jueves, 10 de octubre de 2013

CRUCE DE CAMINOS –THE PLACE BEYOND THE PINES- (2013)

UNA DOLOROSA DECEPCION 

 CALIFICACION: 2/5 



 Estados Unidos, 2013.- 140 minutos.- Director Derek Cianfrance.- Intérpretes: Ryan Gosling, Bradley Cooper, Eva Mendes, Dane DeHaan, Emory Cohen, Ray Liotta, Rose Byrne, Ben Mendelsohn, Bruce Greenwood.- DRAMA.- Hay algo bastante peor que ver una mala película...encontrarte con una cinta de la que esperas mucho (director, argumento, actores) y resultar una enorme decepción. De la mala no esperabas nada, ya sabías a que atenerte. Pero las decepciones son una nueva oportunidad perdida. Con lo difícil que es encontrar buen cine hoy en día en las salas, que una peli que ha despertado tus expectativas se desinfle de esta manera es una putada.

Por eso, los comentaristas de cine valoramos tanto lo opuesto a la decepción: la sorpresa cinematográfica…ese producto del que no esperas nada y te sorprende gratamente por su singularidad.

Como comentaban en la reciente Hitchcock con respecto a la primera versión que se rodó de Psicosis (sin la famosa música y con más minutos), Cruce de caminos se nos presenta ante nuestros ojos como una obra muerta desde el minuto 1. Lo que se cuenta podría ser interesante, los actores cumplen su cometido, está correctamente dirigida y producida pero…te da igual todo lo que pasa, hay una barrera invisible entre el espectador y la pantalla, no hay conexión ni empatía con los personajes…como cuando conoces a alguien y sin saber porqué ni razón aparente…no congenias.

 El director y guionista parece haber descubierto la polvora o algo por estilo porque nos cuenta cosas mil veces vistas (algo que personalmente no me importa en absoluto) como si él lo contara por primera vez cuando en realidad no aporta nada nuevo (eso sí que me molesta y mucho).

Pero. además, y para empeorar más las cosas, cuando por fin nos estamos interesando por su protagonista, pasa a contarnos la vida de otro personaje. El tercio final en el que se encuentran los hijos de los dos protagonistas no puede ser más tópico.

 Si a eso añadimos la manía de mover innecesariamente la cámara para parecer moderno y las dos y media de duración que saben a cuatro, no se puede hablar de otra cosa que de fiasco si comparamos con lo que esperábamos. Luke, un motorista que trabaja como especialista viajando de una ciudad a otra, trata de ponerse en contacto con su antiguo amor, Romina, y descubre que recientemente ella ha tenido un hijo de él, Jason. Decide entonces dejar su trabajo en la carretera y dedicarse a su familia trabajando como mecánico

No hay comentarios: