martes, 23 de octubre de 2012

MAGIC MIKE (2012)

LO DE MENOS ES DESNUDARSE

CALIFICACION: 2,5/5



Estados Unidos, 2012.- 110 minutos.- Director: Steven Soderbergh.- Intérpretes: Channing Tatum, Alex Pettyfer, Matthew McConaughey, Olivia Munn.- COMEDIA DRAMATICA.- Depara bastante más de lo que anunciaba su publicidad y vuelve a demostrar la inquietud de Soderbergh por no repetirse e intentar construir una filmografía lo más heterogénea posible. Un riesgo que no siempre acaba en buen puerto.

Pocas veces encontramos en el cine actual un abismo tan grande entre lo superficial y lo profundo. Podría parecer, como sugiere un trailer tan falaz como eficiente, que estamos ante una comedia intrascendente realizada para el lucimiento de sus guapos actores y disfrute de un determinado y lúbrico público femenino. Nada más lejos de la realidad. Las luces del club de striptease se erigen en fachada de una desoladora peripecia de tono existencialista que ilumina tristes realidades tan cercanas como la precariedad laboral, la falta de profesionalidad, la improvisación, la irresponsabilidad, la decadencia moral y el dinero fácil como sueño de toda una sociedad.

Es posible que, con la perspectiva de los años, la película crezca y se convierta en la radiografía in situ de un tiempo, nuestro tiempo. Por el momento, la valoraremos como una cinta irregular, con altibajos y que presenta en su obstinación por tratar todos esos temas de manera indirecta y oblicua –nunca evidente-, sus mejores y, al mismo tiempo, peores cartas.

Mike es un joven que persiguiendo el sueño americano, y tras varios trabajos duros, se introduce en el mundo de los strippers masculinos en clubs para mujeres. Allí Mike descubrirá el mundo de las fiestas con mujeres guapas, sexo fácil y dinero rápido, un mundo adictivo pero con su lado oscuro. Por otro lado, se convertirá en el padrino que introduce en este mundo a un joven bailarín llamado The Kid, un chico inmaduro e impresionable. Para terminar no puedo dejar de volver a su trailer, ejemplo de marketing efectivo pero engañoso, ya que oculta totalmente el tono trágico de la historia, potenciando su parte lúdica usando, incluso, una canción de Rhianna que no suena nunca en el film. En Estados Unidos ha conseguido que el film haya sido tremendamente taquillero. En España no han repetido la jugada.

No hay comentarios: