viernes, 11 de enero de 2013

LAS SESIONES (THE SESSIONS) -2012-


PEQUEÑA…Y ORGULLOSA DE ELLO. 

CALIFICACION: 2,5/5 

Estados Unidos, 2012.- 98 minutos.- Director: Ben Lewin.- Intérpretes: John Hawkes, Helen Hunt, William H. Macy, Moon Bloodgood.- TRAGICOMEDIA.- Es una película pequeña y orgullosa y consciente de ello. Lo apuesta todo a un apañado guión, unos buenos diálogos y unas magníficas, soberbias, interpretaciones. Mark O'Brien, un poeta y periodista tetrapléjico y con un pulmón de acero, decide que, a sus 38 años, ya es hora de perder la virginidad. Con la ayuda de su terapeuta y la orientación de un sacerdote, Mark se pone en contacto con Cheryl Cohen-Greene, una terapeuta sexual, especializada en iniciar al sexo a personas como Mark.

A pesar del tema, podríamos definir a la cinta como vitalista. Recrea el ambiente de la California más liberal de los años 80 sin grandes medios pero de manera efectiva, siendo el personaje del sacerdote católico (religión de la familia del protagonista) un canto a la tolerancia y al deseo de evitar los extremismos religiosos. Macy aporta la humanidad y el desparpajo necesario para el papel.

Sin duda, el gran valor de la cinta son los trabajos de Hawkes y Hunt, ambos nominados a los Globos de Oro. A Hawkes lo conocíamos por los terribles personajes que magistralmente interpretaba en Winter´s bone y Martha Marcia May Marlene. Su papel está aquí en las antípodas: un tipo tan entrañable como divertido y valiente, a pesar de todas sus limitaciones. Por razones obvias, Hawkes sólo puede usar su rostro para dar vida al personaje y queda claro que no necesita más.

Pero la gran sorpresa es Hunt. Una actriz que no siempre ha despertado mis simpatías y con una carrera cada más errática y espaciada que aquí se desnuda (física y emocionalmente) para darnos una de sus mejores interpretaciones, a la altura de Mejor imposible.

No hay comentarios: