martes, 13 de noviembre de 2012

VACACIONES EN EL INFIERNO (GET THE GRINGO) -2012-

¿Quién DIJO QUE EL CINE SOCIAL NO PODIA SER DIVERTIDO? 

 CALIFICACION: 2,5/5 

Estados Unidos, 2012.- 95 minutos.- Director: Adrian Grunberg.- Intérpretes: Mel Gibson, Kevin Hernández, Daniel Giménez Cacho, Jesús Ochoa, Dolores Heredia.- THRILLER DRAMATICO.- Gibson defiende unos presupuestos ideológicos deleznables y, seguramente, su compañía no debe ser muy agradable, pero todo ello no es óbice para reconocerle su talento como actor y, sobre todo, como director así como su olfato para reconocer proyectos interesantes como éste que produce y al frente del cual ha elegido como director a su asistente en sus aventuras detrás de la cámara.

Estamos en las antípodas de lo política (y aburridamente) correcto. Un drama de acción sucio, violento, desagradable, grosero y…rabiosamente divertido. También es un film muy bien escrito, ambientado, rodado e interpretado. Es decir, todo lo que se daba por supuesto en el cine de otras épocas y que ahora es difícil de encontrar.

Si a eso añadimos un ritmo vigoroso pero no confuso, unos diálogos tan eficaces como bien construidos y unos personajes identificables que destilan verdad gracias al guión y, sobre todo, a unas eficaces interpretaciones, el aficionado al buen cine comercial está de enhorabuena.

Completa las buenas noticias, un acertado tono de fábula crítica social en su primera parte. Lástima que en el último tercio se les va la mano en el tremendismo y en la exageración, lo que perjudica al resultado y a la sensación final. Aún así vale la pena aunque sólo sea para ver y escuchar a Mel Gibson hacer una memorable imitación de uno de los grandes directores de las últimas décadas. Por cierto, imprescindible verla en versión original.

Driver es un tipo que ha tenido un mal día. Se había hecho con un botín de millones de dólares que le habrían proporcionado un retiro y unas vacaciones de verano memorables. Pero durante una persecución automovilística a toda velocidad con la policía de la frontera y un cuerpo sangrando en el asiento trasero, Driver vuelca el coche y lo estampa contra el muro fronterizo para terminar cabeza abajo en México. Capturado por las autoridades mexicanas, le envían a una cárcel de mala muerte, donde se adentrará en el peligroso mundo de El Pueblito. No lo tendrá fácil para sobrevivir un forastero como él, a menos que sea con la ayuda de alguien que sepa de qué cabo tirar en cada momento: un niño de 10 años.

No hay comentarios: