sábado, 29 de junio de 2013

IRON MAN 3 (2013)

UNA NUEVA NARRATIVA PARA EL BLOCKBUSTER

CALIFICACION: 2,5/5

Estados Unidos, 2013.- 130 minutos.- Director: Shane Black.- Intérpretes: Robert Downey Jr., Ben Kingsley, Gwyneth Paltrow, Don Cheadle, Guy Pearce, Rebecca Hall.- COMIC.- Hay que reconocer que algunos directores como Black, Favreau, Whedon, Nolan o Matthew Vaugh han renovado el lenguaje del género por antonomasia del principio del siglo XXI: la adaptación cinematográfica del comic. Que sea un lenguaje muy popular no tiene porque significar que tenga que ser simplista o poco elaborado. Y las tramas cada vez son más complejas, presentando diferentes capas tanto narrativas como estructurales. En Iron Man 3 encontramos una interesante complejidad que no va en contra del espectáculo. Muy al contrario, lo engrandece.

Así toda la subtrama en la que Downey debe arreglárselas sólo sin la ayuda de sus dispositivos y con la única colaboración de un niño recuerda al estilo ochenteno, despojado de todo el sentimentalismo que lo lastra hoy en día. Esta parte central, sin duda, lo mejor del film, alcanza cotas de verdadera diversión, gracias, sobre todo, a unos diálogos muy por encima de la media y unas soluciones de guión de lo más ingeniosas. Sin embargo, el último tercio se convierte en la inevitable concesión a la galería: alargadísima acción sin valor narrativo.

El descarado y brillante empresario Tony Stark/Iron Man se enfrentará a un enemigo cuyo poder no conoce límites. Cuando Stark comprende que su enemigo ha destruido su universo personal, se embarca en una angustiosa búsqueda para encontrar a los responsables. Este viaje pondrá a prueba su entereza una y otra vez. Acorralado, Stark tendrá que sobrevivir por sus propios medios, confiando en su ingenio y su instinto para proteger a las personas que quiere.

LA CAZA -JAGTEN (THE HUNT)- (2013)

CALUMNIA NORDICA 

CALIFICACION: 3,5/5 

Dinamarca, 2013.- 111 minutos.- Director: Thomas Vinterberg.- Intérpretes: Mads Mikkelsen, Thomas Bo Larsen, Annika Wedderkopp, Alexandra Rapaport,Anne Louise Hassing.- DRAMA.- Aunque quizá cargue algo las tintas a la hora de reflejar el radical cambio de actitud de la pequeña comunidad hacia el protagonista una vez que la calumnia (no olviden esta palabra) se ha propagado, estamos ante una obra más que interesante que mantiene la atención durante todo el metraje y crea un crescendo de tensión e indignación en el espectador loable y nada fácil de conseguir. Seguramente así sea la realidad pero en la pantalla encontramos momentos algo forzados que, sin embargo, no destruyen, en absoluto la indudable tensión y nervio del relato.

Con ecos indudables de La calumnia de Wyler pero con una ubicación espacio-temporal totalmente diferente, Vinterberg (Celebración) nos describe a la perfección a una pequeña comunidad encerrada en sí misma y en la que todavía persisten algunas tradiciones del pasado. El verdadero tema del film es el análisis de una sociedad, la nuestra, en la que han surgido una serie de nuevos tabúes, ideas preconcebidas y juicios de valor con el agravante de que la corriente principal nos hace creer que estamos libres de ellos. ¿Quién se atreve, ni siquiera, a hablar con un niño desconocido hoy en día? ¿Quién duda ante un niño que afirma haber sufrido abusos? El acusado no tiene derecho a la presunción de inocencia y es juzgado inmediatamente por la sociedad. El crescendo del film es tan fuerte que la película llega a doler. El climax en la iglesia es memorable y la secuencia de cierre inquietante y ambigua. Una película de visionado imprescindible para el buen aficionado.


Tras un divorcio difícil, Lucas, de cuarenta años, ha encontrado una nueva novia, un nuevo trabajo y se dispone a reconstruir su relación con Marcus, su hijo adolescente. Pero algo va mal. Un detalle. Un comentario inocente. Una mentira fortuita. Y mientras la nieve comienza a caer y las luces de Navidad se iluminan, la mentira se extiende como un virus invisible. El estupor y la desconfianza se propagan y la pequeña comunidad se sumerge en la histeria colectiva, obligando a Lucas a luchar por salvar su vida y su dignidad.

UN AMIGO PARA FRANK –ROBOT AND FRANK- (2013)

SIMPATICA MINIATURA 

CALIFICACION: 2/5


Estados Unidos, 2013.- 90 minutos.- Director: Jake Schreier.- Intérpretes: Frank Langella, James Marsden, Liv Tyler, Susan Sarandon, Peter Sarsgaard, Jeremy Strong.-  DRAMA DE CIENCIA-FICCION.- Es poca cosa, no nos vamos a engañar y nunca hubiera llegado a nuestras salas si hubiera sido producida por cualquier otra cinematografía sin estrellas internacionales como las que encabezan el reparto.

Lo mejor es que los responsables del film asumen su propia modestia y no intentan que su obra parezca más de lo que es: un duelo interpretativo entre dos personajes con la salvedad de que uno de ellos es un robot. Los personajes secundarios tienen cierta enjundia pero el film es Langella y, en menor medida, el robot con la voz original de Peter Sarsgaard.

Aunque pudiera parecer que el film dedica demasiado tiempo a la vuelta a las andadas de Langella con respecto a su “profesión” anterior, este aspecto no deja de ser una excusa para ilustrar las características del personaje y su relación con el mundo. Hay pinceladas respecto a las relaciones paterno-filiales, el compromiso poco sólido con los desheredados y la futilidad del arte moderno y las nuevas tecnologías pero ninguna de ellas conseguirán ser recordadas en este film simpático y olvidable.

En un futuro no muy lejano, la integración de los robots en la vida humana hará posible que surjan androides programados para cuidar personas mayores. Esa es la solución que encuentran Hunter y Madison para su anciano padre Frank, cuyas pérdidas de memoria son cada vez más frecuentes.

MI GRAN AVENTURA SEXUAL -MY AWKWARD SEXUAL ADVENTURE-(2013)

CUANDO EL DIRECTOR BOICOTEA SU PROPIO GUION 

CALIFICACION: 1,5/5 





Canadá, 2013.- 100 minutos.- Director: Sean Garrity.- Intérpretes: Jonas Chernick, Emily Hampshire, Sarah Manninen.- COMEDIA.- Una película que a duras penas logra los créditos suficientes para ser estrenada en salas comerciales. Aunque es simpática y muestra cierto desparpajo en cuestiones sexuales, el film hace aguas en dos aspectos fundamentales.


Por un lado el guión, ya que, a pesar de que en los créditos finales se asegura ha sufrido numerosas reescrituras, necesitaría haber sido mejor pulido para evitar la sensación de trama deslavazada y sin coherencia interna. Pero los mayores defectos provienen de la dirección. La comedia es el más difícil de los géneros cinematográficos ya que un buen guión se puede ir al garete si el tempo cómico no funciona en la dirección y el montaje. Y eso ocurre aquí. Tenemos siempre la sensación de chiste mal contado por culpa de una erronea ubicación de la cámara y una equivocada planificación de planos. La película la salvan algunos diálogos ingeniosos y las interpretaciones femeninas repletas de encanto, morbo y seducción.

Para volver a conquistar el corazón de su insatisfecha ex novia, Jordan Abrams consigue la ayuda de Julia, una stripper que lo ayudara a ampliar su vida sexual, introduciéndolo en el mundo de las strippers, los masajes sensuales, el trasvestismo y el sadomasoquismo.

miércoles, 26 de junio de 2013

STOKER (2013)

EL EXTRAÑO CASO DEL DIRECTOR EXTRANJERO QUE NO FUE ENGULLIDO POR HOLLYWOOD 

CALIFICACION: 3/5 

Estados Unidos, 2013.- 126 minutos.- Director: Park Chan-wook.- Intérpretes: Mia Wasikowska, Matthew Goode, Nicole Kidman, Jacki Weaver, Dermot Mulroney,Lucas Till, Ralph Brown, Alden Ehrenreich, Phyllis Somerville.- DRAMA DE INTRIGA.- Leí hace poco una frase sobre este film que me pareció tan lúcida como cierta: Chan Wook no ha ido a Hollywood, Hollywood ha ido a Chan Wook. El director coreano, autor de joyas como Old Boy, rueda una historia profundamente americana sin perder ni un ápice de su estilo personal, incluyendo soluciones estéticas y narrativas que nada tienen que ver con la rutina del peor Hollywood.

Su atrevimiento estético, narrativo y moral es digno de aplauso y, aunque la cinta pueda parecer algo confusa y deslavazada y reclame la suspensión de la incredulidad por parte del espectador (la cinta incluye personajes, situaciones y ambientes que parecen sacados de dos o tres películas diferentes) la capacidad de sugerencia, de inquietud y la atmósfera malsana del film puede con todo. Una cita imprescindible para degustadores de rarezas, cada vez menos frecuentes en el cine americano actual.





Cuando India Stoker, una adolescente, pierde a su padre en un trágico accidente de coche el día en que cumple 18 años, su vida se hace añicos. Su impasible comportamiento oculta profundos sentimientos que sólo su padre comprendía. Cuando Charlie, el hermano de su padre, aparece por sorpresa en el funeral, decide hacerse cargo de ella y de su inestable madre. Aunque al principio desconfía de su encantador y misterioso tío, pronto se da cuenta de que tienen mucho en común.

EL GRAN GATSBY –THE GREAT GATSBY- (2013)

ESTÁ AL FONDO… OCULTO ENTRE LAS LUCES Y EL GLAMOUR 

CALIFICACION: 2,5/5 

Estados Unidos, 2013.- 143 minutos.- Director: Baz Luhrmann.- Intérpretes: Leonardo DiCaprio, Tobey Maguire, Carey Mulligan, Joel Edgerton, Isla Fisher,Elizabeth Debicki.- DRAMA.- Puro Luhrmann. El director australiano se ha apropiado, para lo bueno y para lo malo, del inmortal clásico de Scott Fitzgerald y ha realizado una adaptación plenamente coherente con su estilo y su filmografía anterior.

El director de Moulin Rouge se luce en la recreación de los locos años 20 con una belleza formal, una explosión de colorido y un ritmo envidiables pero baja bastantes enteros a la hora de reflejar el universo de la obra. Aunque no se puede hablar de desastre ni mucho menos, si que es verdad que, a pesar de ser mucho más espectacular y vistosa que la versión de los años 70 con Robert Redford y Mia Farrow no la supera en absoluto, y eso que el film de Cardiff era fallido e irregular.

No conozco la película de los 50 con Alan Ladd!!! interpretando a Gatsby ni una versión televisiva pero, por las reseñas, tampoco parecen nada del otro mundo. Todo indica que abra que esperar para que aparezca la adaptación cinematográfica definitiva de la lucha de Gatsby contra el tiempo y las clases sociales.

Nueva York, años 20. En la alta sociedad norteamericana, llama la atención la presencia de Jay Gatsby, un hombre misterioso e inmensamente rico, al que todos consideran un advenedizo, lo que no impide que acudan a sus fastuosas fiestas en su gran mansión de Long Island. Gatsby vive obsesionado con la idea de recuperar al amor que dejó escapar años atrás. Para ello se hará amigo de su vecino recién llegado, el joven Nick Carraway.

La grandeza de las palabras de Fitzgerald no la destruye ni el vacío vistoso del director australiano. La fascinación de Carraway por la figura enigmática de Gatsby, el enamoramiento injustificado (¿Puede existir de otra manera?) de éste hacia a una chica de lo más insustancial (de nuevo fascinación por alguien que consideramos superior a nosotros por motivo de clase), la diferencia entre nuevos ricos y millonarios de cuna, la sumisión y admiración de las clases bajas hacia el poderoso que los sojuzga…siguen estando ahí al fondo de todo el oropel del costoso y efectista diseño de producción. Una forma visual que ahoga al trío actoral que, sin hacerlo mal , nos ha regalado mejores interpretaciones en cintas anteriores y, seguro, en posteriores.

miércoles, 19 de junio de 2013

TIERRA PROMETIDA –PROMISED LAND- (2013)

UN NUEVO PROTAGONISMO 

CALIFICACION: 2´5/5 

Estados Unidos, 2013.- 130 minutos.- Director: Gus Van Sant.- Intérpretes: Matt Damon, Frances McDormand, John Krasinski, Rosemarie DeWitt, Hal Holbrook, Lucas Black.- DRAMA.- Pertenece a esa parte cada vez más minoritaria de la producción hollywodiense que intenta interesarse más por las personas que por los efectos especiales y que busca medir la temperatura moral de su tiempo dándonos a conocer cómo viven, piensan y sienten los millones de seres anónimos que pueblan el país más poderoso del mundo.

Si en décadas pasadas el cine de Hollywood nos ilustraba continuamente sobre dónde y cómo vivían los estadounidenses ahora hay que rebuscar mucho para encontrar cintas con inquietudes realistas, cotidianas y/o costumbristas. El público parece preferir la evasión lúdica que la reflexión sobre nuestro momento histórico. Sólo porque el film se decanta por lo segundo en un ambiente industrial y popular adverso, ya merece nuestro aplauso.

Steve Butler, un ejecutivo de una gran empresa, llega a un pueblo con una compañera de trabajo, para comprar los derechos de perforación a los propietarios de las tierras, casi todos ganaderos. En esa población, asolada por la crisis económica de los últimos años, Steve intentará convencer a la gente de los beneficios de perforar sus tierras, pero también tendrá ocasión de reconsiderar lo que ha sido su vida hasta ese momento.

Lo más destacado del film son, sin duda, los diálogos que están bastante por encima de unos personajes no del todo bien definidos y que presentan algunas actitudes y reacciones poco creíbles o directamente peliculeras, en el mal sentido de la palabra.

Van Sant opta por una dirección invisible muy de agradecer en un film como éste que insiste en unas de las tendencias argumentales más renovadoras e interesantes de la última década. La focalización en un protagonista que en tiempos pretéritos sería el antagonista del héroe, entroncando con el Aaron Eckart de Gracias por fumar, el George Clooney de Up in the air o la Jennifer Aniston de The good girl. Personajes con actitudes morales más que discutibles y trabajos que aún lo son más. Pero son el tipo de personas y profesiones que son preponderantes en el mundo actual y, por tanto, uno de los mayores aciertos de Hollywood es darles la voz cantante en sus films. Así la industria demuestra su perspicacia, su voluntad de verismo y su deseo de hacer una crítica indirecta al cochambroso mundo moral que nos rodea.

FAST AND FURIOUS 6 (2013)

¡ME ABURRO! 

CALIFICACION: 1/5

Estados Unidos, 2013.- 130 minutos.- Director: Justin Lin.- Intérpretes: Vin Diesel, Dwayne "The Rock" Johnson, Gina Carano, Michelle Rodriguez, Paul Walker, Luke Evans, Jordana Brewster, Elsa Pataky.-  ACCION.- La temporada de action movies está siendo francamente decepcionante. Ni Venganza 2, ni El último desafío, La jungla 5, Jack Reacher, Objetivo: La Casa Blanca, entre otras, nos han dado otra cosa que brutal aburrimiento y la constatación de que antiguas megaestrellas taquilleras como Willis y Schwarzenneger son perfectos desconocidos para las nuevas generaciones (o lo que es peor, patéticos viejunos) y, en consecuencia, sus nuevas cintas han sido fracasos en taquilla, ya que es el público joven el que consume blockbusters. Tampoco la magnífica Vacaciones en el infierno, protagonizada por Mel Gibson, tuvo suerte y en Estados Unidos se estrenó directamente en video.


Por ello, lo confiábamos todo a este film, cuya entrega anterior resultó un agradable entretenimiento. Fast and furious 6 podía ser el placer culpable para disfrutar de dos horas de mamporros, coches tuneados y chicas en bikini. Pero a la media hora ya sabes que te vas a comer un mojón de dimensiones cósmicas.

La cinta alterna aburridas y artificiales escenas de diálogo y rutinarias peleas. Sólo alguna escena automovilística como la de la autovía española nos despierta del letargo. La de la pista de despegue más larga del mundo al menos proporciona un gran momento cómico, no sabemos si involuntario: uno de los personajes recrimina a otro que le de miedo saltar desde un avión que ya ha elevado el vuelo a un jeep en marcha. ¡Miedica!

EFECTOS SECUNDARIOS –SIDE EFFECTS- (2013)

DOS PELICULAS (MAS COMPLEMENTARIAS DE LO QUE PARECE) POR EL PRECIO DEL UNA 

CALIFICACION: 3/5 





Estados Unidos, 2013.- 109 minutos.- Director: Steven Soderbergh.- Intérpretes: Rooney Mara, Jude Law, Catherine Zeta-Jones, Channing Tatum, Vinessa Shaw. THRILLER DRAMATICO.- Soderbergh se retira. Así lo ha afirmado y éste es su último largometraje. Si no reconsidera su decisión en el futuro, el cine habrá perdido a un hombre importante. En una larga carrera de más de 20 años y 30 títulos (ser prolífico era algo normal en el Hollywood clásico y, sin embargo, ahora resulta extraño y hasta criticado) ha habido de todo, pero su cine siempre es estimulante e intenta discurrir por caminos no trillados.


El film que nos ocupa, junto a Girlfriend experience y Magic Mike, forma una especie de trilogía que sirve como termómetro moral de nuestro tiempo. Todas giran alrededor de la renuncia a los valores morales en pos del enriquecimiento y la mejora de la posición social. Ambientada en el mundo de la psicofarmacología, ciencia que estudia cómo afectan las drogas a la mente humana. Emily es una joven que se vuelve adicta a un nuevo medicamento que le receta su psiquiatra, que se la proporciona para poder manejar su ansiedad por la inminente liberación de la cárcel de su esposo Martin.

 La cinta ha sido criticada negativamente en algunos sectores de la prensa especializada y el público por su radical giro argumental y genérico mediada la proyección y por dirigirse hacia los senderos del efectista thriller repleto de giros argumentales inesperados. Sin embargo, contra todo pronóstico está arriesgada decisión narrativa funciona perfectamente y refuerza el componente crítico y revelador del film.

Sólo usando las constantes genéricas del cine negro, resguardándose bajo su paraguas, Soderbergh puede ilustrar, sin caer en el ridículo, los extremos a los que se puede llegar para no perder unos privilegios innecesarios pero que llegan a parecer imprescindibles cuando se alcanzan y se tienen como objetivo vital.

De igual manera, el desenlace resulta proverbial como uno de los mejores falso happy end del cine reciente, constatando la cruda realidad de que, en ocasiones, cónyuges, colegas y amigos nos valoran más por lo que tenemos y aparentamos que por lo que somos.

TO THE WONDER (2013)

MALICK SE AUTOPARODIA A SI MISMO 

CALIFICACION: 2/5 


Estados Unidos, 2012.- 126 minutos.- Director: Terrence Malick.- Intérpretes: Ben Affleck, Olga Kurylenko, Rachel McAdams, Javier Bardem.- DRAMA.- El director de Malas tierras ha recibido un merecido pero quizá excesivo vapuleo crítico ya que la primera mitad de la cinta no es inferior a El árbol de la vida, pero en su segunda parte Malick parece parodiarse involuntariamente a sí mismo y finalmente (auto) boicotearse cayendo en la reiteración, el aburrimiento y el ridículo.

Neil, un norteamericano aspirante a escritor, y Marina, una madre soltera europea, se conocen en París y disfrutan de un momento de idilio en la isla francesa de St Michel, revitalizados por las sensaciones de estar de nuevo enamorados. Neil ha dejado su país buscando una vida mejor, dejando atrás una serie de hechos dolorosos. Mirando a Marina a los ojos, Neil cree estar seguro de que ha encontrado a la mujer que puede amar con dedicación. Es por ello que le propone irse a vivir junto a su hija Tatiana a los Estados Unidos. Pero cuando años más tarde, una serie de circunstancias personales y profesionales resquebrajan su relación, otra mujer aparece en la vida de Neil, con igual o incluso mayor fuerza: Jane, una vieja amiga de la infancia. ¿Logrará Neil mantenerse fiel a su promesa inicial o aprovechará para cambiar su vida hacia el futuro que siempre anheló?

El estilo personal del director y su loable empeño de conseguir un cine más poético que narrativo se desmonta en una segunda mitad irritante compuesta por imágenes de postal, paseos sin rumbo, voz en off que poco aporta y música reiterativa. En definitiva, a Malick no le sienta bien filmar con tanta frecuencia. Y anuncia el estreno de dos nuevas películas. Esperemos que no sean como ésta.

MEMORIAS DE UN ZOMBIE ADOLESCENTE –WARN BODIES- (2013)

LLEGAN LOS ZOMBIES MOÑAS 

CALIFICACION: 1,5/5 

Estados Unidos, 2013.- 97 minutos.- Director: Jonathan Levine.- Intérpretes: Nicholas Hoult, Teresa Palmer, John Malkovich, Rob Corddry, Analeigh Tipton, Dave Franco, Cory Hardrict, Daniel Rindress-Kay, Vincent Leclerc.- COMEDIA FANTASTICO-ROMANTICA.- El principio promete y parece que el humor, la parodia y la referencia lúcida van a campar a sus anchas. Pero es sólo un espejismo. Una vez que los protagonistas se conocen la cinta discurre por caminos trillados y decepcionantes hasta llegar a un tercio final de lo más aburrido y previsible.

R, un zombi con problemas existenciales, entabla una extraña amistad con la novia de una de sus víctimas. Esta insólita relación provoca una reacción en cadena que cambia su vida, la de otros zombis y probablemente la de todo el planeta.

Lo peor de todo es que la cinta se engloba en esa corriente neoconservadora nada inocente ni causal de convertir a mitos del terror paganos, antisistema y malignos en seres románticos y sensibles que acabarían comprando en IKEA, tomando un café en Starbucks y calmando todas sus pulsiones antisociales y destructivas con Internet, el deporte, escapadas románticas y ofertas de Groupon. Una operación parecida a la saga Crepúsculo, pero, por lo menos, más inteligente y menos vomitiva.

Cuando veo cintas tan antisociales como El jugador (1974) producidas, quizá por error, por Hollywood y luego me topo con herramientas publicitarias del sistema consumista cómo ésta…pierdo la fe en una industria que me sigue haciendo feliz cuando descubro o revisito de lo que fue capaz en las decádas de los 60,70 y parte de los 80.