viernes, 4 de noviembre de 2011

ONE DAY -SIEMPRE EL MISMO DIA- (2011)


POR UNA VEZ EL TITULO ESPAÑOL SIRVE PARA ALGO: NOS AVISA DE LO INSOPORTABLEMENTE REPETITIVA QUE ES ESTA PELICULA

CALIFICACION: 1,5/5


Estados Unidos, 2011.- 108 minutos.- Director: Lone Scherfig.- Intérpretes: Anne Hathaway, Jim Sturgess, Patricia Clarkson, Romola Garai.- DRAMA ROMANTICO.- Decepción profunda, porque como soy un moña sentimental, con semejante argumento, esperaba encontrarme con un film hecho a mi medida. Para nada. Tampoco me encontré algo totalmente diferente que me sorprendiera. Sólo recibí aburrimiento.
Emma y Dexter se conocen el día de su graduación universitaria, el 15 de julio de 1988. Ella es una chica de clase trabajadora que sueña con hacer del mundo un lugar mejor. Él es un joven rico con ganas de comerse el mundo. Durante veinte años, cada 15 de julio, se nos muestra cómo transcurre su vida y lo extraordinaria que es su amistad. Pero, por fin, un día ambos se dan cuenta de que lo que habían estado buscando durante años estaba delante de ellos.
Un personaje secundario, pero importante en la trama, quiere ser monologuista cómico. Lo intenta tenazmente durante años, pero al final debe aceptar la cruda realidad. No tiene ni pizca de gracia. Al asumir sus limitaciones se hace mucho más digno de elogio que los responsables de este film. Si hay algo tan patético como creerse gracioso y no serlo, es considerarse continuamente encantador y no conseguirlo nunca.
Así, la directora de las notables “An education” e “Italiano para principiantes” y, especialmente, el autor de la novela (metido a adaptador de la misma) parece estar encantados de haberse conocido y convencidos de estar haciendo la comedia romántica más brillante desde “El apartamento”. Pero lamento tener que decirles que, por lo único que destaca este mediocre film, es por su rutina, repetición, hastío y feismo no buscado…y preguntas sin repuesta.

1) ¿Para qué contar 20 años de una relación, si los cambios externos no afectan en lo más mínimo a los protagonistas, salvo que escuchan música distinta y cambian su ropa y corte de pelo?

2) ¿Para qué contar algunos años en los que no pasa absolutamente nada o los personajes siguen igual que estaban (Sturgess es el mismo imbecil niño rico descentrado durante toda la película)? Ya sé que es interesante mostrar la rutina y la falta de épica del día a día –de hecho, me encanta- y Wes Anderson lo recreaba muy bien en uno de los meses en los que se desarrollaba su casi desconocida Academia Rushmore. Pero aquí no funciona. Sólo aburre.

3) ¿Por qué contar la escena más importante de la historia al finakl y no en su correcto momento temporal, quitándole gran parte de la comprensión del espectador y su empatía hacia el personaje de Anne Hathaway?

4) ¿Por qué usar un recurso tan manido para desencadenar la tragedia?

Esperemos que para dar respuesta a todas estas incognitas, no hagan una segunda parte de este film apenas soportable por la presencia de la maravillosa Anne. Ya sé que con ese desenlace es difícil que se saquen de la manga una continuación, pero cosas más raras se han visto

No hay comentarios: