viernes, 30 de septiembre de 2011

QUIERO COMENTARIOS, NO SOLO VISITAS :-)

Estoy satisfecho porque las visitas a este blog cada vez son más numerosas, gracias, entre otras cosas, a los amigos que me linkean desde sus páginas, como la gente de alacalle.com.

Pero hace mucho tiempo que NADIE COMENTA NINGUNA DE LAS ENTRADAS. NO HAY FEEDBACK. MANIFESTAOS, AUNQUE SEA PARA DECIR QUE NO TENGO NI P. IDEA DE CINE. GRACIAS

EL ARBOL DE LA VIDA (2011) -THE TREE OF LIFE-






SOLO LAS OBRAS IMPERFECTAS, PUEDEN SER MAESTRAS. LA PERFECCION ES UNA ORDINARIEZ

CALIFICACION: 4/5


Estados Unidos, 2011.- 118 minutos.- Director: Terrence Malick .- Intérpretes: Brad Pitt, Jessica Chastain, Hunter McCracken, Sean Penn, Fiona Shaw.- DRAMA FAMILIAR.- No me extenderé demasiado. A estas alturas el nuevo film de Malick ya ha hecho correr ríos de tinta y cada espectador se ha formado una opinión bien definida de lo que ha visto e incluso ha provocado que un cine de Cataluña devuelva el dinero a aquellos espectadores que a la media hora no puedan soportarla más, a cambio de que no se queden en la sala dando el coñazo a los que sí que la disfrutan.

En primer lugar, quiero señalar que estamos ante una obra de arte, no una cinta comercial al uso (muchos de ellos me encantan y los elegiré antes que El arbol de la vida para tumbarme en el sofá cualquier día que llegue cansado a casa) de los que invaden nuestras salas cada semana. Y nadie dijo que el arte se pudiera asimilar con la facilidad del producto de consumo. De todas maneras, me resulta difícil entender como puede ser más interesante ver, cada vez que se acude al cine, la misma película, una y otra vez, con actores y título diferente –muchas veces repletas de localismos yanquis que dudo que la mayoría entienda- en lugar de una propuesta insólita.

En segundo lugar, indicar que si todo el cine fuera como el de Malick o de Lynch, por citar dos ejemplos, sería para cortarse las venas. Pero que, de vez en cuando, algunos artistas se atrevan a a hacer algo diferente u osado es muy de agradecer. Hay mucha oferta y no hay porque ir a verlas. Eso sí, si lo haces, infórmate, como sí que se hace con otras actividades lúdicas.

En tercer lugar, recordar que estamos ante un poema visual y por tanto sus códigos no pueden ser los narrativos habituales. Ir a ver una obra de Malick sin informarse de su estilo, es como comprar un libro con una cubierta de best-seller y encontrarse con un libro de poemas o un ensayo filosófico.
Años 50. El film narra la evolución de Jack, un niño que vive con su madre, que encarna el amor y la bondad, mientras que su padre, que representa la severidad, es el encargado de enseñarle a enfrentarse a un mundo hostil. Por otro lado, se trata también la historia del Universo desde sus orígenes.
La cinta no es perfecta, ni falta que le hace. Ni siquiera diría que me ha gustado si estuviera ante una pregunta de SI o NO. Pero sí me ha fascinado. Como decía un admirado profesor de arte, la perfección es una ordinariez. Descompensada, cargante por momentos, criptica…todo ello se compensa con la belleza que desprenden los fotogramas y la capacidad de Malick para conectarnos con recuerdos sensitivos que de tan olvidados que los teniamos, hemos llegado a pensar que nunca existieron.

¿Qué significa la película? Lo maravilloso de ella es que estamos ante una obra no conclusiva o cerrada que cada uno de nosotros concluye aplicándole nuestra propia experiencia.

Gracias Malick, por existir.

CON DERECHO A ROCE (2011) -FRIENDS WITH BENEFITS-


DEMASIADOS MINUTOS, DEMASIADAS PALABRAS…

CALIFICACION: 1,5/5

Estados Unidos, 2011.- 109 minutos.- Director: Will Gluck.- Intérpretes: Mila Kunis, Justin Timberlake, Patricia Clarkson, Woody Harrelson, Emma Stone, Rashida Jones, Jenna Elfman.- COMEDIA.- Una pequeña decepción. Si es cierto que la trama no auguraba nada bueno, esperábamos más de Gluck tras la magnífica Rumores y mentiras. Vista con Derecho a roce, podemos inferir que las virtudes de aquella se debían sobre todo al guión y a los actores.

Narra cómo una relación entre dos jóvenes amigos, Dylan y Jamie, se complica cuando deciden involucrarse románticamente. Pensaban que seguir siendo amigos y tener sexo iba a ser fácil de llevar, pero pronto se darán cuenta de que no lo va a ser tanto.

Sin ser una bazofia ni mucho menos y concediendo que contiene buenos diálogos, atrevimiento sexual, verismo en la relación de pareja y que la química entre Timberlake (cada vez más correcto en su faceta como actor) y Kunis es impresionante, la cinta está llena de bajones de ritmo, palabrería innecesaria, escenas prescindibles y, por tanto, demasiados minutos de más. Y descompensados, ya que, por ejemplo, la escena en el cartel de “Hollywood” hubiera merecido una mayor duración.

Además, acaba siendo lo mismo que pretende criticar aunque hay que agradecerle que no utilice la enfermedad del personaje de Jenkins con objetivos lacrimógenos sino narrativos.

COMO ACABAR CON TU JEFE (2011) -HORRIBLE BOSSES-


MUCHA MAS DIVERTIDA E INCORRECTA DE LO ESPERADO

CALIFICACION: 2,5/5

Estados Unidos, 2011.- 100 minutos.- Director: Seth Gordon.- Intérpretes: Jason Bateman, Charlie Day, Jason Sudeikis, Jennifer Aniston, Colin Farrell, Kevin Spacey, Jamie Foxx, Julie Bowen, Donald Sutherland.- COMEDIA NEGRA.- Una grata sorpresa. Sin ser nada del otro mundo, consigue con creces su objetivo. Dada las cotas abisales de la comedia actual (Adam Sandler a la cabeza) y el contexto descreido actual donde no es fácil hacer reír a la gente, el film de Gordon nos proporciona risas y carcajadas durante bastantes momentos de la narración. No es poco.
Para Nick, Kurt y Dale, la única solución para hacer su rutina diaria más tolerable sería hacer desaparecer a sus insufribles jefes. Con la ayuda de unas copas de más y el consejo poco fiable de un ex convicto buscavidas, los tres amigos conciben un enrevesado y al parecer infalible plan para deshacerse de ellos. Sólo hay un problema: los planes mejor ideados sólo son tan infalibles como los cerebros que los concibieron.
Un guión que maneja bien el crescendo cómico de diversas situaciones y un reparto en estado de gracia (especialmente los 3 jefes: Farell, Aniston y Spacey), sin olvidar el memorable personaje al que da vida Jamie Foxx, son las bazas más destacadas en un film que realiza un análisis crítico de la precariedad laboral sin olvidarse en ningún momento de su objetivo principal.
Quizá un desenlace abrupto y la obsesión por narrar demasiado rápidamente lo que va en detrimento de la efectividad de algunos gags son los principales defectos de una comedia gamberra muy recomendable.

LA DEUDA (2011) -THE DEBT-


EFECTIVA SPY MOVIE CON ATMOSFERA OPRESIVA

CALIFICACION: 2,5/5


Estados Unidos, 2010.- 109 minutos.- Director: John Madden.- Intérpretes: Sam Worthington, Jessica Chastain, Marton Csokas, Helen Mirren, Tom Wilkinson, Ciarán Hinds, .- THRILLER DRAMATICO.- Podría haber llegado más lejos en sus aciertos narrativos y formales pero ni siquiera el incompetente de Madden (Shakespeare in love, La mandolina del capitán Corelli) puede destruir todas las virtudes de la cinta israelí homónima en la que está basada y que se estrenó en 2007 en su país.

En 1965 tres jóvenes agentes del Mossad (los servicios de inteligencia de Israel) capturan y matan, durante una misión secreta, a un importante criminal de guerra nazi, aunque el objetivo primigenio era secuestrarlo y llevarlo ante un tribunal en Israel. Treinta años después, la hija de dos de ellos que acabaron casandose, escribe un libro sobre la heroica misión de sus padres. Sin embargo, el tercero de ellos vuelve a aparecer en escena con el objetivo de desvelar un secreto del pasado.

Encontramos, sin embargo, en la cinta una descompensación interpretativa poco habitual. Las mejores interpretaciones corresponden a los actores maduros que, ¡lástima!, aparecen en la parte menos interesante de la trama. Por su lado, la opresiva, intrigante y malsana revisitación del pasado ambientado en el Berlin Oriental de 1965 se corporiza en un trío de actores en el que sólo está a la altura de las circustancias, Jessica Chastain.

LOS AMOS DE BROOKLYN (2009) -BROOKLYN´S FINEST-


CONVENCIONAL Y CARENTE DE GARRA

CALIFICACION: 2/5

Estados Unidos, 2009.- 132 minutos.- Director: Antoine Fuqua.- Intérpretes: Richard Gere, Don Cheadle, Ethan Hawke, Wesley Snipes, Jesse Williams, Lili Taylor, Ellen Barkin, Will Patton.- POLICIACO.- Ya la hemos visto muchas veces y con mejores resultados. Sin ser despreciable y resultando recomendable para aficionados al policiaco (un género cada vez menos presente en nuestras salas), queda claro que con estos mimbres se podían haber obtenido muchos mejores resultados.
Tres policías, que no se conocen y que han seguido carreras muy diferentes, coinciden en una multitudinaria redada en la zona más peligrosa de Brooklyn. Eddie es un hombre honrado pero autodestructivo que ha perdido el respeto de sus compañeros. Sal ha caído en la corrupción y se siente culpable porque ha asesinado por dinero a un traficante. Finalmente, Tango, que trabaja infiltrado en un caso de tráfico de drogas, se verá obligado a traicionar a Caz, un traficante que se ha convertido en su mejor amigo.

De las tres historias, sin duda, la mas conseguida es la del infiltrado ya que Don Cheadle le da una dimensión trágica a su personaje muy de agradecer. Las fronteras entre los buenos y los malos se difuminan, constante del género, y acaba contando exclusivamente las afinidades personales con un Wesley Snipes, que obtuvo un permiso especial para salir de la carcel donde se encontraba en 2009 por evasión de impuestos.

Hawke consigue que podamos llegar a entender a un policia tan corrupto como atormentado. Por su parte, Gere (cuya interpretación ha sido incomprensiblemente bien recibida porque sigue actuando tan mal como siempre, limitándose a abrir y cerrar los ojos como zenit del registro actoral) da vida al personaje más incomprensible por mal dibujado. Sin embargo, su presencia física –adoro a este hombre y su elección de papeles- puede con todo.

Elogiar, de todos modos, su intento de hacer cine adulto en un contexto hollywoodiense concebido para un público menor de 25 años.

NUESTRA CANCION DE AMOR (2010) -MY OWN LOVE SONG -


TAN KITSCH Y ESTETICAMENTE DESVERGONZADA QUE ACABA CAYENDO SIMPATICA

CALIFICACION: 2/5


Estados Unidos, 2010.- 109 minutos.- Director: Olivier Dahan.- Intérpretes: Renée Zellweger, Forest Whitaker, Elias Koteas, Nick Nolte.- DRAMA.- Quería verla. Le propuse a mi pareja ir juntos al cine. Le di algunos datos. Le sonaron fatal. Lo comprendo. Una película sobre una cantante country. Paralítica. Interpretada por la Zellweger en caída libre. Acompañada por Whitaker. Dirigida por el autor de La vida en rosa. Mi pareja pasó de mí. Me fui a verla solo. No me arrepentí del todo.

Relata la difícil historia de amistad entre una cantante paralítica, condenada a vivir en una silla de ruedas, y su amigo, un afroamericano traumatizado por un incendio en el que perdió a su familia. Juntos emprenden un viaje a Memphis en el que intentarán superar las tragedias que han arruinado sus vidas.

Como a mí, a Dahan le fascina, el paisaje rural estadounidense, la ética y estética del perdedor y la iconografía de la road movie. Eso queda claro al ver su película, un dramón que, afortunadamente, no carga las tintas lacrimogenas y prefiere exagerar en las soluciones estéticas. Sin vergüenza encadena recursos visuales desfasados, grandilocuentes o directamente kitsch (mezcla de animación anticuada con imagen real, fuegos artificiales de fondo, un jardin iluminado con luces fluorescentes como un videoclip de los 80 o habitaciones de motel con unas imaginarias cristaleras que nos permiten ver desde la calle lo que pasa en el interior).

Lo que mejor funciona es el viaje como metáfora de cambio, el uso del paisaje como un personaje más, la imprevisibilidad de los encuentros de los protagonistas con almas perdidas y que Zellweger evita todos los mohines y tics. Mención especial merece Whitaker, un actor que siempre llena la pantalla con su presencia y buen hacer.

NOCHE DE MIEDO (2011) -FRIGHT NIGHT-


PRIMERO ABURRIDA, DESPUES PREVISIBLE, FINALMENTE PEOR QUE SU MODESTO ORIGINAL

CALIFICACION: 1/5


Estados Unidos, 2010.- 109 minutos.- Director: Craig Gillespie.- Intérpretes: Anton Yelchin, Colin Farrell, David Tennant, Imogen Poots, Toni Collette, Christopher Mintz-Plasse.- THRILLER DRAMATICO.- Cuando acaba la proyección uno se pregunta ¿para qué han hecho este remake? Ni siquiera han mejorado especialmente la parte técnica, aunque es cierto que es una cinta elaborada y concebida para ser vista en 3-D y yo la vi en 2-d porque detesto las dichosas gafas.

Además es bastante más aburrida que el original de 1985, que tampoco era nada del otro mundo pero a la que tengo mucho cariño pues fue una de las primeras películas que fui a ver al cine con mis colegas y no con los papis. Aun recuerdo las risas nerviosas de todo un cine (el grandioso y clausurado hace más de una década Ideal de Alicante) repleto de adolescentes excitados ante la escena seudoerotica que abría la cinta.

Durante su último año en el instituto, Charlie Brewster parece que por fin ha alcanzado todos sus objetivos: es uno de los estudiantes más valorados y sale con la chica más deseada del centro. Su popularidad es tal que ha comenzado a dejar de lado a su mejor amigo. Sin embargo, cuando Jerry se convierte en su vecino, aunque, al principio, le parece un tipo genial, con el paso del tiempo empieza a percibir en él algo extraño. Desgraciadamente nadie, ni siquiera la madre de Charlie se da cuenta de nada. Después de observar que en la casa de Jerry pasan cosas extrañas, Charlie llega a la conclusión de que su vecino es un vampiro que se sirve del vecindario para cazar a sus presas. Ante la incredulidad de los demás, el protagonista deberá ingeniárselas para deshacerse del monstruo por sí solo en esta moderna versión del clásico de la comedia y el terror dirigida por Craig Gillespie.

Como ocurría en la cinta anterior del director, durante la primera parte, uno no tiene muy claro ni lo que está pasando ni porque nos cuenta lo que nos cuenta ni cual es el objetivo dramático. Mediada la proyección la cinta se entona gracias a unas aceptables escenas de acción: la explosión de una casa y una competente filmada huida por carretera. No es suficiente para aprobar y poco ayuda un Colin Farell nada convicente y que palidece ante la interpretación que hizo Chris Sarandon, protagonista de un poco aprovechado cameo, en la cinta original.

martes, 6 de septiembre de 2011

LA BODA DE MI MEJOR AMIGA -BRIDESMAIDS- (2011)


IRREGULAR PERO INCISIVO ACERCAMIENTO AL UNIVERSO FEMENINO DEL SIGLO XXI

CALIFICACION: 2,5/5


Estados Unidos, 2011.- 128 minutos.- Director: Paul Feig.- Intérpretes: Kristen Wiig, Maya Rudolph, Rose Byrne, Jon Hamm.- COMEDIA DRAMATICA.-

La factoría de Judd Apatow (con él como director o solo como productor) sigue renovando la comedia americana y dinamitando los tópicos consustanciales a ésta desde los años 80. Primero fue la comedia masculina con Virgen a los 40, luego fue la de pareja con Lío embarazoso, después la juvenil con Supersalidos y posteriormente la dramática en Hazme reír. Incluso inspiró una bromance como Te quiero, tío. Ahora le toca el turno a la comedia de chicas y bodas. Y el resultado es el de casi siempre: irregular, loable, perspicaz, incisivo y de alargado metraje.

Annie es una treintañera soltera del Medio Oeste, con una vida sentimental más bien precaria, a la que Lilliam, su mejor amiga, le pide que sea su dama de honor. Sin embargo, aunque nunca ha ejercido esa función, la pobre se esfuerza por dárselas de snob en la fiesta anterior a la boda. Mientras tanto, otra amiga de Lillian hará todo lo posible por arrebatarle el papel a la inexperta Annie.

No estamos ante el reservo femenino de Resacón ni ante una película de bodas. Más bien se trata de un retrato femenino del siglo XXI en el mundo occidental, especialmente centrado en la contradictoria protagonista que fluctua entre el encanto, la estupidez y la autodestrucción emocional.

La cinta funciona mucho mejor a partir de mediada la proyección, cuando deja de obsesionarse con ser graciosa, para centrarse en ser perspicaz en el retrato de lo que significa ser mujer en el tiempo actual. La película alcanza una cadencia especial en la que ya deja de ser importante el qué, la peripecia y su desenlace y pasa a ser más importante el cómo y la evolución de los personajes. Entonces desaparece la apariencia de camino trillado, de formula comercial para aparecer la sensación de vida real en pantalla, algo cada vez menos frecuente en el cine actual. Y si conectas con ella, ya no te importa cuanto falta para el desenlace sino que quieres saber más de esa protagonista y su entorno.

Cuando en el epilogo aparecen las Wilson Phillips cantando ese temazo que es Hold on, la confortable sensación de estar como en casa se vuelve más placentera.

COWBOYS AND ALIENS (2011)


PUES ESO, VAQUEROS CONTRA EXTRATERRESTRES

CALIFICACION: 2/5


Estados Unidos, 2011.- 118 minutos.- Director: Jon Favreau.- Intérpretes: Daniel Craig, Olivia Wilde, Harrison Ford, Noah Ringer, Sam Rockwell, Paul Dano, Abigail Spencer, Keith Carradine, Ana de la Reguera.- WESTERN DE CIENCIA-FICCION.-
Como contaba Robert Altman en El juego de Hollywood, desde los años 80 los proyectos en Hollywood se presentan a los productores con la frase “X meets Y”, lo que sería en español algo así como una mezcla, un cruce entre un éxito anterior y otro, tipo “una mezcla entre E.T. y Tiburón”. Pero hasta ahora no había quedado tan clara la operación comercial, desde el propio título de la película. Así nadie puede llamarse a engaño. Porque eso es la cinta y nada más, un encuentro entre vaqueros del Oeste y aliens venidos de otro planeta.

En 1873, en el viejo Oeste, los colonos y los indios se enfrentan en una batalla salvaje por el control de las tierras. Pero cuando la Tierra se ve amenazada por seres de otro planeta, ambos bandos deberán colaborar para salvar a la humanidad.

Personalmente, a priori, me pareció muy interesante que los aliens, por una vez, no llegarán a la tierra en tiempo presente o futuro, si no en el pasado y concretamente en un periodo tan interesante como la fiebre de oro del Salvaje Oeste.

La primera parte es puro western, sin verdadero talento pero sin con perfección formal y narrativa. La segunda parte es más estilo Transformers y resulta más rutinaria e inverosímil. Tan monótona y falta de personalidad que los aliens son un casi un calco de el de Super 8, no en balde ambas las produce Spielberg.

Craig, Ford y Rockwell defienden con dignidad unos roles muy planos y Dano, Carradine y alguno más casi pasan por allí, dado que desaparecen literalmente de la historia. El personaje de Wilde es el más absurdo e insustancial, a pesar de que, en teoría, debería tener mucho más peso.

La cinta ha sido un semifracaso en Estados Unidos lo que demuestra, una vez más, que el western no gusta a las nuevas generaciones. A mi, en pantalla grande, me encanta disfrutar de esos grandes planos generales en espacios abiertos.

SUPER 8 (2011)


JUGANDO A SER SPIELBERG

CALIFICACION: 2/5

Estados Unidos, 2011.- 112 minutos.- Director: J.J. Abrams.- Intérpretes: Joel Courtney, Riley Griffiths, Elle Fanning, Ryan Lee, Gabriel Basso, Zach Mills, Kyle Chandler, Ron Eldard, Noah Emmerich, David Gallagher, Glynn Turman, Amanda Michalka.- DRAMA DE CIENCIA-FICCION.- La nostalgia de los adultos vende pero son los más jóvenes los que suelen pasar por taquilla. Gran dilema comercial perfectamente resuelto en este film: hagamos una cinta que argumentalmente se parezca a E.T., Los Goonies o Encuentros en la tercera fase, por nombrar algunos ejemplos pero que resulte visualmente atractiva para las nuevas generaciones: efectos especiales de última generación y cinefilia friki con zombies incluidos. El éxito en taquilla ha sido el esperado y gran parte de la crítica profesional la ha saludado como un acierto que mezcla a la perfección lo viejo y lo nuevo. Sólo los espectadores que se expresan libremente por Internet después de verla han discrepado con estas loas generales. Coincido con ellos.

Año 1979, en un pequeño pueblo de Ohio. Joe Lamb es un muchacho que ha perdido a su madre en un accidente y que vive con su padre policía . Comenzado el verano, y mientras rueda una película de zombis en Super 8 con sus amigos -y sobre todo con la bella Alice Dainard- Joe observa cómo una camioneta se estrella contra un tren de mercancías, provocando su descarrilamiento y un terrible accidente. A partir de ese momento cosas extrañas e inexplicables comienzan a suceder en el pueblo.

La cinta presenta una primera mitad aceptable que no memorable donde se copia, con conocimiento de causa el estilo del Spielberg de finales de los 70 y principios de los 80. Nada memorable y todo bastante impostado pero entretenido. Sin duda, lo más discutible es que unos niños rueden una película de zombis en 1979. Los niños, y más los americanos, no tenían acceso a ese tipo de cine, pues eran películas minoritarias y totalmente prohibidas a menores de 18 años. Muchas personas de esa generación no tuvieron conocimiento y/o acceso a/de ese tipo de cine hasta que entraron en la veintena. Además, desde el principio, se observa en Abrams (cuya manera de dirigir no me entusiasma en absoluto) -o en los productores- un pánico a alargar las escenas intimistas no vaya a ser que el público se aburra. Así cada vez que se está alcanzando un climax dramático ocurre algo físico que desvía la atención del espectador. Y así no hay manera de que los personajes te importen.

Ninguna de las escenas supuestamente cumbres de la cinta funcionan como deberían y, a partir de que se desvelan los misterios de la trama asistimos a un recital de explosiones y carreras que hacen que la poca trama que había se diluya totalmente y todo se convierta en un correcalles casi patético.

Destacar, finalmente, la gran interpretación de Elle Fanning y avisar si van a verla que se queden a los títulos de crédito finales, en los que podemos ver el corto que ruedan los chavales durante la película y que consigue aparenta ser mucho más sincero, divertido, humilde y auténtico que el film de Abrams

CAPITAN AMERICA: EL PRIMER VENGADOR -CAPTAIN AMERICA: THE FIRST AVENGER (2011)


DIGNO Y LOABLE CLASICISMO SIN PASION

CALIFICACION: 2/5


Estados Unidos, 2011.- 125 minutos.- Director: Joe Johnston.- Intérpretes: Chris Evans, Hugo Weaving, Hayley Atwell, Tommy Lee Jones, Stanley Tucci, Toby Jones.- DRAMA.- Está por encima de la media del cine basado en comics y su primera parte es más un drama de ambiente bélico y una fantasía aventurera que la típica cinta de efectos especiales al uso. Pero también es cierto que en su segunda parte se vuelve más convencional y rutinaria dando al público lo que los estudios creen que éste quiere: acción y efectos especiales.

Nacido durante la Gran Depresión, Steve Rogers creció como un chico enclenque en una familia pobre. Horrorizado por las noticias que llegaban de Europa sobre los nazis, decidió enrolarse en el ejército; sin embargo, debido a su precaria salud, fue rechazado una y otra vez. Enternecido por sus súplicas, el General Chester Phillips le ofrece la oportunidad de tomar parte en un experimento especial. la "Operación Renacimiento". Después de administrarle el “Suero Super-Soldado” y bombardearlo con “vita-rayos”, el cuerpo de Steve se hace perfecto. Posteriormente, es sometido a un intensivo programa de entrenamiento físico y táctico. Tres meses después, recibe su primera misión como Capitán América. Armado con un escudo indestructible y su inteligencia para la batalla, el Capitán América emprende la guerra contra el mal, como centinela de la libertad y como líder de los Vengadores.

Aunque la mencionada primera parte funciona muy bien, no es menos cierto que nunca alcanza altas cotas de emoción ni de excelencia. Lo segundo no se pretende, pero lo primero si se busca frecuentemente y raramente se consigue.

Se debe reconocer, por otra parte, que siendo una historia con un germen claramente patriotero, no se abusa de éste e incluso se parodia. Las escenas de acción están bastante más conseguidas (como la del tren) que un desenlace carente de tensión.

Por cierto ¿nadie se ha fijado en el gran parecido entre el malvado de la película con cara roja y Pepe, el bipolar defensa del Real Madrid?