viernes, 4 de noviembre de 2011

CONTAGIO -CONTAGION- (2011)


RIGUROSIDAD EXCESIVA QUE NO LASTRA UNA ATMOSFERA TERRORIFICAMENTE REALISTA

CALIFICACION: 3/5


Contagion. Estados Unidos, 2011.- 107 minutos.- Director: Steven Soderbergh.- Intérpretes: Matt Damon, Kate Winslet, Laurence Fishburne, Marion Cotillard, Jude Law, Gwyneth Paltrow, Bryan Cranston, Jennifer Ehle, Sanaa Lathan, Elliott Gould .- THRILLER CIENTIFICO.- Una nueva muestra de la capacidad de Soderbergh para las narraciones poliédricas (numerosos personajes,tramas entrelazadas, mezcla espacio-temporal) como ya demostró en una de las cumbres de su carrera, Traffic. Aquí se queda un par de escalones por debajo, pero no por ello estamos ante una obra desdeñable. Ni mucho menos.

Mas bien, al contrario, la sensación final es la de un film riguroso, absorbente y sólido que atrapa al espectador en un atmósfera de caos, imprevisibilidad y fatalidad.
De repente, sin saber cuál es su origen, un virus mortal se propaga a nivel mundial y, en pocos días, empieza a diezmar a la población. El contagio se produce por mero contacto entre los seres humanos.

La pandemia se extiende con un halo fatalista y los seres humanos intentan sobrevivir de cualquier manera posible, muchas veces sacando lo peor que llevan dentro.
La dirección es brillante, el montaje efectivo y la interpretación notable. Sin embargo, un molesto afán por mostrar una rigurosidad excesiva a la hora de recrear los ambientes y conversaciones entre los cientificos lastra el objetivo fundamental de cualquier película: comunicar con el espectador.

Y esto creo que es debido a la presión de todos aquellos que opinan sobre cine usando argumentos extracinematográficos, lo que demuestra poco amor y respeto por el séptimo arte. Que si una película es machista, que si da un mal ejemplo a los niños, que si las espadas de aquella época no eran así, que si hay incorrecciones técnicas o cientificas. Pero, esto qué es ¿entretenimiento o una tesis doctoral o doctrina moral? Abajo la rigurosidad. Ya está bien.

No hay comentarios: