miércoles, 26 de junio de 2013

EL GRAN GATSBY –THE GREAT GATSBY- (2013)

ESTÁ AL FONDO… OCULTO ENTRE LAS LUCES Y EL GLAMOUR 

CALIFICACION: 2,5/5 

Estados Unidos, 2013.- 143 minutos.- Director: Baz Luhrmann.- Intérpretes: Leonardo DiCaprio, Tobey Maguire, Carey Mulligan, Joel Edgerton, Isla Fisher,Elizabeth Debicki.- DRAMA.- Puro Luhrmann. El director australiano se ha apropiado, para lo bueno y para lo malo, del inmortal clásico de Scott Fitzgerald y ha realizado una adaptación plenamente coherente con su estilo y su filmografía anterior.

El director de Moulin Rouge se luce en la recreación de los locos años 20 con una belleza formal, una explosión de colorido y un ritmo envidiables pero baja bastantes enteros a la hora de reflejar el universo de la obra. Aunque no se puede hablar de desastre ni mucho menos, si que es verdad que, a pesar de ser mucho más espectacular y vistosa que la versión de los años 70 con Robert Redford y Mia Farrow no la supera en absoluto, y eso que el film de Cardiff era fallido e irregular.

No conozco la película de los 50 con Alan Ladd!!! interpretando a Gatsby ni una versión televisiva pero, por las reseñas, tampoco parecen nada del otro mundo. Todo indica que abra que esperar para que aparezca la adaptación cinematográfica definitiva de la lucha de Gatsby contra el tiempo y las clases sociales.

Nueva York, años 20. En la alta sociedad norteamericana, llama la atención la presencia de Jay Gatsby, un hombre misterioso e inmensamente rico, al que todos consideran un advenedizo, lo que no impide que acudan a sus fastuosas fiestas en su gran mansión de Long Island. Gatsby vive obsesionado con la idea de recuperar al amor que dejó escapar años atrás. Para ello se hará amigo de su vecino recién llegado, el joven Nick Carraway.

La grandeza de las palabras de Fitzgerald no la destruye ni el vacío vistoso del director australiano. La fascinación de Carraway por la figura enigmática de Gatsby, el enamoramiento injustificado (¿Puede existir de otra manera?) de éste hacia a una chica de lo más insustancial (de nuevo fascinación por alguien que consideramos superior a nosotros por motivo de clase), la diferencia entre nuevos ricos y millonarios de cuna, la sumisión y admiración de las clases bajas hacia el poderoso que los sojuzga…siguen estando ahí al fondo de todo el oropel del costoso y efectista diseño de producción. Una forma visual que ahoga al trío actoral que, sin hacerlo mal , nos ha regalado mejores interpretaciones en cintas anteriores y, seguro, en posteriores.

No hay comentarios: