martes, 5 de julio de 2011

WIN, WIN GANAMOS TODOS (2011)


TODOS... MENOS EL ARTE CINEMATOGRAFICO

CALIFICACION: 2/5

Estados Unidos, 2011.- 106 minutos.- Director: Thomas McCarthy.- Intérpretes: Paul Giamatti, Amy Ryan, Jeffrey Tambor, Melanie Lynskey, Burt Young. COMEDIA DRAMATICA.- Un evidente paso atrás en la carrera del actor, guionista y director McCarthy. Aquí está más cerca de su insulsa opera prima, Vias cruzadas, que de su anterior film, The visitor. Si bien es cierto que la cinta está correctamente dirigida y excelentemente interpretada, sorprende lo aburrido que llega a ser el guión, sobre todo si tenemos en cuenta que McCarthy además de firmar el libreto de estas cintas, también es el autor del magnífico argumento de Up.

Y es que el film presenta dos de los principales defectos del cine americano actual. Se pretende evitar todo efectismo (cuando el cine es eso básicamente) con lo que se crean personajes y situaciones poco interesantes que los guionistas no saben o no quieren hacer más atractivos. Por otro lado, se quiere evitar tanto lo políticamente incorrecto (una de las fuentes de inspiración de todo arte) que todo es melifluo y falto de pasión. Además las conclusiones, los desenlaces son tan miméticos a los del hombre de la calle que el artista deja de ser un hombre de vanguardia que abre caminos nuevos para ser un portavoz de la masa. Por ello, la escena final de esta película es especialmente indignante.

Mike Flaherty, un abogado sin demasiada suerte en su trabajo, dedica su tiempo libre a entrenar a los muchachos de una escuela de lucha libre y ganar así un poco más de dinero. En un momento dado, Mike asume la defensa y la custodia de un viejo cliente con la esperanza de mantenerse a flote y sacar de apuros a su familia. Sin embargo, cuando el nieto adolescente de su cliente, toda una promesa deportiva, escapa de casa y y se va con su abuelo, la vida de Mike dará un giro completo.

Ni los caracteres presentados son tan atractivos, graciosos o pintorescos como McCarthy pretende ni los temas del film ni su tratamiento permiten convertir a áquel en buen cine.

Puede que casi todos ganen: los artistas porque se ganan la vida sin crearse problemas familiares y sociales, la sociedad con estas pelis tan asepticas..pero el cine y su espectador con memoria cinéfila pierden seguro. Al salir de la sala uno no tiene la sensación de haber perdido el tiempo, pero casi.Al salir de la sala uno no tiene la sensación de haber perdido el tiempo, pero casi.

No hay comentarios: