sábado, 9 de febrero de 2013

JACK REACHER –JACK REACHER, ONE SHOT- (2012)

MALA A LA ANTIGUA USANZA

 CALIFICACION: 1/5 





Estados Unidos, 2012.- 130 minutos.- Director: Christopher McQuarrie.- Intérpretes: Tom Cruise, Rosamund Pike, Richard Jenkins, Werner Herzog, Robert Duvall.- THRILLER.- Reconozco que no estaba preparado para encontrarme lo que me encontré. Desde aquí felicito al departamento de marketing por vender tan bien esta película. Lo que parecía un divertimento de acción puro y duro se convierte en una trama de intriga que es mala de muchas maneras, pero todas a la antigua usanza. En pleno 2013 estoy más que preparado para asistir a un desastre cinematográfico de los de hoy en día (montaje desquiciado, tramas absurdas sin ninguna lógica, personajes incoherentes) pero no esperaba encontrarme con una mala película de los 80-90 estrenada 20-30 años después. Aquí que aclarar que este film vive en el peor pasado cinematográfico posible a nivel de dirección, guión y dirección de actores, ya que en el apartado técnico es notable. Como muestra, el botón de la magnífica fotografía del veterano Caleb Deschanel, padre de Zooey.


 Jack Reacher, un antiguo policía militar que vive semiescondido como un vagabundo y que trabaja por su cuenta, decide investigar el caso de un francotirador que ha sido acusado de matar, por puro azar, a cinco personas en un tiroteo. Al ser interrogado, el francotirador se declara inocente y, además, exige la presencia de Jack Reacher.

El guión demuestra que McQuarrie tuvo una gran idea, Sospechosos habituales, que le valió un merecido Oscar y ahí se acabó su inspiración. Ni como guionista (Valkiria, El turista) ni como director-guionista (Secuestro infernal ni la que nos ocupa) ha brillado a la misma altura.



El libreto de McQuarrie para Jack Reacher se toma todo muy en serio, nos revela información importante desde el principio (nada que objetar) pero luego la trata como si siguiera siendo un misterio para nosotros lo que provoca la hilaridad. Abre vías narrativas interesantes que no aprovecha, llena el guión de diálogos supuestamente ingeniosos y brillantes que suenan a falso, juega al despiste de manera a veces ridícula e intenta hacer comedia de la violencia al estilo Tarantino y le sale mal, muy mal…fatal.

La dirección es arritmica, sosa y nada compacta. Pero lo peor es la dirección de actores. Cruise demuestra que él no la necesita ya que su personalidad y presencia son tan contundentes que le basta con los 4 trucos que ha aprendido en más de 30 años de profesión. Pero la pobre Rosamunde Pike… ¡Ay, qué penica! Con lo resultona que estaba como secundaria en El mundo según Barney, An education o Orgullo y prejuicio…Su primera aparición ya es terrible y nada carismática pero después…cuando dejé de contar ya llevaba 3 o 4 escenas en las que daba la sensación de que habían empezado a rodar varios segundos antes de decir el famoso “¡Acción!” y que ella reaccionaba siempre tarde a lo que estaba ocurriendo.

Por cierto, Herzog y Duvall pasan por allí y se llenan los bolsillos tapándose la nariz ante escenas como aquella en la que Cruise está practicando tiro (no me pregunten el porqué) y vemos una silueta que se acerca amenazante. Nunca sabremos si era un miembro del rodaje que entró en plano por error o un intento patético de crear tensión.

No hay comentarios: