miércoles, 18 de mayo de 2011

MIDNIGHT IN PARIS (2011)


EL COMPLEJO DE LA EDAD DE ORO

CALIFICACION: 3/5


Estados Unidos, 2011.- 122 minutos.- Director: Woody Allen.- Intérpretes: Owen Wilson, Rachel McAdams, Marion Cotillard, Michael Sheen, Kathy Bates, Carla Bruni, Adrien Brody.- COMEDIA ROMANTICA.- Sin llegar a ser una cima en la carrera de Allen, sí estamos ante una cinta superior a las últimas del director neoyorkino (Conocerás al hombre de tus sueños, El sueño de Cassandra) y similar a trabajos como Scoop o Si la cosa funciona.

Un escritor norteamericano algo bohemio llega con su novia y los padres de ésta a París. Mientras vaga por las calles soñando con los felices años 20, cae bajo una especie de hechizo que hace que, a media noche, en algún lugar del barrio Latino, se vea transportado.

Woody ha sido criticado por su frenético ritmo de trabajo que, obviamente, afecta a la calidad de sus obras. Yo disiento de esa queja. A su edad ya no tiene nada que demostrar y si le siguen financiando sus trabajos a la vez que puede visitar su querida Europa ¿Por qué va a dejar de hacer lo que más le gusta? Como él dice tampoco trabaja tanto. La mitad del año la dedica a su entrega anual y la otra mitad está de vacaciones. Si estamos en desacuerdo con esta política artística, nadie nos obliga a pasar por taquilla.

Y centrándonos en el film destacar que mejor saber lo menos posible sobre su argumento, uno de los más ingeniosos, divertidos y lúcidos de la carrera de Allen. Un punto de partida genial cuyo desarrollo no siempre está a la altura pero nunca desmerece.

Allen garantiza un nivel de calidad por encima de la media y trata a su público con respeto, considerándolo inteligente y culto. Especialmente en este film. Para disfrutarlo se requiere un mínimo conocimiento de la escena cultural del primer tercio del siglo XX.

Mucho más logrado en su parte nocturna y ensoñadora que en la diurna y realista, el film se beneficia de unos buenos actores y unos lúcidos diálogos pero todo ello no evita ciertos bajones de ritmo e intensidad mediada la proyección, amén de que el arranque es bastante anémico.
Sin embargo, la crítica a la nostalgia desmedida y un insuperable giro de guión protagonizado por Cotillard (guapisima como siempre) ya serían suficientes para pasar esta medianoche en Paris.

1 comentario:

Rafa dijo...

Owen Wilson hace un papel "woodyalleniano" total. Para mí lo borda.