miércoles, 4 de enero de 2012

LAS DECEPCIONES DEL AÑO 2011, SIN SEGUIR UN ORDEN ESPECIAL




1) DETRÁS DE LAS PAREDES
Dream House.- Estados Unidos, 2011.- 91 minutos.- Director: Jim Sheridan.- Intérpretes: Daniel Craig, Rachel Weisz, Naomi Watts, Elias Koteas, Jane Alexander.- DRAMA PSICOLOGICO.- Una auténtica pena. Tanto el director (Mi pie izquierdo, En el nombre del padre, En América) como, sobre todo, el estelar y brillante trio actoral hacían presagiar, si bien no una gran película, al menos un film más que aceptable. Sin embargo, podemos hablar sin temer a equivocarnos de decepción casi absoluta.
Y eso que en el guión encontramos algunas propuestas innovadoras: los espíritus que habitan las casas encantadas no tienen porque ser agresivos y vengativos y a mitad de la proyección se nos desvela un misterio que en la mayoría de cintas de terror es la sorpresa final, haciéndonos pensar bueno ¿y ahora por donde va ir la trama? Pero en la manera de responder a esta pregunta es donde el film hace agua por todas partes. El último tercio es casi grotesco y desmonta todas las posibilidades que abría ese inaudito tempranero desvelamiento de lo que realmente le pasa al personaje de Craig. El guión (por decisión propia de su autor o por presiones de los productores) abandona los inquietantes derroteros que lo encaminaban hacia una lúcida reflexión sobre los oscuros conceptos de éxito social, personal y profesional y se decanta por un desenlace que nos recuerda a los peores thrillers psicológicos de los 90.


2) EL DEMONIO BAJO LA PIEL
Estados Unidos, 2010.- 100 minutos.- Director: Michael Winterbottom.- Intérpretes: Casey Affleck, Jessica Alba, Kate Hudson, Bill Pullman, Ned Beatty, Elias Koteas.- CINE NEGRO.- La total desafección con la que narra esta fascinante historia y un guión – que aunque no es suyo, sí ha decidido rodar-, prototípico ejemplo de cómo no hay que contar una historia ni presentar a los protagonistas de la misma.
Conociendo la trama (como es mi caso gracias a la versión de Burt Kennedy con Stacy Keach de 1976, llena de imperfecciones pero decididamente más recomendable que ésta) se hace dificil seguir la historia…no me quiero imaginar lo que debe ser enfrentarse a ella por vez primera. Y eso que la base del relato no tiene nada de complicado…
En definitiva, una decepción importante. Pero bueno la presencia de Alba y Hudson anima la función…aunque la sorpresa más agradable fue descubrir que Ned Beatty (imprescindible secundario de los 70: Defensa, Nashville, Network, Superman, Sangre sabia…) sigue vivito y coleando.

3) HAPPYTHANKYOUMOREPLEASE
Estados Unidos, 2010.- Director: Josh Radnor.- Intérpretes: Kate Mara, Malin Akerman, Josh Radnor.- DRAMA.- Ejemplo paradigmático de los principales problemas creativos del cine actual, en general, y del cine independiente americano en particular.
En primer lugar, el motor de los proyectos. En el pasado un autor luchaba contra viento y marea por conseguir plasmar en imágenes cinematográficas aquello que sentía imperiosamente que tenía que contar, esa historia que le salía de las tripas. Sin embargo, actualmente, parece que el objetivo primigenio es rodar una película (la que sea) sin partir de la necesidad de expresarse. Simplemente poner el pie en la puerta entreabierta, a ver si tu propuesta gusta y te acogen en la industria para rodar la quinta o sexta parte de una saga comercial. Una industria, en definitiva, capitaneada por técnicos más que por artistas.

En segundo lugar, como bien dice el propio protagonista, proyecto de escritor, su vida ha sido tan cómoda, tan normal, tan exenta de sobresaltos que tiene serios problemas para encontrar en ella algún suceso susceptible de convertirse en materia artística. Lo mismo le ocurre al director, guionista y actor que interpreta a este personaje: nos endilga un libreto carente de verdaderos conflictos y de personajes potentes. Si además los diálogos oscilan entre la estupidez y el sopor, el fracaso es casi absoluto.
En definitiva, esta cosa es un rollo importante.

4) ONE DAY
Estados Unidos, 2011.- 108 minutos.- Director: Lone Scherfig.- Intérpretes: Anne Hathaway, Jim Sturgess, Patricia Clarkson, Romola Garai.- DRAMA ROMANTICO.- Decepción profunda, porque como soy un moña sentimental, con semejante argumento, esperaba encontrarme con un film hecho a mi medida. Para nada. Tampoco me encontré algo totalmente diferente que me sorprendiera. Sólo recibí aburrimiento.
Un personaje secundario, pero importante en la trama, quiere ser monologuista cómico. Lo intenta tenazmente durante años, pero al final debe aceptar la cruda realidad. No tiene ni pizca de gracia. Al asumir sus limitaciones se hace mucho más digno de elogio que los responsables de este film. Si hay algo tan patético como creerse gracioso y no serlo, es considerarse continuamente encantador y no conseguirlo nunca.
Así, la directora de las notables “An education” e “Italiano para principiantes” y, especialmente, el autor de la novela (metido a adaptador de la misma) parece estar encantados de haberse conocido y convencidos de estar haciendo la comedia romántica más brillante desde “El apartamento”. Pero lamento tener que decirles que, por lo único que destaca este mediocre film, es por su rutina, repetición, hastío y feismo no buscado…y preguntas sin repuesta.

1) ¿Para qué contar 20 años de una relación, si los cambios externos no afectan en lo más mínimo a los protagonistas, salvo que escuchan música distinta y cambian su ropa y corte de pelo?

2) ¿Para qué contar algunos años en los que no pasa absolutamente nada o los personajes siguen igual que estaban (Sturgess es el mismo imbecil niño rico descentrado durante toda la película)? Ya sé que es interesante mostrar la rutina y la falta de épica del día a día –de hecho, me encanta- y Wes Anderson lo recreaba muy bien en uno de los meses en los que se desarrollaba su casi desconocida Academia Rushmore. Pero aquí no funciona. Sólo aburre.

3) ¿Por qué contar la escena más importante de la historia al final y no en su correcto momento temporal, quitándole gran parte de la comprensión del espectador y su empatía hacia el personaje de Anne Hathaway?

4) ¿Por qué usar un recurso tan manido para desencadenar la tragedia?

Esperemos que para dar respuesta a todas estas incógnitas, no hagan una segunda parte de este film apenas soportable por la presencia de la maravillosa Anne. Ya sé que con ese desenlace es difícil que se saquen de la manga una continuación, pero cosas más raras se han visto

5) SUPER 8
Estados Unidos, 2011.- 112 minutos.- Director: J.J. Abrams.- Intérpretes: Joel Courtney, Riley Griffiths, Elle Fanning, Ryan Lee, Gabriel Basso, Zach Mills, Kyle Chandler, Ron Eldard, Noah Emmerich, David Gallagher, Glynn Turman, Amanda Michalka.- DRAMA DE CIENCIA-FICCION.- La nostalgia de los adultos vende pero son los más jóvenes los que suelen pasar por taquilla. Gran dilema comercial perfectamente resuelto en este film: hagamos una cinta que argumentalmente se parezca a E.T., Los Goonies o Encuentros en la tercera fase, por nombrar algunos ejemplos, pero que resulte visualmente atractiva para las nuevas generaciones: efectos especiales de última generación y cinefilia friki con zombies incluidos. El éxito en taquilla ha sido el esperado y gran parte de la crítica profesional la ha saludado como un acierto que mezcla a la perfección lo viejo y lo nuevo. Sólo los espectadores que se expresan libremente por Internet después de verla han discrepado con estas loas generales. Coincido con ellos.
La cinta presenta una primera mitad aceptable, donde se copia, con conocimiento de causa, el estilo del Spielberg de finales de los 70 y principios de los 80. Nada memorable y todo bastante impostado pero entretenido. Sin duda, lo más discutible es que unos niños rueden una película de zombis en 1979. Los niños, y más los americanos, no tenían acceso a ese tipo de cine, pues eran películas minoritarias y totalmente prohibidas a menores de 18 años. Muchas personas de esa generación no tuvieron conocimiento y/o acceso a/de ese tipo de cine hasta que entraron en la veintena. Además, desde el principio, se observa en Abrams (cuya manera de dirigir no me entusiasma en absoluto) -o en los productores- un pánico a alargar las escenas intimistas no vaya a ser que el público se aburra. Así cada vez que se está alcanzando un climax dramático ocurre algo físico que desvía la atención del espectador. Y así no hay manera de que los personajes te importen.

6) WIN WIN, GANAMOS TODOS
Estados Unidos, 2011.- 106 minutos.- Director: Thomas McCarthy.- Intérpretes: Paul Giamatti, Amy Ryan, Jeffrey Tambor, Melanie Lynskey, Burt Young. COMEDIA DRAMATICA.- Un evidente paso atrás en la carrera del actor, guionista y director McCarthy. Aquí está más cerca de su insulsa opera prima, Vias cruzadas, que de su anterior film, The visitor. Si bien es cierto que la cinta está correctamente dirigida y excelentemente interpretada, sorprende lo aburrido que llega a ser el guión, sobre todo si tenemos en cuenta que McCarthy además de firmar el libreto de estas cintas, también es el autor del magnífico argumento de Up.
Y es que el film presenta dos de los principales defectos del cine americano actual. Se pretende evitar todo efectismo (cuando el cine es eso básicamente) con lo que se crean personajes y situaciones poco interesantes que los guionistas no saben o no quieren hacer más atractivos. Por otro lado, se quiere evitar tanto lo políticamente incorrecto (una de las fuentes de inspiración de todo arte) que todo es melifluo y falto de pasión. Además las conclusiones, los desenlaces son tan miméticos con la cosmovisión del hombre de la calle que el artista deja de ser un hombre de vanguardia que abre caminos nuevos para ser un portavoz de la masa. Por ello, la escena final de esta película es especialmente indignante.

7) 127 HORAS
Gran Bretaña, 2010.- 98 minutos.- Director: Danny Boyle.- Intérpretes: James Franco, Kate Mara, Amber Tamblyn, Clemence Poesy, Treat Williams.- DRAMA.- Una estafa promovida por la industria cinematográfica y la Academia de Hollywood ya que esta birria videoclipera nunca debería aspirar al premio a mejor película del año. Suscribo totalmente la crítica de Jordi Costa “Boyle parecía el mejor director de su generación en sus principios. Ahora parece el peor”
Las comparaciones con Buried de Rodrigo Cortés son inevitables, dada la similitud de la situación de partida y lo que significa como reto para un director filmar a un único personaje atrapado en un espacio reducido. No soy sospechoso de patriotero, pero el film del español es infinitamente superior. Cortes no necesita sacar fuera su cámara para rodar una gran película. Boyle rueda una bazofia a pesar de que continuamente usa los pensamientos del personaje para escapar del lugar del encierro, en el que tiene más miedo a permanecer que el héroe, consciente de lo pronto que se va a notar su incapacidad para rodar esta historia. Boyle sustituye el rigor de Cortés por montaje acelerado, lenguaje publicitario y chorradas mil.

8) Y LA RECIENTE: IN TIME

No hay comentarios: