viernes, 16 de marzo de 2012

LOS IDUS DE MARZO (THE IDUS OF MARCH) -2011-

UNA VALIENTE VUELTA DE TUERCA AL CINE POLITICO ESTADOUNIDENSE

CALIFICACION: 3,5/5


Estados Unidos, 2011.- 101 minutos.- Director: George Clooney.- Intérpretes: Ryan Gosling, George Clooney, Paul Giamatti, Marisa Tomei, Philip Seymour Hoffman, Evan Rachel Wood.- DRAMA POLITICO.- Sin llegar a ser una obra maestra del (sub) género político, Clooney logra un film más que interesante, y valiente desde el punto de vista ideológico, ya que narrativa y estéticamente busca un clasicismo que borda a la perfección.

Un joven idealista empieza a trabajar como director de comunicación para un prometedor candidato que se presenta a las elecciones primarias del Partido Demócrata. Durante la campaña tendrá la oportunidad de comprobar hasta qué extremos se puede llegar con tal de alcanzar el éxito político.

El primer gran acierto del film es que, en absoluto, se nota ese origen y la película resulta muy dinámica gracias al perfecto uso de decorados y localizaciones.

Otro elemento destacable son los magníficos diálogos, certeros, reveladores y marcados por la inteligencia, la emoción y la clarividencia. Nada que ver con los de otros brillantes guionistas actuales que, quizá, escriban con mayor calidad literaria pero sus diálogos, estando repletos de tecnicismos y tienen detrás un ingente trabajo de documentación, carece de la mínima reflexión personal y clarividencia sobre el funcionamiento de nuestra sociedad. Algo que sufro a diario en los trabajos escritos de mis estudiantes.

Siguiendo con los elementos positivos, debemos citar el trabajo actoral. En líneas generales magnífico, destacando por encima de todos Phillip Seymour Hoffman que da una lección de interpretación en cada una de sus apariciones.



Aunque el film interesa desde el principio con su diáfano, pero no por ello simplista, análisis de los entresijos de la política norteamericana, alcanza su cenit cuando se desencadena el drama que cambia el destino de los personajes. Aquí la cinta se desmarca de la habitual filosofía hollywoodiense (hay personas corruptas pero el sistema funciona) para constatar que lo que está podrido es el sistema y que es imposible triunfar en política siendo honesto. Independientemente de que las ideas defendidas por cierto candidato sean loables. No entra en esa discusión falaz.

Finalmente destacar que no se alarga la historia más de lo necesario y que la magnífica estructura circular de la narración (claros ecos de Eva al desnudo) alcanza su cima con esa nueva becaria que parece un clon de las anteriores. Porque no debemos olvidar que la película versa, sobre todo, sobre cómo las nuevas generaciones nos-se creíamos-creen dueñas del presente y cómo las antiguas se aferran como sea a su poder.

Estamos ante la adaptación cinematográfica de la obra teatral "Farragut North" de Beau Willimon con guión del guionista y director de una de las películas más excéntricas y curiosas del galán de Hollywood, Los hombres que miraban fijamente a las cabras. El propio Clooney ha colaborado con el tal Grant Heslov en un libreto de estilo más convencional, ya que debían ser fieles al espíritu del original, escrito para los escenarios.

No hay comentarios: