viernes, 30 de septiembre de 2011

EL ARBOL DE LA VIDA (2011) -THE TREE OF LIFE-






SOLO LAS OBRAS IMPERFECTAS, PUEDEN SER MAESTRAS. LA PERFECCION ES UNA ORDINARIEZ

CALIFICACION: 4/5


Estados Unidos, 2011.- 118 minutos.- Director: Terrence Malick .- Intérpretes: Brad Pitt, Jessica Chastain, Hunter McCracken, Sean Penn, Fiona Shaw.- DRAMA FAMILIAR.- No me extenderé demasiado. A estas alturas el nuevo film de Malick ya ha hecho correr ríos de tinta y cada espectador se ha formado una opinión bien definida de lo que ha visto e incluso ha provocado que un cine de Cataluña devuelva el dinero a aquellos espectadores que a la media hora no puedan soportarla más, a cambio de que no se queden en la sala dando el coñazo a los que sí que la disfrutan.

En primer lugar, quiero señalar que estamos ante una obra de arte, no una cinta comercial al uso (muchos de ellos me encantan y los elegiré antes que El arbol de la vida para tumbarme en el sofá cualquier día que llegue cansado a casa) de los que invaden nuestras salas cada semana. Y nadie dijo que el arte se pudiera asimilar con la facilidad del producto de consumo. De todas maneras, me resulta difícil entender como puede ser más interesante ver, cada vez que se acude al cine, la misma película, una y otra vez, con actores y título diferente –muchas veces repletas de localismos yanquis que dudo que la mayoría entienda- en lugar de una propuesta insólita.

En segundo lugar, indicar que si todo el cine fuera como el de Malick o de Lynch, por citar dos ejemplos, sería para cortarse las venas. Pero que, de vez en cuando, algunos artistas se atrevan a a hacer algo diferente u osado es muy de agradecer. Hay mucha oferta y no hay porque ir a verlas. Eso sí, si lo haces, infórmate, como sí que se hace con otras actividades lúdicas.

En tercer lugar, recordar que estamos ante un poema visual y por tanto sus códigos no pueden ser los narrativos habituales. Ir a ver una obra de Malick sin informarse de su estilo, es como comprar un libro con una cubierta de best-seller y encontrarse con un libro de poemas o un ensayo filosófico.
Años 50. El film narra la evolución de Jack, un niño que vive con su madre, que encarna el amor y la bondad, mientras que su padre, que representa la severidad, es el encargado de enseñarle a enfrentarse a un mundo hostil. Por otro lado, se trata también la historia del Universo desde sus orígenes.
La cinta no es perfecta, ni falta que le hace. Ni siquiera diría que me ha gustado si estuviera ante una pregunta de SI o NO. Pero sí me ha fascinado. Como decía un admirado profesor de arte, la perfección es una ordinariez. Descompensada, cargante por momentos, criptica…todo ello se compensa con la belleza que desprenden los fotogramas y la capacidad de Malick para conectarnos con recuerdos sensitivos que de tan olvidados que los teniamos, hemos llegado a pensar que nunca existieron.

¿Qué significa la película? Lo maravilloso de ella es que estamos ante una obra no conclusiva o cerrada que cada uno de nosotros concluye aplicándole nuestra propia experiencia.

Gracias Malick, por existir.

4 comentarios:

Jaime M. Nieman Gonzalez dijo...

"La vida es sufrimiento" digo el gran filosofo Alemán Schopenhauer (esta idea por supuesto tiene su raíces en el budismo y otras filosofías orientales). En la peli, todo sufre y el espacio esta impregnado de violencia. No hay buenos ni malos como se pretende cotidianamente dibujar a los personajes.Todo la obra va mas allá del bien y el mal. Yo veo víctimas , Víctimas existenciales.

En esta obra de arte, como bien dices Luis, las imagines igual que los sonidos hipnotizan y transportar al espectador a otro plano de conciencia. La obra no pretenda que la sigas sino que te pierdas. La naturaleza universal, animal, y humana están en juego e ínter-conectadas durante las 2 horas.

Las pelis de Lynch y Malick son para cortarse las venas solo en un sentido: nos enseñan la realidad tal y como es. Mundos abiertos, sin orden, sin limites, y mas allá de nuestras jaulas lingüísticas y racionales.

¡Un 5 Luis un 5 !

Pepa Martínez dijo...

No he visto en la película una obra de arte, sino más bien un ejercicio pretencioso, donde caóticamente se dan pinceladas a la existencia humana, animal, vegetal, al universo, a la vida, a la muerte, al sufrimiento, a la violencia,... Me pregunto si el director quería comunicar y plantear TODO en una única película. No le debe quedar nada más que decir. Por otro lado este documental gigantesco parece estar impregnado de una moralina barata, en la que se hace pasar un mensaje de resignación: ante las dificultades, Dios nos salvará, acepta y perdona a tu enemigo, ama a todo el mundo y "soporta con paciencia, como el Santo Job, visionar estoicamente este trabajo". Me llegué a plantear si el mensaje subliminar tiene que ver con la crisis, se nos parece estar animando a tragar con lo que sea. DIOS SE APIADE DE VOSOTROS si vais a ver esta peli!!!!!!

Rafa dijo...

Uuuuuuff Luiis la acabo de ver y lo primero que he hecho es venir a tu blog para ver que decias de ella. Lo que yo he pensado: "Esto es un cuadro que te despierta mucha admiración al observarlo aunque no tengas ni pajolera idea de que quería decir el autor cuando lo pintó"

Medusa dijo...

Creo que ante una película como esta uno no debe racionalizar sino entregarse a las emociones que despiertan la música y las imágenes. En partes me pareció un ejercicio cinematográfico de otra época, al estilo de Kubrick o algun otro director que no recuerdo en este momento.
También siento que está presente la tensión entre fuerzas opuestas: la severidad y el equilibrio, manifestada en la Creación y la Naturaleza. La belleza y la furia, que también puede ser una fuerza cargada de belleza.
En definitiva, como amante del cine, yo no dejaría pasar ésta, ni ninguna otra película de Malick, por controvertida o densa que sea.