miércoles, 17 de abril de 2013

SEARCHING FOR SUGAR MAN (2012)

LA COMUNION HUMANA A TRAVES DE LA MUSICA 

CALIFICACION: 4/5 





Suecia, 2012.- 85 minutos.- Director: Malik Bendjelloul.- Película documental.- DRAMA INSPIRADOR.- Una auténtica joya, una nueva constatación de que el cine documental no tiene nada que envidiar al de ficción y tal como ocurría con Mano on wire, de los mismos productores, una de las mejores películas del año. El último tercio me emocionó de tal manera que me sorprendí al sentir mis ojos llenos de lágrimas ante la inspiradora peripecia humana a la que estaba asistiendo.


A finales de los años 60, un misterioso músico fue descubierto en un bar de Detroit por dos productores que quedaron prendados de sus melodías conmovedoras y de sus letras proféticas. Grabaron dos discos que ellos creían que situarían al artista como uno de los más grandes de su generación. Sin embargo, el éxito nunca llegó. De hecho, el cantante desapareció en la oscuridad en medio de rumores sobre su horripilante suicidio encima del escenario. Mientras la figura del artista se perdía en el olvido, uno de sus vinilos llegó a la Sudáfrica del Apartheid, multiplicándose por todo el país en grabaciones piratas, y durante las dos siguientes décadas Rodríguez se fue convirtiendo en un fenómeno, en un icono de la libertad y el "anti-establishment". Mucho tiempo después, dos fans sudafricanos se empeñaron en averiguar qué pasó realmente con su héroe. Su investigación los condujo a una historia aún más extraordinaria sobre el mito del artista conocido como "Rodríguez". Esta es una película sobre la esperanza, la inspiración y el poder de la música.

Desde los primeros fotogramas en los que vemos a un hombre conduciendo por escarpadas carreteras sudafricanas escuchando y tarareando la canción más emblemática de Rodríguez nos metemos de lleno en el viaje físico, temporal y espiritual que nos propone el documental. Utilizando una historia real, el film consigue puro arte y emoción. Equilibrando testimonios, imágenes de archivos, reconstrucciones, técnica cinematográfica e infografía la realidad es procesada, y seguramente manipulada, para reflexionar sobre la naturaleza caprichosa, inasible, controlada y, a la vez accidental, del éxito.

Pero, sobre todo, el film nos acerca a el componente comunal, reivindicativo, inspirador de la música. ¿Quién no ha experimentado alguna vez esa maravillosa sensación de conexión con una masa de desconocidos al tararear, cantar o berrear juntos en un concierto esa canción que amamos? Si se une el hecho de que ciertas letras concebidas ante una realidad muy concreta y localizada pueden dar lugar a la identificación de otras personas en lugares y tiempos muy diferentes es indudable que la música no sólo es creación artística sino sentimiento humano.

Finalmente, la constatación de que los artistas, muchas veces, no obtienen ni el reconocimiento ni la remuneración económica que merecen siendo otros los que se enriquecen con su trabajo queda diáfanamente clara en este retrato, queremos creer que cierto, de la profunda honestidad e integridad de un ser anónimo que ha sido rescatado del olvido gracias al empeño de unos fans apasionados que hicieron posible este documental. Desgraciadamente otros seres humanos de gran brillantez siguen siendo desconocidos mientras toneladas de gentuza copan la actualidad.

No hay comentarios: