lunes, 22 de julio de 2013

EL HOMBRE DE ACERO –MAN OF STEEL- (2013)

SUPERMAN NO ES BATMAN…Y PUNTO 

 CALIFICACION: 1/5 



Estados Unidos, 2013.- 143 minutos.- Director: Zack Snyder.- Intérpretes: Henry Cavill, Amy Adams, Russell Crowe, Michael Shannon, Kevin Costner,Laurence Fishburne, Diane Lane, Ayelet Zurer, Christopher Meloni.- CIENCIA-FICCION.- Un rollo de considerables proporciones. Siendo cierto que la segunda parte del film es más aburrida que la primera, la hora inicial de la que tan bien se habla en algunos medios tampoco es para echar cohetes.

 Una puesta en escena casi inexistente en las escenas intimistas, una estética de videojuego que no casa con el universo de Superman, una molestísima estructura a base de flashbacks que rompen el ritmo y anulan cualquier posibilidad de intensidad dramática, una presentación de personajes lamentable (esos padres humanos que te dan igual, ese padre kriptoniano que, aunque –o quizá por ello- aparece y desaparece de pantalla, ese Superman (¡Perdón!, el hombre de acero, que somos 2.0) que va mostrando sus poderes al primero que pasa por delante, esa Lois Lane (la peor interpretación de largo de esa gran actriz que es Amy Adams) que tiene menos química con el superhéroe que Bárcenas y Cayo Lara…Todo parece conjugarse para sacarte continuamente de la película y tener la sensación de estar viendo un film en un idioma que no entiendes. No es que te aburras…va mucho más allá…te la suda todo lo que pasa en pantalla.

 La estructura Noliana de diálogo largo, discursivo y supuestamente trascendente intercalado por set pieces de acción (15 minutos de hostias y explosiones, para entedernos) puede que funcione cuando está detrás de la cámara el autor de la trilogía de El caballero oscuro (No, Batman, ¡por Dios!, que somos muy hipsters) pero a las órdenes de Snyder está lejos de ser más bello que el silencio.

 La última hora es insufrible. Los que han conseguido llegar interesados y entusiasmados al desenlace se encontrarán con unas desafíos, conflictos y resoluciones que no se entienden muy bien…aunque se comprenden algo mejor que un beso final que no es que venga mucho a cuento. Eso sí, la producción es buena, aunque sin pasarse, Shannon es un magnífico villano y, como se encargan de resaltar en la última escena, el nuevo Superman está buenísimo.

 Desde Krypton, un lejano planeta muy avanzado tecnológicamente, un bebé es enviado en una cápsula a través del espacio a la Tierra para que viva entre los humanos. Educado en una granja en Kansas en los valores de sus padres adoptivos, Martha y Jonathan Kent, el joven Clark Kent comienza desde niño a desarrollar poderes sobrehumanos, y al llegar a la edad adulta llega a la conclusión de que esos poderes le exigen grandes responsabilidades, para proteger no sólo a los que quiere, sino también para representar una esperanza para el mundo

No hay comentarios: