miércoles, 17 de julio de 2013

OBLIVION (2013)

SUGERENCIAS FRUSTRADAS 

 CALIFICACION: 2,5/5 


Estados Unidos, 2013.- 126 minutos.- Director: Joseph Kosinski.- Intérpretes: Tom Cruise, Olga Kurylenko, Andrea Riseborough, Morgan Freeman, Nikolaj Coster-Waldau, Zoe Bell, Melissa Leo.-CIENCIA-FICCION.- No malinterpreten el título de esta reseña. Oblivion no es, ni mucho menos, una mala película. De hecho está por encima de la decepcionante media del cine de consumo hollywoodiense actual. La cinta intenta contar una trama interesante, llena de sugerencias y con capacidad metafórica. Y además lo hace con un generoso derroche de producción, bastante bien utilizado, creando, gracias a la suma de este esfuerzo económico y creativo con una magnífica fotografía, una atmósfera que recuerda a hitos del género. Si a eso sumamos la gran presencia cinematográfica que sigue teniendo, nos guste o no, Tom Cruise estamos ante lo que podía haber sido una cita ineludible para los aficionados al género.

Año 2073. Hace más de 60 años la Tierra fue atacada; se ganó la guerra, pero la mitad del planeta quedó destruido, y todos los seres humanos fueron evacuados. Jack Harper, un antiguo marine, es uno de los últimos hombres que la habitan. Es un ingeniero de Drones que participa en una operación para extraer los recursos vitales del planeta. Su misión consiste en patrullar diariamente los cielos. Un día, rescata a una desconocida de una nave espacial y, entonces, se ve obligado a replantearse sus convicciones más profundas.

 La sinopsis mola y aún resulta más atractivo el desarrollo de la misma en su primera mitad. El paralelismo con la concepción de la pareja occidental como una sociedad de gananciales, como una empresa eficaz y rentable si el equipo de dos reúne los requisitos necesarios es obvio y lúcido. Sin embargo, cuando el aficionado al género oye las palabras “borrado de memoria” sabe que hay gato encerrado. Este no tiene porque ser negativo, muy al contrario, la ciencia-ficción está llena de falsos felinos maravillosos. Pero aquí el gato está desnutrido y ha perdido su encanto. Conforme se van revelando las sorpresas, la cinta pierde fuelle, interés y garra y acaba presentando unos considerables agujeros de guión que no nos importarían un comino si la fascinación y sugerencia de la primera mitad se mantuvieran. Una pena.

No hay comentarios: