viernes, 26 de octubre de 2012

EL FRAUDE (ARBITRAGE) -2012-

TODO ES MENTIRA: LA FUERZA EXPRESIVA DE UN FUNDIDO A NEGRO. 

CALIFICACION: 3/5 





Estados Unidos, 2012.- 106 minutos.- Director: Nicholas Jarecki.- Intérpretes: Richard Gere, Brit Marling, Tim Roth, Susan Sarandon, Laetitia Casta.- DRAMA.- Aunque no llega a sacar provecho de todas los sugerentes temas y líneas argumentales que abre, estamos ante un ilusionante debut en el cine de ficción de Jarecki que anteriormente sólo había firmado un documental.

El magnate Robert Miller, retrato perfecto del éxito tanto profesional como familiar, aparece siempre acompañado por su fiel esposa y por su hija y heredera. Pero, en realidad, Miller está con el agua al cuello: necesita urgentemente vender todo su imperio a un gran banco antes de que se descubra que ha cometido un fraude. Además, a espaldas de su mujer y de su hija, tiene un romance con una marchante de arte francesa. Cuando está a punto de deshacerse de su problemático imperio, un inesperado error lo obliga a enfrentarse con su pasado y con su doble moral.

Estamos, por encima de todo, ante la peripecia vital de un protagonista al que acompañamos durante un breve pero intensísimo período de tiempo en el que su estructurada y satisfactoria vida se viene abajo para siempre. El mayor mérito del film es conseguir hacernos vivir, en primera persona, ese descenso a los infiernos y sentir, entre otros, la falta de sueño del protagonista, su dolor físico y su sensación de acorralamiento, engullido por sus propios errores.

Podría parecer que el film da demasiadas vueltas sobre sí mismo pero ese es, en realidad, el objetivo. La estructura es poco habitual y en ella la trama no avanza sólo de forma lineal sino también en círculos concéntricos, como capas de una cebolla, siendo cada una de ellas la colisión de los personajes con el drama de Gere. Eso permite al guión reflexionar sobre los causantes de la crisis económica, los ideales corruptos de toda una sociedad, el desengaño ante el sistema judicial, la ética del trabajo, la hipocresía que rige la forma de vida americana y la utilización a capricho de los más débiles.

 Pero, sin embargo, los apuntes más destacados se encuentran en la familia del protagonista. Por un lado, su hija que representa, consciente o inconscientemente, la acotación gozosa de los ideales neo-con y que sólo está preocupada por la legalidad no por la moralidad de los actos de su padre. Por último, el personaje de Sarandon que parece residual pero que acaba teniendo gran importancia en la trama, representando la lucidez de saber aprovechar una oportunidad cuando te la ponen delante.


miércoles, 24 de octubre de 2012

LOOPER (2012)

HUYENDO DEL PAROXISMO Y LOS FRIOS JUEGOS MENTALES.

CALIFICACION: 3,5/5

Estados Unidos, 2012.- 118 minutos.- Director: Rian Johnson.- Intérpretes: Joseph Gordon-Levitt, Bruce Willis, Emily Blunt, Pierre Gagnon, Paul Dano, Piper Perabo, Jeff Daniels.- DRAMA DE CIENCIA-FICCION.- Original, insólita y desconcertante. Sin abandonar en ningún momento la sugestiva trama propuesta por sinopsis y trailers, el film ofrece mucho más, aportando otras líneas narrativas todavía más interesantes con connotaciones éticas y morales casi proféticas y que reflexionan sobre la tan habitual, en este subgénero de viajes en el tiempo, posibilidad y conveniencia de cambiar el curso de la historia. Estamos ante uno de esos casos en los que, aunque no se nos ofrezca exactamente lo que esperamos, lo que recibimos supera las expectativas.

Como en 2072 los asesinatos están terminantemente prohibidos, las víctimas son enviadas a través de una máquina del tiempo al pasado (2042), donde los Loopers, un grupo de asesinos a sueldo, se encargan de eliminarlas y deshacerse rápidamente de sus cuerpos. El problema surge cuando Joe, uno de los Loopers, recibe desde el futuro un encargo muy especial: eliminarse a sí mismo.

El potente arranque nos sitúa rápidamente, aunque no nos sumerge del todo, en este futuro antiutópico y no tan diferente a nuestro presente y a lo que parece presagiar el futuro: Como ejemplo esa fumigación ultramoderna porque es rentable mientras que se sigue cortando la leña con hacha porque a nadie le interesa investigar en ese campo. Las escenas de acción no son abusivas y ayudan a que la trama avance.

En menos de media hora ya nos han contado todo lo que sabíamos previamente. ¿Y ahora qué? o el desastre o la decepción o el acierto. Afortunadamente esto último se impone y la película entra en un espacio personal (la relación personal entre Gordon-Levitt y Blunt) totalmente alejado de los códigos narrativos actuales que puede recordarnos un poco al mejor Shyamalan pero sin su mesianismo. La acción queda para el personaje de Willis y no desentona.

Otros aciertos provienen de la autoconsciencia de los diálogos de la que no se abusa ya que aparece en dos momentos tan puntuales como fundamentales. Por un lado, la sátira sobre la continua reflexión sobre la cultura popular en la que se ha convertido el cine yanqui más “in”. Por otro lado, el desprecio absoluto a basar la película en las paradojas temporales sobre los viajes en el tiempo (¿Primer?) cualquier otra paja mental tan supuestamente brillante como fría cuyo objetivo es demostrar a todo el mundo lo listo que es el autor (¿Origen?). Aquí la materia no es el intelecto, sino la emoción, la empatía y las contradicciones del ser humano.

Por supuesto, algunas cosas quedan en el limbo de la ambigüedad como esa especial conexión entre los dos yo del personaje que explica la obsesión un poco excesiva por conseguir que, gracias al maquillaje y a la interpretación de Gordon-Levitt, éste sea un sosias joven de Willis.

En definitiva, una gratificante esperanza la del autor de la peculiar Brick y la inédita Los hermanos Bloom que esperemos no sea engullido por la maquinaria hollywoodiense que usa la más mínima sospecha de la estupidez del público mayoritario para intentar alimentarla con su arsenal de remakes, reboots, adaptaciones varias y desprecio de la originalidad.

FRANKENWEENIE (2012)

 ESTETICISMO INSUPERABLE PERO PREVISIBLE 

CALIFICACION: 3/5 

Estados Unidos, 2012.- 87 minutos.- Director: Tim Burton.- Película de animación.- FANTASTICO.- Gustará a los fans de Burton y es un bello homenaje a la historia del terror cinematográfico que aquí es glorificado gracias a un bello blanco y negro y una narración que siempre fluye sin problemas pero que se vuelve previsible y carente de emoción en su segunda mitad, algo habitual, por otra parte en la filmografía de Burton: magníficas presentaciones, correctos nudos narrativos, decepcionantes desenlaces.

Por otro lado, la obsesión por ser y conectar con el más rarito de la clase, con el más friki molesta por evidente. Ese discriminación positiva, tan necesaria en otros casos, aquí es algo ridícula. Pero aparte de ello, a nivel visual y estético la obra es indiscutible.

Película basada en el cortometraje homónimo que el propio Burton realizó en 1984 cuando era animador de la Disney. El experimento científico que lleva a cabo el pequeño Victor para hacer resucitar su adorado perro Sparky, lo obligará a afrontar terribles situaciones cuyas consecuencias son imprevisibles

martes, 23 de octubre de 2012

SALVAJES (SAVAGES) -2012-

LO MEJOR Y LO PEOR DE OLIVER STONE

CALIFICACION: 2,5/5



Estados Unidos, 2012.- 130 minutos.- Director: Oliver Stone.- Intérpretes: Taylor Kitsch, Blake Lively, John Travolta, Salma Hayek, Aaron Johnson, Emile Hirsch, Benicio Del Toro, Joel David Moore, Trevor Donovan, Mía Maestro, Demián Bichir.- DRAMA DE ACCION.- Junto a la secuela de Wall Street, estrenada hace dos años, representa una parcial recuperación de Stone tras años perdido en películas lamentables (World Trade Center) o proyectos documentales minoritarios. Además, y a diferencia de la mencionada secuela, aquí el director de JFK vuelve a su cine más visceral y airado, tanto a nivel narrativo como estético. En consecuencia, Stone nos regala, de nuevo, lo mejor y lo peor de su estilo cinematográfico.

El film comienza con una presentación de personajes y ambientes modélica por la claridad de la exposición y por la belleza y el empaque visual insuperable que nos recuerda a las grandes producciones de estudio de décadas pasadas donde se aunaba a la perfección calidad y comercialidad. Stone demuestra que la fealdad visual no es la única manera de filmar la delincuencia. Además, esta preciosista fotografía no es caprichosa sino que forma parte de la narración, ya que refleja la falsa placidez en la que pretende vivir el personaje de Johnson, un budista que se dedica al tráfico ilegal de drogas, metáfora perfecta de nuestros tiempos moñas.

Cuando estalla el conflicto con el cartel mexicano entramos en los territorios de violencia y desolación paisajística propios del autor y evidentes en obras como Asesinos natos. La película cobra entonces una fuerza inusitada y un pulso narrativo impecable al que ayudan notablemente las sobresalientes actuaciones de Hayek y Del Toro. La verdadera y lúcida inquietud de los artífices intelectuales salta a la vista: no hay pueblos más salvajes que otros sino pueblos más sometidos que otros a injusticias, brutalidad y violencia. Cualquiera puede llegar a ser un “salvaje” llevado al límite. La traición, los dobles juegos, la corrupción más extrema y la violencia más descarnada (todas ellas marca de la casa) campan a sus anchas en una parte central muy efectiva.

Sin embargo, como ocurre en parte de su filmografía. Stone no sabe acabar a tiempo sus historias y empieza a dar vueltas y más vueltas a una trama que requería un desenlace más concreto. Aún así, una cinta nada prescindible y totalmente recomendable para los amantes del buen cine comercial hollywoodiense.

Adaptación de una novela de Don Winslow. Dos amigos de Laguna Beach, que comparten novia, se dedican al tráfico de drogas. Un cartel mexicano secuestra a la chica y les exige como rescate todo el dinero que han ganado durante los últimos cinco años. Aunque los jóvenes se muestran dispuestos a pagar, al mismo tiempo, idean un plan para rescatar a la chica y vengarse de sus secuestradores.

MAGIC MIKE (2012)

LO DE MENOS ES DESNUDARSE

CALIFICACION: 2,5/5



Estados Unidos, 2012.- 110 minutos.- Director: Steven Soderbergh.- Intérpretes: Channing Tatum, Alex Pettyfer, Matthew McConaughey, Olivia Munn.- COMEDIA DRAMATICA.- Depara bastante más de lo que anunciaba su publicidad y vuelve a demostrar la inquietud de Soderbergh por no repetirse e intentar construir una filmografía lo más heterogénea posible. Un riesgo que no siempre acaba en buen puerto.

Pocas veces encontramos en el cine actual un abismo tan grande entre lo superficial y lo profundo. Podría parecer, como sugiere un trailer tan falaz como eficiente, que estamos ante una comedia intrascendente realizada para el lucimiento de sus guapos actores y disfrute de un determinado y lúbrico público femenino. Nada más lejos de la realidad. Las luces del club de striptease se erigen en fachada de una desoladora peripecia de tono existencialista que ilumina tristes realidades tan cercanas como la precariedad laboral, la falta de profesionalidad, la improvisación, la irresponsabilidad, la decadencia moral y el dinero fácil como sueño de toda una sociedad.

Es posible que, con la perspectiva de los años, la película crezca y se convierta en la radiografía in situ de un tiempo, nuestro tiempo. Por el momento, la valoraremos como una cinta irregular, con altibajos y que presenta en su obstinación por tratar todos esos temas de manera indirecta y oblicua –nunca evidente-, sus mejores y, al mismo tiempo, peores cartas.

Mike es un joven que persiguiendo el sueño americano, y tras varios trabajos duros, se introduce en el mundo de los strippers masculinos en clubs para mujeres. Allí Mike descubrirá el mundo de las fiestas con mujeres guapas, sexo fácil y dinero rápido, un mundo adictivo pero con su lado oscuro. Por otro lado, se convertirá en el padrino que introduce en este mundo a un joven bailarín llamado The Kid, un chico inmaduro e impresionable. Para terminar no puedo dejar de volver a su trailer, ejemplo de marketing efectivo pero engañoso, ya que oculta totalmente el tono trágico de la historia, potenciando su parte lúdica usando, incluso, una canción de Rhianna que no suena nunca en el film. En Estados Unidos ha conseguido que el film haya sido tremendamente taquillero. En España no han repetido la jugada.