martes, 6 de septiembre de 2011

SUPER 8 (2011)


JUGANDO A SER SPIELBERG

CALIFICACION: 2/5

Estados Unidos, 2011.- 112 minutos.- Director: J.J. Abrams.- Intérpretes: Joel Courtney, Riley Griffiths, Elle Fanning, Ryan Lee, Gabriel Basso, Zach Mills, Kyle Chandler, Ron Eldard, Noah Emmerich, David Gallagher, Glynn Turman, Amanda Michalka.- DRAMA DE CIENCIA-FICCION.- La nostalgia de los adultos vende pero son los más jóvenes los que suelen pasar por taquilla. Gran dilema comercial perfectamente resuelto en este film: hagamos una cinta que argumentalmente se parezca a E.T., Los Goonies o Encuentros en la tercera fase, por nombrar algunos ejemplos pero que resulte visualmente atractiva para las nuevas generaciones: efectos especiales de última generación y cinefilia friki con zombies incluidos. El éxito en taquilla ha sido el esperado y gran parte de la crítica profesional la ha saludado como un acierto que mezcla a la perfección lo viejo y lo nuevo. Sólo los espectadores que se expresan libremente por Internet después de verla han discrepado con estas loas generales. Coincido con ellos.

Año 1979, en un pequeño pueblo de Ohio. Joe Lamb es un muchacho que ha perdido a su madre en un accidente y que vive con su padre policía . Comenzado el verano, y mientras rueda una película de zombis en Super 8 con sus amigos -y sobre todo con la bella Alice Dainard- Joe observa cómo una camioneta se estrella contra un tren de mercancías, provocando su descarrilamiento y un terrible accidente. A partir de ese momento cosas extrañas e inexplicables comienzan a suceder en el pueblo.

La cinta presenta una primera mitad aceptable que no memorable donde se copia, con conocimiento de causa el estilo del Spielberg de finales de los 70 y principios de los 80. Nada memorable y todo bastante impostado pero entretenido. Sin duda, lo más discutible es que unos niños rueden una película de zombis en 1979. Los niños, y más los americanos, no tenían acceso a ese tipo de cine, pues eran películas minoritarias y totalmente prohibidas a menores de 18 años. Muchas personas de esa generación no tuvieron conocimiento y/o acceso a/de ese tipo de cine hasta que entraron en la veintena. Además, desde el principio, se observa en Abrams (cuya manera de dirigir no me entusiasma en absoluto) -o en los productores- un pánico a alargar las escenas intimistas no vaya a ser que el público se aburra. Así cada vez que se está alcanzando un climax dramático ocurre algo físico que desvía la atención del espectador. Y así no hay manera de que los personajes te importen.

Ninguna de las escenas supuestamente cumbres de la cinta funcionan como deberían y, a partir de que se desvelan los misterios de la trama asistimos a un recital de explosiones y carreras que hacen que la poca trama que había se diluya totalmente y todo se convierta en un correcalles casi patético.

Destacar, finalmente, la gran interpretación de Elle Fanning y avisar si van a verla que se queden a los títulos de crédito finales, en los que podemos ver el corto que ruedan los chavales durante la película y que consigue aparenta ser mucho más sincero, divertido, humilde y auténtico que el film de Abrams

No hay comentarios: