viernes, 18 de mayo de 2012

UN LUGAR DONDE QUEDARSE (This Must Be the Place) -2011-

TAN EXCENTRICA E IRREGULAR COMO GRATIFICANTE 

 CALIFICACION: 3/5 





This Must Be the Place (Questo deve essere il posto).- Italia, 2011.- 118 minutos.- Director: Paolo Sorrentino.- Intérpretes: Sean Penn, Eve Hewson, Frances McDormand, Judd Hirsch, Harry Dean Stanton, David Byrne.- TRAGICOMEDIA.- Hay que tenerlos muy grandes para plantearse llevar a la pantalla el guión de esta película. Sorrentino se atreve y sale ileso del intento de suicidio creativo. Diría que airoso y, por momentos, triunfante. En un contexto mimético con ínfulas de originalidad el director de Il divo y Las consecuencias del amor rueda un film al que el adjetivo de excéntrico le queda pequeño. El de marciano también.


Film inclasificable, que odiaras o amaras, con aires de Paris-Texas de Wenders , nos lleva a una peripecia vital que mezcla temas cuya mera unión ya puede ofender a más de uno. Con una belleza visual indiscutible y epatante, Sorrentino nos conduce desde el viejo Dublín amenazado por el progreso urbanístico hasta un mágico concierto de Talking Heads en Nueva York, pasando por las carreteras desiertas de la América profunda

Cuanto menos se sepa de este film mejor, por ello, les recomiendo no leer la sinopsis que sigue a continuación. Simplemente destacar todas las interpretaciones y una banda sonora que comparte tema musical clásico con nuestra Soldados de Salamina.


Cheyenne es una antigua estrella de rock. A pesar de sus cincuenta, conserva una imagen gótica y vive en Dublín de los derechos de autor. La muerte de su padre, con quien no tenía relación alguna, le lleva a Nueva York, donde descubre que su progenitor vivía con una obsesión: vengarse de una humillación de la que había sido víctima. Cheyenne decide hacer realidad ese deseo de venganza, pero, para ello tendrá que emprender un viaje a través de América.

No hay comentarios: