viernes, 9 de marzo de 2012

MI SEMANA CON MARILYN (MY WEEK WITH MARILYN) -2011-


PLACENTERO VIAJE A UN BREVE E INESPERADO ENCUENTRO

CALIFICACION: 3/5

Gran Bretaña, 2011.- 101 minutos.- Director: Simon Curtis.- Intérpretes: Michelle Williams, Eddie Redmayne, Kenneth Branagh, Emma Watson, Judi Dench, Dominic Cooper, Derek Jacobi, Julia Ormond, Toby Jones, Dougray Scott.- DRAMA.- No estamos, ni mucho menos, ante una gran película, pero sí podemos saludar a este film como un placentero viaje cinéfilo a un breve instante en la vida de dos personas: un chaval anónimo que esta descubriendo la vida y una de las grandes estrellas de la historia del cine. Dos seres humanos que contra todo pronóstico y lógica –entorno social y generación a la que pertenecen, continente en el que viven- no sólo llegan a conocerse, sino que, además, -y lo más importante- consiguen intimar, no ya a nivel físico, sino, sobre todo, emocionalmente. Un extraño milagro que raras veces se da pero que, cuando ocurre se convierte en huella imborrable.



Año 1956. La joven actriz de 30 años Marilyn Monroe llega a Inglaterra para protagonizar con Sir Laurence Olivier la película "El príncipe y la corista". Colin Clark, un joven de 23 años con buenos contactos, consigue un trabajo como ayudante de producción y es testigo del choque de egos y la tensa relación entre Olivier y Marilyn durante el rodaje, al tiempo que entabla una estrecha relación con la estrella.

Estamos ante una película basada fundamentalmente en el trabajo actoral (excelente todo el reparto, destacando una Michelle Williams que consigue resucitar a Marilyn para la gran pantalla cuando su físico es casi opuesto al del mito sexual) y en un guión que consigue hacer creíble e inteligible cada una de las psicologías enfrentadas. Sin embargo, la dirección del debutante y televisivo Curtis no está a la altura. Pero podemos decir que si no aporta brillantez al resultado final, tampoco lo perjudica, ya que, al menos, sabe insuflar un adecuado ritmo a la narración, que nos devuelve el placer de ver un film sin necesidad de vivirlo en primera persona.

No hay comentarios: