jueves, 20 de enero de 2011

AMOR Y OTRAS DROGAS (LOVE AND OTHER DRUGS) -2010-


GOZOSA ANOMALÍA

CALIFICACIÓN: 2,5/5


Estados Unidos, 2010.- 113 minutos.- Director: Edward Zwick.- Intérpretes: Jake Gyllenhaal, Anne Hathaway, Hank Azaria, Oliver Platt, George Segal. TRAGICOMEDIA.-

Ante todo, no estamos ante una buena película, no nos llevemos a engaño. Los notables méritos de este film no provienen de su calidad intrínseca.

Lo que hace destacable a este film es lo que tiene de anomalía con respecto a la aburrida, mimética y repetitiva producción de género romántico con la que Hollywood nos bombardea semana sí, semana también.

Por un lado, sorprende, y no es un dato baladí, la ingente cantidad de desnudos de la pareja de estrellas protagonista que incluye la cinta. Si la semana pasada decíamos que Peter Weir, al rodar con grandes planos generales su film Camino a la libertad, estaba incurriendo en un acto de rebeldía contra la tendencia general; Zwick hace lo mismo contra una industria cada vez tan pacata, puritana e hipócrita como la sociedad de la que surge. No son nunca desnudos gratuitos, simplemente en una historia sobre el deseo sexual y el amor son absolutamente necesarios.

Además, nos ahorramos la vergüenza ajena de contemplar la típica escena de la chica yendo al baño enrollada como una momia con la sábana (¿alguien se cubre el cuerpo después de echar un polvo?)

Por otro lado, es de agradecer que, en lugar del típico pastel que sigue paso a paso lo que el público espera (la gente despotricaba a la salida por lo rara que era la película y me preguntó ¿qué interés tiene ir al cine a ver lo de siempre…otra vez?) estemos ante una bella y auténtica historia de amor donde el conflicto no viene por algún burgués malentendido sino por un dilema moral auténtico: amar y convivir o no con una persona enferma que va a ir a peor.

Además, el verdadero tema del film son las tácticas mafiosas de las farmacéuticas para vender productos que la gente no necesita con el beneplácito y colaboración de médicos corruptos.
No todo son buenas noticias. El film parece deambular sin rumbo fijo durante gran parte del metraje, saltando del drama más intenso a la comedia más grotesca sin solución de continuidad y sin encontrar nunca el tono adecuado. Otro problema es las concesiones a la comercialidad, con los típicos gestos chorras americanos que, no por reales, dejan de ser estúpidos para el espectador europeo.

Por otro lado, Gyllenhaal está demasiado sobreactuado. Todo lo contrario que una maravillosa Hathaway que pone toda la carne en el asador (a veces, literalmente) en un papel al estilo de las heroinas alternativas del cine de los 60-70 (Recordemos la Sandy Dennis de Dulce Noviembre). Esperemos que consiga una merecida nominación al Oscar.

Maggie es una mujer independiente que ha decidido vivir sin ataduras. Pero conoce a Jamie, un joven cuyo irresistible encanto funciona no sólo con las mujeres, sino también dentro del despiadado mundo de las ventas farmacéuticas. La relación entre Maggie y Jamie, para sorpresa de ambos, desemboca en amor. El film se basa en una historia real: la de Jamie Reidy, un vendedor de Pfizer -empresa farmacéutica que puso a la venta la Viagra- que sacó a la luz algunas de las prácticas de las compañías farmacéuticas.

TWELWE -2010-


JOVENES RICOS ABURRIDOS EN BUSCA DEL GRAN COLOCÓN Y/O POLVO

CALIFICACIÓN: 2/5

Estados Unidos, 2010.- 93 minutos.- Director: Joel Schumacher.- Intérpretes: Chace Crawford, Emma Roberts, Ellen Barkin, Rory Culkin, Curtis '50 Cent' Jackson. DRAMA.-
Divertida y hueca, como casi todo el cine de Schumacher. Ya hemos visto este tipo de historias de gente guapa y rica, que ahoga en sustancias prohibidas su vacío existencial. Desde Less than zero a Las reglas del juego o el cine de Larry Clark, éste protagonizado por pobres, que aquí son secundarios, porque a la película le parecen poco glamourosos.

Nunca llega a ser tan interesante, provocativa, novedosa y comprometida como pretende pero se deja ver muy bien.

Spring Break. Durante las vacaciones de primavera en el Upper East Side de Manhattan, la élite de los estudiantes de Nueva York tiene tiempo libre y dinero que quemar. Twelve es la historia de White Mike, camello de los privilegiados. Mientras sufre por la muerte reciente de su madre y trata de superar la torpeza que le impide expresar su amor por Molly, su primo es brutalmente asesinado y su mejor amigo es arrestado por el crimen...

viernes, 14 de enero de 2011

LOS PROXIMOS TRES DIAS –THE NEXT THREE DAYS- (2010)


COMPETENTE DIRECCIÓN EN UN FILM QUE VA DE MENOS A MÁS

CALIFICACIÓN: 2,5/5

Estados Unidos, 2010.- 122 minutos.- Director: Paul Haggis.- Intérpretes: Russell Crowe, Elizabeth Banks, Liam Neeson, Olivia Wilde, Jonathan Tucker, Brian Dennehy.- THRILLER.-

Una lección de dominio de los resortes narrativos por parte de un Haggis (Crash, En el valle de Elah) que parece haberse decantado por un cine más comercial, ya que se anunciado que su próximo proyecto podría ser un remake de nuestra Celda 211.

La cinta tiene un comienzo innecesariamente confuso donde no queda muy claro de que se acusa a la protagonista ni el paso del tiempo en prisión. Poco a poco, el guión se centra en cómo un profesor, totalmente alejado del lumpen, tendrá que relacionarse con todo tipo de delincuentes que ponen en peligro su economía y su integridad física y aprender, no sin dificultad y mostrando su lógica torpeza, toda una serie de trucos delictivos. Todo ello recuerda a las películas setenteras de tipo corriente convertido en malhechor a su pesar.

Pero el verdadero tour de forcé de Haggis llega en la larga y elaborada secuencia de la huida, en la que el ritmo frenético nunca entra en conflicto con la claridad expositiva.

Decepcionante para los que esperen un Haggis comprometido, pero satisfactoria para aquellos que busquen un thriller adulto y dinámico.

John Brennan, su mujer Lara y su hijo Luke llevan una vida feliz, pero todo cambiará cuando ella sea acusada de asesinato y condenada a 20 años de prisión. Su marido, convencido de su inocencia, hará todo lo posible para sacarla de la cárcel... Remake del largometraje "Pour elle", dirigido por Fred Cavayé en 2008, que en España se estrenó en España directamente en DVD, bajo el título de "Cruzando el límite".

EL DISCURSO DEL REY –THE KING´S SPEECH- (2010)


TAN AMENA Y PERFECTA COMO DESAPASIONADA

CALIFICACION: 3/5

Gran Bretaña, 2010.- 118 minutos.- Director: Tom Hooper.- Intérpretes: Colin Firth, Helena Bonham Carter, Geoffrey Rush, Michael Gambon, Guy Pearce, Timothy Spall, Derek Jacobi.- DRAMA-

Estamos ante la típica película británica de calidad que presenta tres características habituales: perfección, desapasionamiento y grandes interpretaciones y una menos frecuente: considerable amenidad.

Es cierto, el film se pasa en un santiamén a pesar de que dura casi dos horas y el supuesto tema no resulta nada fascinante: Firth yendo al logopeda Rush para superar su tartamudez.

Y decimos supuesto porque, aunque no deja de ser importante en ningún momento, lo que realmente interesa al film es levantar un fresco sobre una época crucial de la historia de Reino Unido y, especialmente, sobre su familia real y lo que supone ser miembro de ella.

La cinta funciona mejor por partes (grandes duelos interpretativos de la pareja protagonista sin olvidar a Bonham Carter) que como un todo compacto y le falta emoción en los momentos clave.
Por último, señalar que este es un evidente ejemplo de cinta que, imprescindiblemente, se debería ver en versión original, dado que todo gira a los problemas de dicción de su protagonista.

La película se centra en la historia del rey Jorge VI del Reino Unido, quien se vio obligado a reinar tras la abdicación de su hermano Eduardo VIII. Su tartamudez le hace buscar la ayuda de un terapeuta de trastornos del habla, Lionel Logue, quien con una serie de técnicas poco ortodoxas logra que el rey recupere su correcta voz

CAMINO A LA LIBERTAD –THE WAY BACK- (2010)


EL GRAN PLANO GENERAL COMO ACTO DE REBELDÍA

CALIFICACIÓN: 3,5/5


Gran Bretaña, 2010.- 130 minutos.- Director: Peter Weir.- Intérpretes: Jim Sturgess, Ed Harris, Colin Farrell, Saoirse Ronan, Mark Strong.- DRAMA-

Sin llegar a ser la excelente obra que podía haber sido, Weir firma un film notable, totalmente alejado de las modas actuales (primeros planos, montaje mareante, confusión narrativa, obsceno uso del sentimentalismo y falsa trascendencia) y, por tanto, sin dar al público nada de lo que espera.

Obra casi suicida en su planteamiento y resolución, filmada con majestuosos grandes planos generales que parecían desterrados del insoportable cine de cogotes y retinas que puebla nuestras pantallas con el objetivo de reducir gastos y de que se vea bien en la tele, se atreve a desprenderse de coartadas de todo tipo y centrarse en la esencia humana sin épica alguna.

Tras la excelente media hora inicial en el gulag con la aparición de dos personajes grandiosos (ese Strong que se alimenta de las ilusiones de los recién llegados y Farell, preso común que se identifica con el comunismo), el film pasa a ser un film de “gente andando” que puede resultar monótono.

Aunque me encanta el cine de Weir, debo reconocer que esperaba más de esta travesía, especialmente en lo referido a emoción y evolución dramática de los personajes. Para mí es evidente que hay bien poco de ello, pero no por incompetencia de Weir, sino por decisión consciente.

El protagonista, tras la invasión de Polonia por los alemanes en 1939, fue arrestado por el ejército soviético y encarcelado en un gulag (campos de concentración de la Unión Soviética). Consiguió escapar, en compañía de otros presos y, finalmente, huyendo a pie llegaron desde Siberia al Himalaya, al desierto del Gobi y, atravesando el Tibet, acabaron estableciéndose en la India.

THE TOURIST -2010-


UN IMBÉCIL Y UNA ESFINGE EN VENECIA

CALIFICACIÓN: 1,5/5


Estados Unidos, 2010.- 103 minutos.- Director: Florian Henckel-Donnersmarck.- Intérpretes: Johnny Depp, Angelina Jolie, Paul Bettany, Timothy Dalton, Rufus Sewell.- INTRIGA.-

La prueba definitiva de que un par de estrellas, una agresiva campaña de marketing y elegir bien la fecha de estreno puede convertir en bombazo comercial cualquier basura. La mayoría de sus espectadores quedan insatisfechos, pero ya han pasado por taquilla, que era lo único que les importaba a los responsables de este producto prefabricado.

Luego los sociólogos de garrafón seguirán diciendo que el público siempre tiene la razón y que si una película triunfa en taquilla es porque es buena. Hay una memorable frase popular para contradecir definitivamente esta idea: millones de moscas no pueden estar equivocadas.

Remake de un film francés bastante mediocre, El secreto de Anthony Zimmer, dirigido por el autor de la memorable La vida de los otros. Y es en la dirección donde el aficionado puede encontrar los únicos aciertos que se pueden salvar del desastre general. Un ritmo pausado, elegante, muy alejado de la histeria actual, junto al acertado uso de los exteriores venecianos nos permiten soportar a un Depp definitivamente anclado en su personaje de Jack Sparrow, a una Jolie que intenta ser misteriosa y se queda en ridícula y a un guión que hace agua por todas partes, especialmente en un desenlace que de tan absurdo acaba resultando casi romántico.

Frank es un turista americano que viaja a Italia para tratar de recuperarse de un fracaso amoroso. Elise (es una extraordinaria mujer que deliberadamente se cruza en su camino. Con el incomparable marco de Venecia como telón de fondo, Frank se deja llevar por la atracción del romance, pero en poco tiempo él y Elise se verán envueltos en un torbellino de intriga y peligro.

NO CONTROLES -2010-


JULIAN LÓPEZ Y POCO MAS

CALIFICACIÓN: 1,5/5


España, 2010.- 100 minutos.- Director: Borja Cobeaga.- Intérpretes: Unax Ugalde, Julián López, Alexandra Jiménez, Secun de la Rosa, Mariam Hernández, Mariví Bilbao, Ramón Barea, Miguel Ángel Muñoz.- COMEDIA.-
La enorme vis cómica de Julián López salva del desastre a este film de dirección muy pedestre, que recuerda a las peores series de televisión española. Sólo las escenas en la piscina helada o en la azotea tienen algo lejanamente parecido al gusto estético.

El guión es aceptable, aunque Cobeaga y San José se creen bastante más graciosos de lo que son, pero lo que funciona en un monólogo o en una charla de bar no tiene porque hacerlo en una película. Además, la trama romántica no interesa nada.

¿Y los actores? Todos bastante bien aunque los secundarios cómicos y la protagonista femenina superan con creces la labor de Ugalde, sólo correcto. Sin embargo, el plato fuerte de la función es un enorme López, que cuál terremoto histérico-cómico borda su papel de amigo pesado que se te pega como una lapa, con las mejores intenciones. A veces roza el exceso (mala dirección de actores por parte de Cobeaga), pero no importa, te desarma con su honestidad cómica.

Atentos a los créditos finales, no os los perdáis.

Sergio no podía acabar peor el 2011. Es Nochevieja, cae la mayor nevada en treinta años, todos los vuelos están cancelados y encima tiene que tomarse las uvas con el resto de los pasajeros en un hotel de carretera. Pero eso no es lo peor. Sergio tendrá que ingeniárselas para conseguir en una sola noche lo que no ha conseguido en varios meses: recuperar a su ex-novia Bea antes de que se vaya a trabajar a Alemania, y para ello contará con la ayuda de un grupo de viajeros bastante pintoresco: un estrafalario amigo de la infancia que quiere ser humorista, un separado que viene cabreado de Punta Cana y un empleado del hotel que no tiene con quien celebrar la Nochevieja...

AHORA LOS PADRES SON ELLOS (LITTLE FOCKERS) -2010-


HACIENDO CAJA, UNA VEZ MÁS

CALIFICACION: 1/5


Estados Unidos, 2010.- 98 minutos.- Director: Paul Weitz.- Intérpretes: Robert De Niro, Ben Stiller, Jessica Alba, Owen Wilson, Dustin Hoffman, Barbra Streisand, Blythe Danner, Harvey Keitel, Laura Dern, Teri Polo.- COMEDIA.-

Una evidente operación comercial que intenta exprimir al máximo el filón de una saga muy rentable desde su origen, hace ya una década.

Si bien es cierto que este film no engaña a nadie y que es casi imposible que alguien se meta en una sala de cine a verlo sin saber lo que se va a encontrar, resulta sonrojante asistir al espectáculo de comprobar como algunas de las estrellas más veteranas de Hollywood se prestan a un guión de lo más vulgar.

El arranque del film augura lo peor, repleto de una escatología innecesaria para un producto familiar como éste. Afortunadamente, el tono se eleva desde las zonas abisales del principio y la trama se centra en un nuevo enfrentamiento entre De Niro-Stiller, que es a lo que hemos ido todos. Entonces la cinta alcanza sus momentos más aceptables, que no buenos.

Conscientes de lo limitado del material con el que trabajan, los responsables del film no alargan la tortura más de lo necesario, con lo cual este refrito no se hace largo, lo cual no es poco.

Han tenido que pasar 10 años, dos pequeños Fockers con su mujer, Pam e incontables obstáculos para que Greg Focker consiga finalmente ¿entenderse? con su exigente suegro Jack Byrnes. Tras unos problemas económicos, Greg consigue un segundo empleo en una compañía farmacéutica. Sin embargo, los recelos de Jack hacia su enfermero favorito regresan con más fuerza que nunca. Cuando se presenta todo el clan de Greg y Pam- incluido el antiguo amor rechazado por Pam, Kevin- para celebrar la fiesta de cumpleaños de los gemelos, Greg debe demostrar al escéptico Jack que es completamente capaz de ser el hombre de la casa. Pero con todos los malentendidos, el espionaje y las misiones secretas, ¿conseguirá Greg pasar el examen final de Jack y convertirse en el próximo patriarca?