el reto que, para su segundo film, se han propuesto el director y la guionista-actriz de la inédita en España, The sound of my voice. Nada más y nada menos que acercarse a los grupos eco-terroristas sin demonizarlos arteramente ni defenderlos ingenuamente.

 El tema del film está absolutamente candente: la fina línea entre lo que consideramos terrorismo irracional y necesaria revolución. Todo ello producido por la más conservadora de las majors audiovisuales de Estados Unidos: La Fox. Por ello el dúo Batmanglij-Marling debe sentirse satisfecho del resultado obtenido.

 Sarah Moss, una brillante ex agente del FBI, trabaja como empleada de una poderosa compañía de seguridad antiterrorista que presta sus servicios a las más importantes corporaciones del mundo , debe cumplir una misión: infiltrarse en un grupo anarquista de ecologistas radicales que están creando problemas a algunas de estas corporaciones.

 Dotada de una primera media hora de auténtico lujo gracias a un ritmo y una capacidad de intriga encomiables, el film pierde ese aliento en varios momentos de la proyección, defecto habitual y comprensible en los novatos. Sin embargo, no resulta grave, pues la trama se sigue siempre con enorme interés.

 La descripción de los miembros del grupo terrorista, sus motivaciones y actitudes pueden resultar poco creíbles pero ante el desconocimiento del objeto de estudio tampoco lo podemos afirmar categóricamente. Pero, sin duda, la película se sostiene y crece hasta cotas más que interesantes gracias a la notable labor de Marling en un personaje complejo, contradictorio y lleno de magnetismo. Su Sarah Moss forma parte de un nuevo tipo de personaje, presente en Hollywood desde principios del siglo XXI, (Gracias por fumar, The good girl, Up in the air hasta ejemplos muy reciente como La noche más oscura o Tierra prometida) que en el último tercio del siglo XX hubieran sido los antagonistas, los enemigos del héroe. Ahora son los protagonistas, los que llevan el peso de la acción, con toda lógica, ya que también lo hacen en el mundo real.
El protagonismo no recae en los miembros del grupo terrorista (fanáticos, idealistas, resentidos) sino en una cristiana, amén de su currículo profesional antes citado, que se salta alguno de los preceptos de su religión (miente a seres queridos y desconocidos, conspira para ganarse la confianza de los que quiere llevar a prisión, se pone del lado de los ricos y poderosos que están comerciando con el medio ambiente y la salud de las personas) porque está convencida de que sólo es terrorismo el así etiquetado por el poder establecido obviando otros conceptos como el terrorismo de estado o el empresarial. Que está actuando en pos de un bien mayor. Muy americano.

 Cada espectador debe decidir si se identifica con esa protagonista hipócrita pero coherente consigo misma, con el terrorista que antepone sus ideas a las personas, con el que hace lo opuesto o con el novio del protagonista que actúa de buena fe sin enterarse de nada. Por cierto, si este personaje fuera una chica que espera en casa, con sumisión y resignación, a que vuelva el prota masculino, ya se hubieran alzado las voces que tacharían a esa parte de la historia, absolutamente residual, por cierto, de machista

EL HOMBRE DE ACERO –MAN OF STEEL- (2013)

SUPERMAN NO ES BATMAN…Y PUNTO 

 CALIFICACION: 1/5 



Estados Unidos, 2013.- 143 minutos.- Director: Zack Snyder.- Intérpretes: Henry Cavill, Amy Adams, Russell Crowe, Michael Shannon, Kevin Costner,Laurence Fishburne, Diane Lane, Ayelet Zurer, Christopher Meloni.- CIENCIA-FICCION.- Un rollo de considerables proporciones. Siendo cierto que la segunda parte del film es más aburrida que la primera, la hora inicial de la que tan bien se habla en algunos medios tampoco es para echar cohetes.

 Una puesta en escena casi inexistente en las escenas intimistas, una estética de videojuego que no casa con el universo de Superman, una molestísima estructura a base de flashbacks que rompen el ritmo y anulan cualquier posibilidad de intensidad dramática, una presentación de personajes lamentable (esos padres humanos que te dan igual, ese padre kriptoniano que, aunque –o quizá por ello- aparece y desaparece de pantalla, ese Superman (¡Perdón!, el hombre de acero, que somos 2.0) que va mostrando sus poderes al primero que pasa por delante, esa Lois Lane (la peor interpretación de largo de esa gran actriz que es Amy Adams) que tiene menos química con el superhéroe que Bárcenas y Cayo Lara…Todo parece conjugarse para sacarte continuamente de la película y tener la sensación de estar viendo un film en un idioma que no entiendes. No es que te aburras…va mucho más allá…te la suda todo lo que pasa en pantalla.

 La estructura Noliana de diálogo largo, discursivo y supuestamente trascendente intercalado por set pieces de acción (15 minutos de hostias y explosiones, para entedernos) puede que funcione cuando está detrás de la cámara el autor de la trilogía de El caballero oscuro (No, Batman, ¡por Dios!, que somos muy hipsters) pero a las órdenes de Snyder está lejos de ser más bello que el silencio.

 La última hora es insufrible. Los que han conseguido llegar interesados y entusiasmados al desenlace se encontrarán con unas desafíos, conflictos y resoluciones que no se entienden muy bien…aunque se comprenden algo mejor que un beso final que no es que venga mucho a cuento. Eso sí, la producción es buena, aunque sin pasarse, Shannon es un magnífico villano y, como se encargan de resaltar en la última escena, el nuevo Superman está buenísimo.

 Desde Krypton, un lejano planeta muy avanzado tecnológicamente, un bebé es enviado en una cápsula a través del espacio a la Tierra para que viva entre los humanos. Educado en una granja en Kansas en los valores de sus padres adoptivos, Martha y Jonathan Kent, el joven Clark Kent comienza desde niño a desarrollar poderes sobrehumanos, y al llegar a la edad adulta llega a la conclusión de que esos poderes le exigen grandes responsabilidades, para proteger no sólo a los que quiere, sino también para representar una esperanza para el mundo

TRANCE (2013)

UNA LUDICA PATOCHADA 

 CALIFICACION: 2/5 

Gran Bretaña, 2013.- minutos.- Director: Danny Boyle.- Intérpretes : James McAvoy, Vincent Cassel, Rosario Dawson.-INTRIGA.- Me encantan las malas películas rocambolescas, absurdas, con salidas de tono, provocaciones grotescas y digresiones ridículas. Me satisfacen más que las cintas correctas sin un solo error argumental pero que son inertes y no trasmiten ni provocan nada. Si les pasa lo mismo que a mí, quizá disfruten con Trance. Si no, ni se les ocurra…



 Y digo quizá porque el gran problema del nuevo film del pintoresco, por llamarlo de alguna manera, Boyle es que se toma demasiado en serio a sí mismo durante todo el tiempo. Si a mitad de la narración, se le hubiera ido la bola mucho más, el film sería mucho más disfrutable.

Simon, un empleado de una casa de subastas, se asocia con una banda criminal para robar una valiosa obra de arte. Pero, tras recibir un golpe en la cabeza durante el atraco, descubre, al despertarse, que no recuerda dónde ha escondido el cuadro. Cuando ni las amenazas ni la tortura física logran arrancarle ninguna respuesta, el jefe de la banda contrata a una hipnoterapeuta para que le ayude a recordar. 

 La cinta une dos argumentos clásicos que parecen irreconciliables: el objeto de valor oculto, cuya paradero sólo conoce uno de los miembros del equipo que lo robó y la utilización de la hipnosis para recordar un hecho vital en la vida de la persona que deriva en un psicoanálisis que afecta a las relaciones entre los personajes. La unión de ambas tramas es lo que hubiera podido dar lugar a una locura absolutamente disfrutable. De todas maneras el momento “cuchilla de afeitar” pasará a los anales del maravilloso desquicie argumental. Eso y la gran sensualidad que desprende la película en todo momento en un contexto de asexuados Blockbusters. Aunque contando en el reparto con Dawson y Cassel hay que ser muy negado para no lograrlo.

domingo, 21 de julio de 2013

RESACON 3 -HANGOVER- (2013)



AGRIDULCE DESENLACE 

 CALIFICACION: 2/5

 Estados Unidos, 2013.- 100 minutos.- Director: Todd Phillips.- Intérpretes: Bradley Cooper, Ed Helms, Zach Galifianakis, Ken Jeong, Justin Bartha, John Goodman, Heather Graham, Melissa McCarthy, Jeffrey Tambor.- COMEDIA.- La primera virtud que le encuentro a la película es que no me ha aburrió en ningún momento, cosa que pocas comedias actuales consiguen. En segundo lugar, no intenta repetir la fórmula argumental de las dos anteriores sino que coquetea con varios subgéneros: la comedia de robos, la gangsteril, etc. Además, da gran importancia al personaje oriental (el gran hallazgo de la saga) y reflexiona sobre las relaciones entre el cuarteto protagonista.

 Los defectos circulan paralelos a las virtudes: no me entusiasmo en ningún momento siendo las risas escasas y las carcajadas casi inexistentes. El homenaje-plagio a esos subgéneros es pálido. El hecho de darle tanta importancia a Chu, hace que los protagonistas naturales queden desdibujados. Por último, pierde una gran oportunidad de trascender al ser bastante convencional a la hora de describir la psicología y evolución de los personajes.

 En definitiva, un digno broche a la trilogia que, si bien no entusiasma, al menos, cumple el expediente de la mínima diversión. Atención a los títulos de crédito finales que incluyen un nuevo “despertar resacoso” que ningún fan debe perderse por culpa de esas absurdas prisas por abandonar la sala (¿te meas encima?, ¿te fumas encima? ¿te whatapsseas encima?)

 Tras el trauma de la muerte de su padre, Alan es llevado por sus amigos a un centro especializado, pero en el camino se topan con más de una sorpresa. Esta vez no hay boda. No hay fiesta. No hay resacón. ¿Qué puede ir mal? Pues que cuando estos chicos salen a la carretera, la suerte está echada...

miércoles, 17 de julio de 2013

OBLIVION (2013)

SUGERENCIAS FRUSTRADAS 

 CALIFICACION: 2,5/5 


Estados Unidos, 2013.- 126 minutos.- Director: Joseph Kosinski.- Intérpretes: Tom Cruise, Olga Kurylenko, Andrea Riseborough, Morgan Freeman, Nikolaj Coster-Waldau, Zoe Bell, Melissa Leo.-CIENCIA-FICCION.- No malinterpreten el título de esta reseña. Oblivion no es, ni mucho menos, una mala película. De hecho está por encima de la decepcionante media del cine de consumo hollywoodiense actual. La cinta intenta contar una trama interesante, llena de sugerencias y con capacidad metafórica. Y además lo hace con un generoso derroche de producción, bastante bien utilizado, creando, gracias a la suma de este esfuerzo económico y creativo con una magnífica fotografía, una atmósfera que recuerda a hitos del género. Si a eso sumamos la gran presencia cinematográfica que sigue teniendo, nos guste o no, Tom Cruise estamos ante lo que podía haber sido una cita ineludible para los aficionados al género.

Año 2073. Hace más de 60 años la Tierra fue atacada; se ganó la guerra, pero la mitad del planeta quedó destruido, y todos los seres humanos fueron evacuados. Jack Harper, un antiguo marine, es uno de los últimos hombres que la habitan. Es un ingeniero de Drones que participa en una operación para extraer los recursos vitales del planeta. Su misión consiste en patrullar diariamente los cielos. Un día, rescata a una desconocida de una nave espacial y, entonces, se ve obligado a replantearse sus convicciones más profundas.

 La sinopsis mola y aún resulta más atractivo el desarrollo de la misma en su primera mitad. El paralelismo con la concepción de la pareja occidental como una sociedad de gananciales, como una empresa eficaz y rentable si el equipo de dos reúne los requisitos necesarios es obvio y lúcido. Sin embargo, cuando el aficionado al género oye las palabras “borrado de memoria” sabe que hay gato encerrado. Este no tiene porque ser negativo, muy al contrario, la ciencia-ficción está llena de falsos felinos maravillosos. Pero aquí el gato está desnutrido y ha perdido su encanto. Conforme se van revelando las sorpresas, la cinta pierde fuelle, interés y garra y acaba presentando unos considerables agujeros de guión que no nos importarían un comino si la fascinación y sugerencia de la primera mitad se mantuvieran. Una pena.

jueves, 4 de julio de 2013

PELICULAS OLVIDADAS (16): "EL JUGADOR" -THE GAMBLER- (1974)

Una joya olvidada de los 70 (¡Hay tantas!)

Una de los grandes nombres del free cinema inglés, Karel Reisz (Sábado noche, Domingo mañana)  realizó una serie de películas en Hollywood (Nieve que quema, Dulces sueños, La mujer del teniente francés) sin perder sus signos de identidad (realismo, existencialismo, crítica al stablishment, cero concesiones a la comercialidad...)

Pero, sin duda, The gambler es su obra más redonda y subversiva, quizá debido a que lleva a la pantalla un guión de otro enfant terrible del cine, estadounidense, en este caso: James Toback (guionista y director de otra joya Fingers, Melodía para un asesinato)

La adicción, el deseo de muerte, la autodestrucción, la insatisfacción o el amor-odio hacia la propia familia, todos temas tan antiamericanos, están presentes en un film de extraña belleza, con escenas que no se olvidan y una magnífica interpretación del subvalorado James Caan.

Tras ver "El jugador", cualquier producción yanqui actual supuestamente demoledora nos parecerá un cuento de hadas.

Imprescindible.