viernes, 28 de septiembre de 2012

A ROMA CON AMOR –TO ROME WITH LOVE- (2012)

ALLEN PONE EL PILOTO AUTOMATICO RUMBO A LA CIUDAD ETERNA

CALIFICACION: 2/5

Estados Unidos-Italia-España, 2012.- 102 minutos.- Director: Woody Allen.- Intérpretes: Woody Allen, Alec Baldwin, Roberto Benigni, Penélope Cruz, Judy Davis, Jesse Eisenberg, Greta Gerwig, Ellen Page, Alison Pill, Ornella Muti, Riccardo Scamarcio, Alessandra Mastronardi.- COMEDIA DE EPISODIOS.- Casi nunca aburre, despierta algunas risas, incluye una perspicaz y cáustica reflexión sobre el absurdo de la fama en el mundo actual y presenta una idea tan desternillante como genial sobre el mito, ya universal, de cantar en la ducha. No es demasiado, pero tampoco despreciable.

Woody Allen filmando con el piloto automático puesto y sin poner el alma en lo que hace consigue mejores resultados que muchos de los directores y, sobre todo, guionistas, actuales. A sus seguidores nos gustaría que se esmerara más pero ¡Qué se le va a hacer! Ha decidido la cantidad a la calidad y es respetable. Siempre queda la opción de ignorar sus nuevas y poco ambiciosas propuestas, a la espera de que se descuelgue con un nuevo Matchpoint.

Como toda película de episodios unos funcionan mejor que otros. El más redondo es el protagonizado por Woody Allen, seguido muy de cerca por el vodevilesco de la pareja que se pierde en la capital italiana, aderezado a la perfección por una desprejuiciada Penélope Cruz. El capitaneado por Benigni es el que cuenta con un mejor punto de partida pero peor desarrollo. Finalmente el de los Baldwin, Eisenberg y Page es el menos pulido y creíble.

 Cuatro historias independientes con un escenario común: la ciudad de Roma. En la primera, un matrimonio americano viaja a italia para conocer a la familia del prometido de su hija. El padre de éste es un gran cantante de ópera pero sólo puede cantar debajo de la ducha. En la segunda, un italiano es tomado por un famoso televisivo. En la tercera, un arquitecto californiano, visita Roma con sus amigos y conoce a un joven estudiante de arquitectura que duda entre su querida novia y la seductora amiga de ésta. Finalmente en la cuarta, unos recién casados se pierden en la capital italiana, a la que han ido a visitar a unos familiares.

SIN FRENOS –PREMIUM RUSH- (2012)

EFICACES PROTOTIPOS SOBRE RUEDAS 

CALIFICACION: 2/5 


 Estados Unidos, 2012.- 91 minutos.- Director: David Koepp.- Intérpretes: Joseph Gordon-Levitt, Jamie Chung, Michael Shannon, Aasif Mandvi, Dania Ramirez.- THRILLER DE ACCION.- Varias cualidades despiertan la simpatía hacia este producto. En primer lugar, el planteamiento de producción, más basado en escenas de acción, casi toda en exteriores, muy bien filmadas (donde rara vez se descubre la, en realidad abundante, presencia de extras) que en el uso y abuso de la infografía.

En segundo lugar, la ajustada duración. En tiempos de películas sobredimensionadas, se agradece la concisión de la propuesta. En tercer lugar, la apariencia realista de la narración. Con una cartelera continuamente monopolizada por el cine por y para frikis (vampiros, zombies, aventuras épicas y medievales, videojuegos, etc), se agradece una peli urbana y de corte policíaco.

Por último, la renuncia a las dobles lecturas, a la revisitación genérica o a coartadas o dudas existenciales que plagan el cine comercial actual es reconfortante. Sin embargo, esta virtud se acaba convirtiendo en clara limitación por la contrapartida que decide aportarnos el veterano guionista. Huyendo de la impostada gravedad y profundidad de la trama y los personajes, se va al otro extremo. Los personajes son puros prototipos que sólo hablan con tópicos y la trama es previsible y convencional.

A un cinéfago curtido como yo en los años 80 no le resulta demasiado molesto pero a un joven aficionado de hoy en día, le puede parecer un mojón de película en la que además hay mucho calle pero muy poco Nueva York espectacular.

En Nueva York, un mensajero que es perseguido por toda la ciudad por un policía corrupto, intenta llegar con su bicicleta desde la Universidad de Columbia a Chinatown para entregar un misterioso paquete.

jueves, 20 de septiembre de 2012

DESAFIO TOTAL (TOTAL RECALL) -2012-



ADAPTAR A PHILIP K. COMO SI FUERA OTRA ENTREGA DE UNDERWORLD

CALIFICACION: 1/5

Estados Unidos, 2012.- 121 minutos.- Director: Len Wiseman.- Intérpretes: Colin Farrell, Kate Beckinsale, Jessica Biel, Bill Nighy.- ACCION FUTURISTA.- Prácticamente un desastre, si no fuera por la magnífica producción que consigue disfrazar un poco todas las carencias que presenta el film. De hecho me dormí (los que me conocen saben que no es algo habitual) y cuando desperté todo seguía igual de aburrido o más.

Wiseman, que no hace honor a su apellido, ha centrado en su carrera en la saga Underworld, protagonizada por su bellísima esposa, Kate Bechkinsale. Esta a su vez se ha resguardado en esta saga contra las inclemencias de un miserable Hollywood muy hostil con las actrices que van cumpliendo años. Mejor para su abultada cuenta bancaria, peor para nosotros que vemos como su talento se desperdicia en blockbusters que nos privan de él.

Si bien Wiseman se mostró competente en la cuarta entrega de Jungla de Cristal, aquí se suma a la triste fiesta de un guión caótico con una dirección que compite en confusión y una rutinaria manera de filmar las escenas de acción (todas iguales, ¡Qué diferencia, por ejemplo, con la cinta que recuperé al día siguiente, 13 asesinos de Takeski Mikee, todo un derroche de imaginación a la hora de filmar las peleas y batallas!)  Sin embargo, el mayor problema del film es la pésima definición de personajes, dando la sensación de que sus acciones o reacciones se producen porque lo dice el guión, no como consecuencia lógica de sus personalidades. Sólo queda, pues, recrearse en el aspecto visual y en la belleza de sus tres protagonistas. No es suficiente para dedicarle tiempo y dinero.

Rekall es una empresa que puede convertir los sueños en recuerdos reales, haciendo que la frontera entre realidad y memoria se difumine. Para Douglas Quaid la idea de hacer un viaje mental que le proporcione recuerdos de una vida como superespía puede ser la solución perfecta para contrarrestar su frustrante vida. Lo malo es que el proceso sale mal, y Quaid se convierte en un hombre perseguido por los agentes de un estado totalitario. En su huida, se asocia con una combatiente rebelde con el fin de encontrar al cabecilla de la resistencia clandestina (Bill Nighy). Mientras el destino del mundo pende de un hilo, Quaid descubre su verdadera identidad y su verdadero destino. Se inspira en el cuento "Podemos recordar por usted al por mayor" de Philip K. Dick.

ETERNAMENTE COMPROMETIDOS (FIVE YEAR ENGAGEMENT) -2012-

UN RITMO Y UN TEMPO NUEVOS; NO NECESARIAMENTE MEJORES

CALIFICACION: 2,5/5

Estados Unidos, 2012.-  124 minutos.- Director: Nicholas Stoller.- Intérpretes: Jason Segel, Emily Blunt, Chris Pratt, Alison Brie, Rhys Ifans, David Paymer, Jacki Weaver.- COMEDIA.- Una nueva forma de narrar, cuestionable pero estimulante. La factoria Apatow ha ido renovando la comedia hollywoodiense en este nuevo siglo con Virgen a los 40, Lío embarazoso, Supersalidos, Hazme reír, La boda de mi mejor amiga, Todo sobre mi desmadre o Paso de ti. Del mismo director de estas dos últimas nos llega este eterno compromiso matrimonial que nunca parece cristalizar en boda.

Stoller y el guionista y protagonista Segel desprecian 3 elementos de lo más taquillero: la importancia que se le da al desenlace (como si alguien no supiera desde el minuto 1 cómo van a acabar estas historias), el exceso y saturación de climax (véase Nolan) y la idealización romántica del amor como potente instrumento neo-con de domesticación y potenciación del consumo.

A los responsables del film no les importa qué pasará al final sino cómo son las vidas de los personajes mientras se acerca el previsible desenlace. Por eso, estamos ante una de las escasas muestras actuales del cine de lo cotidiano en la línea de le edad dorada del género, durante la segunda mitad de los 70 y  primera mitad de los 80. Pero aquí el tono, el ritmo son tan diferentes como lo son aquella sociedad y la actual.

Las formulas hollywoodienses prácticamente desaparecen (las cosas no pasan como se supone que deben ocurrir en una película) al igual que los aspavientos dramáticos y la rutina previsible. Se sustituye por una falsa apariencia de realidad que para muchos espectadores y críticos se convertirá en una película aburrida e innecesariamente alargada. Es probable que tengan razón. Sin embargo, como ocurría con La boda de mi mejor amiga, entré en el juego. No se trata de un aburrido, tópico, artificial y casi agónico desarrollo hacia un final más que cantado (como ocurría con muchas pelis fórmula de los 80 y 90. El otro día revisé –no sé porqué- la paradigmática en ese aspecto Más fuerte que el odio con Sean Connery y Meg Ryan) sino ver desfilar ante tus ojos cómo fluye la vida de un grupo de personas con el que ya no tendrías problema en pasar 3, 4,5 horas.

Sin  idealizaciones hollywoodienses que rompan el tono realista (cuando el protagonista monta su propio negocio como chef, no se trata de un mega restaurante de lujo sino de una ambulancia sucia y vieja reconvertida en puesto de nachos.

Lo fantasioso y la libertad creativa viene por el lado de la narración cinematográfica y no del contenido, como ocurre en el caso de la persecución rodada como si un cartoon clásico se tratara.

DREDD -2012-

MODESTIA Y FALTA DE PRETENSIONES MUY DE AGRADECER

CALIFICACION: 2/5

Gran Bretaña, 2012.- 95 minutos.- Director: Pete Travis.- Intérpretes: Karl Urban, Olivia Thirlby, Lena Headey.- ACCION FUTURISTA.- Estamos ante una nueva adaptación del prestigioso cómic homónimo ya llevado a la pantalla en 1995 de manera desastrosa con Stallone de protagonista. Desde luego, esta nueva versión presenta, sin duda, una mayor calidad. No sé si es fiel al comic ni me importa porque son medios distintos y, si respetamos el cine, las películas deben ser juzgadas por sí mismas, pero sus seguidores le han dado un mucho mejor recibimiento.

Evidentemente no estamos ante ningún gran logro del género pero sí que cubre con creces el expediente del entretenimiento y de la reflexión futurista, especialmente un prólogo brillante que es cine puro y que nos introduce perfectamente en el universo en el que se van a desarrollar las peripecias de los protagonistas.

Una vez presentados los personajes, el conflicto (afortunadamente muy claro, esencial y definido) y la atmósfera, la cinta se vuelve más convencional al estilo del juego del gato y el ratón pero sin perder nunca el pulso narrativo y la fuerza expresiva, implementada con el fascinante efecto visual que recrea la ralentización del tiempo que experimentan los personajes que consumen la droga slow-mo(tion).

En definitiva, un film prescindible pero no despreciable.

En un futuro cercano, Norteamérica se ha convertido en un páramo asolado por la radiactividad. Una única y gran megalópolis se extiende a lo largo de la costa este: Mega City 1. Esta inmensa y violenta urbe cuenta con una población de más de 400 millones de personas, cada una de las cuales es un infractor en potencia. Los encargados de acabar con el caos e imponer el orden son unos individuos que actúan a la vez como agentes de la ley, jueces, jurados y verdugos. Al frente de ellos está Dredd, una leyenda viva de la justicia que vive entregado por entero a hacer cumplir la ley. En una misión aparentemente rutinaria junto a Cassandra Anderson, una juez novata dotada de grandes habilidades psíquicas, se disponen a investigar un homicidio en un peligroso rascacielos de 200 pisos de altura, controlado por el clan de la despiadada Ma-Ma. Pero al intentar arrestar a uno de los principales secuaces de Ma-Ma, ella cierra a cal y canto todo el edificio y ordena a sus hombres que capturen a los jueces. La lucha por la supervivencia, obligará a Dredd y Cassandra a actuar de manera implacable.