jueves, 30 de diciembre de 2010

RESUMEN DEL AÑO CINEMATOGRAFICO: EL CINE EUROPEO


Tampoco el cine europeo ha dado demasiadas alegrías este 2010. Aquí están, incluyendo tres films españoles.

LA CINTA BLANCA
Alemania.- Director: Michael Haneke.- Intérpretes: Susanne Lothar, Ulrich Tukur.- A nivel estético y narrativo-visual está a años luz de la mayoría del cine que se hace hoy en día. Siguiendo las pautas del cine metafísico de Dreyer, Haneke desarrolla su propio discurso sobre el origen de la intolerancia de una manera nada simplista o tranquilizadora.

AN EDUCATION
Gran Bretaña.- Director: Lone Scherfig.- Intérpretes: Carey Mulligan, Meter Saargard.- Un film que fluye con facilidad. Algo habitual en el pasado pero poco frecuente en el farragoso, grandilocuente, innecesariamente complicado, poco esencial y ridículamente trascendente cine actual más en boga.

EL ESCRITOR
Gran Bretaña.- Director: Roman Polanski.- Intérpretes: Ewan McGregor, Pierce Brosnan.- Un constante clima de angustia, confusión y amenaza. Aunque las películas del polaco raramente son redondas, consigue secuencias magistrales en casi todas sus obras y un ambiente insano que te envuelve, te subyaga y te oprime.

BURIED (ENTERRADO)
Director: Rodrigo Cortés.- Intérprete: Ryan Reynolds.- La importancia de (la falta de) espacio. Si en La cabina los enemigos de López Vázquez eran la incomunicación y la insolidaridad, aquí Reynolds se enfrenta a la frialdad de los protocolos de comunicación telefónica con cualquier corporación pública o privada, al indiscriminado efecto boomerang de la injusticia global y a los intereses del poder.

EL GRAN VAZQUEZ
Director: Óscar Aibar.- Intérpretes: Santiago Segura, Álex Angulo, Mercè Llorens. El gran éxito de la cinta es convertir en héroe urbano a Vazquez sin hacer una hagiografía, ni mucho menos, del personaje. Su heroicidad no radica en sus virtudes sino en su cruzada contra la mezquindad, la envidia y la mediocridad.

HEROIS
Director: Pau Freixas.- Intérpretes: Álex Brendemühl, Eva Santolaria.- Más que una crónica nostálgica sobre lo que significaba ser niño-adolescente en la España de los 80, que también, una perfecta radiografía de una sociedad en cambio, que despertaba al mundo y a la incipiente globalización, para lo bueno y para lo malo, tras 40 años (y muchos más) de aislacionismo.

No hay comentarios: