miércoles, 21 de julio de 2010

CRITICA (86 Y 87): CONCEPCIONES OPUESTAS PARA UN MISMO CINE PRESCINDIBLE PERO NO DAÑINO



Si algo bueno tiene el séptimo arte es su inagotable capacidad de producción. En España se estrenan unas 350 películas cada año. Por tanto, es imposible que, ante tal avalancha anual, no surjan, aunque sea por error o casualidad, un puñado de buenas películas. Otro efecto colateral de este “festín creativo” es la coincidencia de films opuestos en intenciones, medios y objetivos. Como muestra, “London river” y “Noche y día”. Cine comprometido frente a cine de evasión. Cine humilde frente a dilapidación de millones de dólares. Cine basado en hechos reales frente a cine que se pliega sobre el propio cine. No diría que una es mejor que la otra. Tampoco tendría claro cual ponerme en DVD después de un duro día de trabajo. Ninguna de las dos merece una revisión.
LONDON RIVER
Gran Bretaña-Argelia-Francia, 2009.- 87 minutos.- Director: Rachid Bouchareb.- Intérpretes: Brenda Blethyn, Sotigui Kouyate.- DRAMA.- La dirección es competente y los actores están en estado de gracia. Blethyn trasmitiendo como ninguna otra el patetismo contenido y el recientemente fallecido Kouyate acertando en su retrato contenido de la desesperación. Pero como diría la pareja de crítico (Coursodon) y cineasta (Tavernier) en su imprescindible “50 años de cine norteamericano”, es una película donde todo viene dado desde el principio y nada se sale de ese guión. Nos van a contar la historia de una pareja opuesta que del recelo y la sospecha pasará a la comprensión y el cariño. Y así es. Una película europea de tesis más. Aunque se preocupa más de narrar una historia que en, por ejemplo, la demencial “La ola”, las sorpresas, las salidas de tono, el uso imaginativo del lenguaje cinematográfico o la inventiva visual brillan por su ausencia.

NOCHE Y DIA
Estados Unidos, 2010.- 110 minutos.- Director: James Mangold.- Intérpretes: Tom Cruise, Cameron Díaz, Peter Sarsgaard, Paul Dano, Jordi Mollá.- ACCION.- La mayoría de críticas negativas de los usuarios de Internet sobre el film radican en la dichosa secuencia en la que se celebran los Sanfermines en Sevilla. Para empezar eso no desacredita al film en su totalidad sino al departamento de documentación. Además, simplemente los guionistas deciden que las fiestas pamplonicas se celebran en toda España, como el 4 de Julio lo hace en todo USA. Finalmente, se trata, más que otra cosa, de una licencia creativa para unir dos tópicos sobre España que funcionan muy bien juntos a nivel visual: Sevilla y los Sanfermines. Porque, primero, ¿alguien se toma este film en serio? y, segundo, los mismos que hacen estas críticas idolatran films ambientados en otros países o en el propio Estados Unidos que inventan, mixtifican o transforman tradiciones, ambientes y lugares para un mayor rendimiento visual y/o argumental. Que, en definitiva, en el cine todo es, afortunada y maravillosamente, mentira, leches.
Simplemente añadir, que el film está mejor dirigido y escrito que la media del cine comercial actual y que, no aburre nunca e incluso, a veces, mientras uno la está viendo se pregunta ¿y ahora que va a pasar? Cosa inaudita en un cine tan previsible como el actual.

CRITICA (83, 84, 85): LA MIRADA EUROPEA




Debido al Mundial de fútbol las grandes distribuidoras no se han atrevido a estrenar las típicas producciones hollywoodienses de verano hasta su finalización. Por ello, este último mes, las carteleras han sido copadas por cine minoritario de otras latitudes. Repasamos aquí tres muestras europeas.



LA ULTIMA ESTACION
Gran Bretaña, 2009.- 120 minutos.- Director: Michael Hoffman.- Intérpretes: Christopher Plummer, Paul Giamatti, James McAvoy, Helen Mirren.- DRAMA.- La película son sus actores, especialmente Plummer y Mirren, ambos nominados al Globo de Oro y al Oscar. No es que el director perjudique la historia pero tampoco la engrandece con su trabajo. Una vez definidos los personajes y el conflicto todo se vuelve previsible y un poco aburrido. Drama histórico y biográfico sobre el legendario escritor ruso Leo Tolstói, su mujer Sofya Tolstói, y Valentin Bulgakov, discípulo aventajado de su marido, en un momento de efervescencia del pueblo ruso.

ENTRE NOSOTROS
Alemania, 2009.- 120 minutos.- Director: Maren Ade.- Intérpretes: Birgit Minichmayr, Lars Eidinger, Hans Jochen Wagner, Nicole Marischka, Mira Partecke, Atef Vogel, Paula Hartmann, Carina Wiese.- DRAMA.- Intenta imitar a Bergman y sus crónica sobre las crisis matrimoniales y lo hace de una manera infinitamente más aburrida que el maestro sueco, que ya es decir. No se puede decir que estemos ante una mala película pero sí, totalmente prescindible. Cuenta la historia de Gitti y Chris, una extraña pareja que intenta disfrutar de unas vacaciones alejadas de todo. Se trata de un retrato íntimo de dos personas que sólo pueden ser ellas mismas cuando están solas: sus rituales, sus tonterías o sus sueños incumplidos...

GAINSBOURGH
Francia, 2010.- 120 minutos.- Director: Joann Sfar.- Intérpretes: Eric Elmosnino, Laetitia Casta, Lucy Gordon, Doug Jones, Mylène Jampanoï, Anna Mouglalis, Sara Forestier, Kacey Mottet Klein.- BIOPIC.- Original biografía que no discurre por los trillados caminos de este subgénero sino que aporta refrescantes dosis de surrealismo y excentricidad a lo Monty Phyton. Serge Gainsbourg, hoy un icono francés, fue cantante, escritor, compositor y pintor, pero mayormente durante casi todo el tiempo fue un infatigable provocador, un tipo de impredecible comportamiento en su vida pública. Ya de crío Serge era un niño judío que fanfarronea por las calles de un París bajo la ocupación alemana; y luego un joven y tímido poeta que abandona su pintura y su habitación para dejarse embaucar por los cabarés de transformistas de los años 60. Esta es una "vida heroica" donde las criaturas de la mente se plasman en la pantalla y la elocuencia se conjuga con los escándalos amorosos.

jueves, 8 de julio de 2010

CRITICA (81 Y 82): DOS VISIONES DE AMERICA. THE BLIND SIDE Y MADRES E HIJAS






THE BLIND SIDE (UN SUEÑO POSIBLE)

Estados Unidos, 2009.- 130 minutos.- Director: John Lee Hancock.- Intérpretes: Sandra Bullock, Quinton Aaron, Kathy Bates.- DRAMA.- Una americanada total como hacía tiempo que no se veía en nuestras salas. Es verdad que este subgénero que podríamos bautizar como melodrama edificante-deportivo sigue dando muestras de buena salud en la taquilla americana pero no suele traspasar fronteras, especialmente si se centra en un deporte tan ajeno a nosotros como es el beisbol. La única razón por la que el film ha llegado a nuestras salas es la presencia de la taquillera Bullock y, sobre todo, el Oscar obtenido por su interpretación en esta cinta. Esto no significa que sea un film deleznable. Notables películas yanquis quedan inéditas en Europa, desplazadas por bazofias ultracomerciales.

La película no aburre, lo cual no es poco, tratándose de un tema tantas veces revisitado y a pesar de su excesiva duración. Está correctamente dirigida, producida e interpretada. No creo que sea justo masacrarla por razones estrictamente cinematográficas.

Otra cosa es su calado moral. Puede resultar un film edificante y humanista a primera vista. Pero si se analiza con más atención, si se quiere hacerlo, la conclusión es bastante más pesimista. El film perpetua y justifica los privilegios de una parte de la sociedad americana desde el momento que a los responsables del film les interesa bien poco el personaje afroamericano, supuesto protagonista del film. En realidad se podría sustituir por cualquier otro. Lo que le interesa al film es destacar lo abnegada y generosa que es la rubia y rica mujer sureña, conservadora, dominante, manipuladora y miembro orgulloso de la Asociación Nacional del Rifle. Situarla en el centro de la acción y glosar sus virtudes, ignorando casi por completo las necesidades y deseos del chaval americano superdotado para el futbol americano, es una forma de reforzar un status quo vergonzante.


Basada en hechos reales, narra la historia de Michael Oher, un joven afroamericano sin hogar que encuentra ayuda y cobijo en una familia blanca, dispuesta a prestarle el apoyo necesario para que pueda desarrollar todo su potencial, tanto para triunfar como jugador de fútbol americano como en la vida. Por su parte Oher también influirá en la vida de los miembros de la familia Touhy, que atravesarán también por experiencias de descubrimiento personal. El cambio de ambiente significa también nuevos desafíos que el joven habrá de vencer, esforzándose por dar lo máximo de sí mismo como deportista y como persona.


MADRES E HIJAS
Estados Unidos, 2009.- 125 minutos.- Director: Rodrigo García.- Intérpretes: Naomi Watts, Annette Bening, Samuel L. Jackson, David Morse, Jimmy Smits.- MELODRAMA.- Una pena. La cinta resulta notablemente arriesgada en una extensa, elaborada y valiente presentación de personajes que pocas veces ha sido tan descarnada a la hora de analizar las relaciones sociales en los Estados Unidos de hoy en día. La desconfianza de unos personajes ariscos que sólo comprenden las relaciones sociales como una forma de obtener un beneficio personal pocas veces ha sido mostrada con tanto acierto.

El nudo en el que se disparan los conflictos raya a menor altura, pero siempre a buen nivel. Sin embargo el alargado desenlace intenta conectar todas las historias de manera inverosímil, absurda, impostada, artificial y totalmente lacrimógena. Menos mal que el gran trabajo de Benning y Watts hace que el regusto final sea agradable.

Drama centrado en tres mujeres: una mujer de unos cincuenta años (Annette Bening), la hija (Naomi Watts) que dio en adopción 35 años atrás, y una mujer afroamericana (Kerry Washington) que quiere adoptar un niño. Mother and Child es la historia de tres mujeres y sus principales relaciones amorosas: con sus hombres, con sus hijas y con sus propias madres. Ante la insistencia de su madre, Karen abandonó a la niña que tuvo con 14 años. Ahora, 36 años después, mientras sigue lamentando la pérdida de su hija, encuentra a un hombre que está dispuesto a darle una familia y aportar un poco de alegría a su vida. Elizabeth es aquella niña, que ahora lucha con sus propios problemas de familia, sexualidad y poder. Ella también tiene la capacidad de amar, pero será necesario que se quede embarazada para que aprenda a adorar a otra persona. Lucy cree estar preparada para ser madre. Su propia madre será fundamental mientras Lucy aprende a cuidar a la hija que siempre ha querido tener. Mother and Child trata de las elecciones que hacemos, las oportunidades que perdemos y el poder del lazo irrompible entre madre e hijo.