viernes, 27 de noviembre de 2009

CRITICA (40): TENDERNESS -2008-


TURBADORA INANIDAD


Calificación: 2,5/5

Vista el 23 de Noviembre de 2009




FICHA TÉCNICA

DURACIÓN: 101 min.
PAÍS: EEUU.
DIRECTOR: John Polson
GUIÓN Emil Stern (Novela: Robert Cormier)
MÚSICA Louis Febre
FOTOGRAFÍA Tom Stern
REPARTO Russell Crowe, Laura Dern, John Foster, Sophie Traub, Alexis Dziena.

¿Qué TE HA PARECIDO?
Una rara avis dentro de la producción hollywoodiense y una sorpresa agradable, más si cabe teniendo en cuenta que las dos primeras cintas del director fueron obras absolutamente rutinarias: El escondite y Fanática.
No estamos ante un film ni mucho menos redondo pero sí que consigue destacar entre la masa de thrillers clónicos. Todo ello, gracias a una atmósfera fantasmagórica anclada en la cotidianidad del interior del estado de Nueva York y a un diseño de personajes con personalidad propia y resortes psicológicos más que peculiares.
La sensación de que algo terrible puede ocurrir de inmediato recorre todo el relato, con una capacidad de sugestión infinitamente mayor que la de los golpes de efecto continuados.


¿DE QUE VA?
El teniente Cristofuoro (Russell Crowe) es un veterano policía obsesionado con el caso de Eric (Jon Foster), un joven de 18 años que, tras pasar varios años en prisión acusado del crimen de su madre y su padrastro, conoce a Lori (Sophie Traub), una adolescente que se ha escapado de casa y que se siente irremediablemente atraída por él. Convencido de que Eric es un asesino en serie en potencia, que en breve volverá a actuar, el teniente Cristofuoro seguirá los pasos de la pareja. Aunque esto signifique poner su vida y su carrera en peligro...


¿HAY QUE VERLA?
Recomendable para cinéfilos degustadores de rarezas, aquellos que disfrutan con los destellos de gran cine en un conjunto irregular antes que con la medianía absolutamente correcta. Eso sí, los fans de Crowe se pueden sentir estafados, ya que el actor australiano tiene realmente un papel secundario aunque jugosos en un film que otorga el peso protagonista a la pareja de jóvenes.


¿ALGO MÁS?
Como ocurre en parte de la última producción hollywoodiense, se otorga más importancia a lo sensitivo y atmosférico que a la trama en sí, conscientes de que no hay nada nuevo que contar. Ese viaje que aleja a los protagonistas de la civilización y lo racional para desembocar en la unión de amor y muerte nos recuerda a otras historias fatalistas. La secuencia final en la calma terrorífica de un lago a mí me pareció un homenaje inverso a “Amanecer” de Murnau. Seguramente no tendré razón.

No hay comentarios: